| Secciones
| Clasificados
VIERNES 19.07.2024
DÓLAR HOY: $905 | $962
DÓLAR BLUE: $1430 | $1455

La solidaridad como motor de cambio

Los alumnos de 1ero 1era de la Escuela de Educación Secundaria N°9 realizaron una colecta de dinero para la compra de un libro de Ciencias Sociales junto con la profesora de la materia Valeria Schumacher, la directora Silvana Maldonado y la bibliotecaria Carla Iturralde

En una sociedad donde a veces a las personas les cuesta ser un poco solidario, sumándole también que se vive en una época de “crisis” pero motivados por el deseo de promover la solidaridad y garantizar el acceso equitativo a los recursos educativos, los alumnos de 1ero 1era de la Escuela de Educación Secundaria 9 se unieron junto con la profesora de Ciencias Sociales Valeria Schumacher, la directora de la institución Silvana Maldonado y la bibliotecaria del turno mañana Carla Iturralde, para juntar fondos y adquirir un libro vital para el aprendizaje de la materia en el aula.

 

La directora comenzó compartiendo la inspiradora historia recalcando que se sigue respetando lo que es el formato del libro a papel valorándolo como algo que no debería desaparecer en ningún momento y además destacó la actitud solidaria por parte de los chicos: “el libro no es de nadie y es de todos”.

 

Su labor en esta acción fue acompañar la actividad y dar autonomía a los docentes para que puedan generar proyectos de estas características.

 

Carla Iturralde Silvana Maldonado y Valeria Schumacher

 

Origen de la iniciativa

 

Valeria Schumacher, profesora del espacio curricular Ciencias Sociales, comentó que la propuesta surgió de ser solidario con la otra persona para que quede un libro usado pero en muy buen estado de consulta en la biblioteca dado que a la escuela no le llega el dinero necesario para poder comprar los ejemplares que se utilizan.

 

Además explicó cómo se juntó el dinero. “Surgió de hacer en un mes un ahorro de 100 pesos cada alumno y la profesora también. Poníamos 100 pesos por semana y llegamos a comprar lo que salía en el libro que nos vendían los otros chicos, que salía 7000 pesos”.

 

También recalcó que los propios alumnos le comentaron que debido a que con 100 pesos se les dificulta comprar alguna golosina (como caramelos, chupetines, etc.), decidieron invertirlo para un bien común como en este caso la compra del libro que les venía muy bien a ellos.

 

Con respecto a la utilidad que se le dará, que es de uso frecuente para compartir las lecturas, Valeria explicó que “hay siempre un libro que uno puede llevarse a la casa y puede hacer la tarea cuando no tenemos clase”.

 

Compartió además que les generó una emoción muy grande el saber que ya tenían el dinero recaudado y que también los estudiantes estaban muy contentos con el hecho de tenerlo y sin usar de más.

 

 

Rol de la bibliotecaria

 

Carla Ituurralde, bibliotecaria del turno mañana de la escuela, tuvo un rol importante dado que fue la encargada de viralizar el video en el Instagram de la institución dando las gracias a los padres de los alumnos que pudieron colaborar con la colecta.

 

Además destacó el protagonismo que tuvieron los estudiantes. “Ellos realmente se dan cuenta del valor de un libro porque estamos acostumbrados a que sea fotocopiado y en este caso tenemos las imágenes, en donde ellos pueden buscar la información que necesiten”.

 

También remarcó que el grupo de primero tiene la particularidad que es un equipo que se hace querer, que se compromete y al que siempre le indica que “sigan así su trayectoria en la secundaria”.

 

Comentó también que la idea es cuidar los libros desde primero para volver a venderlos en buen estado y también que los padres vean que sus hijos en la escuela se sienten pertenecientes.

 

Finalizó haciendo un llamado a la acción. “Que esto se replique y que sigamos por más. Y que sobre todo, sea un ejemplo. La docencia tiene mucho que ver que uno brinde primero el ejemplo. Y en ese camino vamos”.

 

 

Futuras perspectivas

 

A su turno, Silvana Maldonado, directora de la institución, remarcó que para seguir creciendo se deben generar eventos solidarios. Remarcó así que tienen un evento anual “que es el de abuelitos felices. Los chicos van a trabajar al asilo de ancianos con todas las colectas que se realizan acá”.

 

También el Centro de Estudiantes realiza colectas y actualmente los chicos de 5to año se están gestionando a través de ventas, un viaje a la ciudad de Buenos Aires.

 

Además valoró que no se tiene la necesidad de pedirle permiso a ella para un evento solidario, dado que no está dentro de los requisitos de la Secundaria 9. Remarcó que “todo lo que sea de crecimiento para la escuela es para todos, no es para uno en particular. Esto es en nombre de toda la comunidad. Y por supuesto de ellos, que son los primeros participantes de este evento que se hizo por primera vez en esta escuela”.

 

Para finalizar con su alocución, Silvana mencionó la importancia del surgimiento de la colecta. “Es importante que esto surja a través de una propuesta de los chicos junto con los docentes. El profesor obviamente va a liderar”.

 

La Escuela Secundaria N° 9 es un ejemplo inspirador de cómo la solidaridad puede ser un motor de cambio en la educación y más allá. En un momento donde la colaboración y el apoyo mutuo son más importantes que nunca, esta comunidad educativa nos muestra un camino estimulante para llegar a otros y unirse en la lucha por un futuro más justo y equitativo para todos.

Compañerismo con todas las letras

Los alumnos de 1ero 1era de la Escuela de Educación Secundaria 9 realizaron recientemente una colecta de dinero para la compra de un libro de Ciencias Sociales usado y en muy buen estado, con el aporte de un mínimo de $100 cada uno. Una tarea en equipo que fue impulsada junto a la docente de ese espacio curricular Valeria Schumacher, la directora del establecimiento educativo Silvana Maldonado y la bibliotecaria Carla Iturralde, entre otros.

 

En este sentido, cabe señalar que ayer por la mañana en el Salón de Usos Múltiples (SUM) que posee la institución (Chile 615), los protagonistas de esta linda historia recibieron la visita de La Voz del Pueblo para explicar de qué manera surgió esta iniciativa solidaria que refleja un acto de compañerismo al cien por ciento. Luego de la palabra de las autoridades, un grupo de alumnos de esta división también se animó a dar su testimonio ante los micrófonos de este diario.

 

 

“Feliz por el resultado”

 

En primer lugar, el estudiante Conrado Del Valle destacó que “la verdad es que estoy feliz por el resultado que tuvo esta acción que fue posible gracias al aporte de todos y que surgió por una propuesta de nuestra docente Valeria, cosa que se hizo viral por el video que compartió Carla (bibliotecaria) Con algún que otro vuelto, pudimos aportar para la compra de este libro que ahora ya estamos usando adentro del aula y que es de gran utilidad para las tareas diarias en Ciencias Sociales”.

 

Posteriormente, Lautaro Salazar resaltó que “estas acciones son para destacar, ya que está bueno lo que hicimos porque tenemos compañeros que no pueden acceder a un libro (usado o nuevo) por los altos costos que tienen. Lo vamos a aprovechar al máximo, con la idea a futuro de seguir repitiendo gestiones de este estilo”.

 

Por su parte, Juana Di Stefano mencionó (entre risas) que con algún que otro vuelto de compras o mandados que hizo a sus padres también pudo aportar para la causa. “Simplemente el poner $100 cada uno nos sirvió para comprar un libro usado pero en buen estado, es para que todos lo podamos usar en clase. Lamentablemente algunos compañeros no pueden adquirirlos por el costo que tienen, pero con acciones así pudimos revertir esa situación”.

 

Más tarde, fue Lucía Aizpitarte quien sostuvo el libro entre sus manos y lo mostró ante la alegría de los presentes. Con orgullo, dijo que “esto es producto de un trabajo en equipo que está bueno cuando no se pueden comprar libros nuevos. Ahora se podrá compartir entre todos en el aula este ejemplar para hacer los trabajos grupales o la tarea que disponga la profesora. Es una alegría enorme”.

 

 

 

Objetivo cumplido

 

Ingrid Dolagaray, en tanto, señaló que “es clave que todos por igual tengamos la posibilidad de trabajar en el aula con materiales didácticos y más aún con un libro así. Todos aportamos por un objetivo en común, eso es lo más importante de todo”.

 

Asimismo, Lara Suárez se pronunció al igual que su compañera al hacer referencia a que “hoy más que nunca hay muchos alumnos que no pueden acceder a libros por el costo que representan y por la situación que vive el país. Entonces para recaudar dinero, con $100 cada uno logramos adquirir uno para que todos puedan tener acceso al mismo en la escuela”.

 

Por último, fue el turno de Luciana Metz quien resaltó que “todos pudimos colaborar por una causa en común, eso es lo importante a resaltar acá. El libro va a estar en la biblioteca y a disposición de todos por igual”.

 

La palabra de los alumnos de 1ro 1ra de la Escuela de Educación Secundaria 9 se cerró con un fuerte aplauso de todos los presentes en el Salón de Usos Múltiples que posee la institución. Otra cruzada solidaria que valió la pena ser contada y que tuvo a los jóvenes como principales protagonistas en el ámbito educativo.

 

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR