| Secciones
| Clasificados
JUEVES 13.06.2024
DÓLAR HOY: $884 | $942
DÓLAR BLUE: $1210 | $1240

Los V Vastos: buena música para compartir

La banda. Alan Pla, Jeremías Carrere, Agustín Finocchio, Benjamín Jambruia y Benjamín Figaro

En septiembre del año pasado dio sus primeros pasos, se produjo el punto de partida, de una banda de rock y pop conformada por estudiantes de nivel secundario que lleva por nombre Los V Vastos. Interpretan covers, han realizado ya diversas presentaciones, tuvieron la oportunidad de grabar y también se encuentran en proceso de escribir temas propios.

 

Sus actuales integrantes son Agustín Finocchio, de 15 años (vocalista y guitarra); Benjamín Figaro, de 17 años (guitarra principal y coros); Jeremías Carrere, de 15 años (bajo, armónica); Alan Pla, de 17 años (percusión, batería o cajón peruano/flamenco); y Benjamín Jambruia, de 14 años (teclado, guitarra y coros).

 

Con la excepción de Alan Pla, quien es alumno de la Escuela Técnica, los restantes miembros estudian en el Colegio Nuestra Señora de Luján. Visitaron La Voz del Pueblo junto al profesor Daniel Fichera, quien los acompaña y les da apoyo en esta iniciativa; también destacaron la colaboración que brinda el profesor Hernán Lupardo.

 

 

En La Voz del Pueblo. Daniel Fichera, quien colabora con la banda; Benjamín Jambruia, Alan Pla, Agustín Finocchio, Jeremías Carrere y Benjamín Figaro

La formación se produjo a partir de una convocatoria desde el Colegio Nuestra Señora de Luján. “En septiembre de 2023 se armó la banda original -mencionó Agustín Finocchio-. Después dos de los integrantes se bajaron, llamamos a un nuevo baterista y al actual guitarrista”.

 

Con satisfacción, cuentan que “tocamos el 8 de febrero en Jocker’s, el 1º de marzo en El Fanal hicimos unas canciones en el acto de inicio del ciclo lectivo del Colegio Holandés, en el nivel secundario del Colegio de Hermanas, y en dos ocasiones en Talibanes del Food”. Las últimas semanas han sido muy activas para la banda, que está sumando experiencias.

 

Sobre los motivos del nombre, Agustín señaló que “primero utilizamos el número romano” para indicar el cinco, cantidad de miembros; y “luego es Vastos con ‘v corta’, que significa persona con grandeza. En cambio, con ‘b larga’ es una persona bruta. Hicimos un juego de palabras”. 

 

En la elección de canciones se observa el interés que les genera el rock nacional y también el pop. Compartieron con este diario dos canciones que grabaron: “Seguir viviendo sin tu amor”, de Luis Alberto Spinetta; y “Tan solo”, de Los Piojos.

 

Explicaron que “este año tenemos distintos objetivos que nos llevan a componer. Vamos a participar de los Juegos Bonaerenses en bandas de rock, aparte hay otros concursos a nivel provincial en los que queremos intervenir, siempre te piden temas propios y vamos a aprovechar el estudio municipal en el que ya grabamos un par de canciones”.

 

Detrás de ellos o a la par, tienen el respaldo de quienes los ayudan. “El profesor Hernán Lupardo colaboró mucho todo este tiempo, al igual que Daniel (Fichera), quien siempre nos está dando una mano. Somos un equipo”, subrayaron. En este sentido, agregaron que “Daniel -si bien no forma parte del grupo- toca la guitarra eléctrica y criolla. Hernán como sonidista tiene experiencia, nos asesora con la afinación antes de los shows”.

 

El padre de Alan Pla, Ricardo Pla, también colabora con Los V Vastos. “Tengo un legado musical grande porque mi viejo Ricardo fue bajista original e hizo coros en Metanol. Se llama igual que mi abuelo, que fue cantante, compositor y primera guitarra de la banda Frecuencia Modulada”, expresó Alan.

 

En la entrevista, lucieron remeras de la banda, un aporte del padre de Jeremías Carrere. Son muchos los que están presentes de diversas formas, en esta etapa inicial del grupo.

 

Del mismo modo, Benjamín Figaro indicó que “también tengo músicos en mi familia, soy sobrino de Carlos Russi”.

 

Cada uno de los adolescentes hizo su camino para aprender a tocar uno o más instrumentos o a cantar. Alan Pla comentó que “estudié percusión, tuve muchas clases con Diego González hasta que se enfermó en pandemia. Al tiempo retomé con otro profesor, Tomás Angeloni, quien da clases en el Conservatorio. En este momento no estoy estudiando, pero tengo pensado volver”.

 

 

El 1º de marzo, en El Fanal. Los V Vastos participaron en el inicio del ciclo lectivo del Colegio Holandés

En este marco, reflexionó que “cuando Diego me daba clases a mí, él tenía clases con otros profesores. Uno nunca deja de estudiar y aprender cosas nuevas en la música. Siempre hace falta”.

 

Coincidieron en valorar “la riqueza que tienen los distintos géneros. Algunos que no son tan populares como el jazz. También el reggae, el funky”. El contacto con el amplio mundo de la música fortalece la formación y el crecimiento, más allá de que la orientación de Los V Vastos esté más relacionada al rock y al pop.

 

Ensayan al menos dos veces por semana y en algunas períodos lo hicieron en más ocasiones, en forma previa a una presentación.

 

En los comienzos, los acompañó “el público de todas las bandas que nacen, que está compuesto por familiares, amigos. En Talibanes del Food notamos que se fue ampliando con otra gente. A muchos les sorprende la edad que tenemos, como sonamos y la música que hacemos”.

 

Con alegría, observaron que “gente que nos vio ha destacado lo completa que es la banda. Casi todos tocamos varios instrumentos. Agustín canta, pero también hay un par de integrantes que hacen coros”. En este contexto, se puede apreciar cómo van modificando algunos roles en cada tema, hay una estructura central definida, pero a su vez poseen versatilidad.

 

Daniel Fichera puntualizó que “cuando terminó el show le pregunté al dueño de Los Talibanes del Food qué le había parecido y la respuesta fue que ‘la gente la pasó bien, quiere decir que todo funcionó’. En los últimos temas, que hicieron canciones de Los Redondos, muchos se levantaron de sus lugares, empezaron a bailar y saltar. Es un espaldarazo para ellos, van por buen camino”.

 

Tocaron por primera vez el Día del Maestro. “Me invitaron, a partir de ahí seguimos en contacto y trato de acompañarlos en todo lo que puedo”, afirmó.

 

Al respecto, Agustín Finocchio dijo que “Daniel siempre estuvo predispuesto, cuando fuimos a grabar al estudio también nos bancó, al igual que Hernán (Lupardo) que colabora en forma permanente. No todos estamos arriba del escenario, pero somos un equipo”.

 

El vocalista argumentó que “cada uno necesita de los otros para que la banda funcione, se genere una química y que la música le guste a los demás”.

 

Grabaron, tocaron, “en Joker’s estaba lleno arriba y abajo” y recibieron llamados para otras presentaciones. En poco más de seis meses, han surgido oportunidades que les dan un buen impulso. “Es muy meritorio -sostuvo  Daniel Fichera-. Es un estímulo para ellos mostrarse como banda, seguir componiendo”.

 

Tienen la mirada en común de consolidar esta propuesta y manifestaron que por esta razón “en algunos shows recaudamos un poco de dinero, va todo para la banda. Se reinvierte en lo que hace falta”.

 

Estudio municipal

En el cierre del diálogo con este diario, valoraron la posibilidad de contar con un estudio municipal de grabación en Tres Arroyos.

 

“No en todas las ciudades disponen de un espacio de esas características gratis, con tan buen audio y con una persona encargada de grabar. Hay mucha gente incluso de los distritos vecinos que vienen a grabar ¡qué mejor que tener esa herramienta para poder aprovecharla!”, concluyeron.

 

 

 

 

 

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR