Deportes

Por Luciano Moran

Luciano Nicotra: “Tres Arroyos quedó marcado en mi carrera deportiva”

26|10|20 11:28 hs.

Luciano Nicotra nació en la provincia de Mendoza el 4 de mayo de 1970. Un gran central con una enorme pegada en los tiros libres, de carácter y personalidad destacada siempre dentro del campo de juego. Su gran trayectoria deportiva lo llevó a jugar en clubes tales como Estudiantes de Caseros, Godoy Cruz de Mendoza, Tigre, Deportivo Español, Ferro Carril Oeste, Platense. Jugó 275 partidos y convirtió 14 goles en tres categorías de Argentina (1ra división, 2da y 3ra). 


 Pero claro, aquí en Tres Arroyos es recordado por su gran paso por Huracán, donde jugó entre el año 2001 y 2003 conquistando grandes hitos deportivos y volatilizando un futbol de alto vuelo con enormes equipos que supo integrar. 

 - La ciudad de Tres Arroyos es parte de tu carrera deportiva, ¿en qué lugar de tu vida la ubicas a esa etapa en Huracán donde obtuviste grandes logros?
 - La parte de mi vida en Tres Arroyos está en un lugar muy especial. Tuve una estadía muy buena, muy linda. La gente de la ciudad se portó realmente muy bien conmigo y con mi familia. Hasta incluso ha pasado por mi cabeza vivir ahí. Como me quedaba tiempo para seguir jugando y el destino me llevó para otro lado, no lo he podido lograr. De hecho, tengo muchos amigos ahí en la ciudad. 

 - ¿Cómo llega tu representación para con Esteban Andrada? ¿Estuviste ligado en su etapa anterior en Lanús? 
 - Sí, claro. Yo a Esteban lo conocí en la ciudad de Mendoza. Yo soy mendocino. Un amigo del fútbol me lo recomendó. Era un chico que había fallecido el papá hacía poco tiempo, había dejado de entrenar. Él jugaba en San Martin, el departamento de San Martin está a 60 kilómetros de la ciudad de Mendoza, y estaba cosechando con la mamá. Entonces me puse en campaña, y di con él. Tuve la suerte de encontrarme con un ser humano increíble, una familia muy humilde, muy honesta, y ahí lo llevé en el año 2007 a Lanús. 





 - Andrada es protagonista de una historia de vida dura en su niñez, ¿cuáles son las claves que lo llevaron a triunfar como futbolista profesional manteniendo los pies sobre la tierra? 
 - Yo creo que dos cosas son importantes en él. Por un lado lo deportivo, tiene una genética única. Pocos arqueros en el mundo la tienen. Por otro lado, en lo personal, es una persona extraordinaria. Es un ser humano muy lleno de vida, ayuda a mucha gente, me ha ayudado toda su familia, es una persona que no pareciera que es el arquero de un equipo grande y de la selección. Creo que la humildad que a él lo caracteriza en su carrera, lo hace aún mucho más grande. 

 -El puesto de arquero es de los más difíciles, ¿cómo se explica el gran presente del arquero titular de Boca Juniors e integrante de la selección nacional? 
 - Tiene una vivencia como arquero que es única. Posee una característica que aún lo hace más grande. Es difícil ser arquero. Es un puesto raro. Cometes un error y los diez compañeros se dan vuelta y te miran. Esteban tiene una personalidad dentro del arco que sabe manejar muy bien todo tipo de situaciones. 

 - ¿Cuándo fue su punto más alto en rendimiento para pegar el salto de Lanús a Boca? ¿Cómo fue esa transición? 
- Parto de la base que Esteban fue el arquero de selección Sub-15, Sub-17 y Sub-20. Él con 17 años fue a Toulouse (Francia), siendo segundo arquero de Agustín Marchesín. Después jugó en la selección Sub-20. En el año 2011 lo vino a buscar el Barcelona. Lanús no se lo quiso vender. Él ahí se quedó un poco marginado del club porque había dos arqueros e incluso estaba Marchesín, que es más grande que Esteban, y todavía no había atajado en Lanús. Entonces, la carrera fue rara. Yo creo que el año fuerte de él fue el que Lanús pierde la final de la Copa Libertadores con Gremio de Brasil (2017). - ¿Cómo es la convivencia con el plantel y el DT Miguel Ángel Russo, dentro de lo grande que es el mundo Boca? - Por lo que Esteban me cuenta, Russo es una gran persona, es un tipo muy simple, muy honesto, y tipo de pocas palabras. Muy trabajador. 

 - ¿Cuál es la situación contractual de Esteban Andrada? ¿Tiene ganas de probar suerte en el exterior a futuro? ¿Hay alguna novedad al respecto? 
- Esteban tiene ganas de ir a jugar a Europa. Porque es la ilusión y deseo de casi todos los jugadores. Había muchas posibilidades de salir en éste mercado que pasó, pero con el tema de la pandemia se dificultó toda la situación en el mundo, no solo del fútbol sino también de las situaciones de vida. Creo que eso hizo que muchos equipos sufrieran en cuanto a la economía de las instituciones. No hubo grandes movimientos en éste mercado de pases a raíz de la pandemia. Esperemos que esto termine lo antes posible y de cara al futuro tenga la posibilidad de emigrar a Europa. Hay tres países que estaban interesados en él. Francia, España e Italia. Los equipos que habían demostrado interés por Esteban no pudieron mover sus arqueros. No se pudo tratar de generar una oferta razonable para el club. Ofertas de ocho o nueve millones de dólares hubo, pero es un arquero que tiene un valor muy por encima de eso. En Boca tiene contrato hasta junio de 2023. Todavía le queda un buen tiempo. Él está muy bien, pese a que el fútbol argentino arrancó más tarde que todos. Los jugadores realmente están bien, muestran su total integridad y la verdad es que eso está bueno y es importante.  

- ¿Cómo ves a la actual dirigencia de un club como Boca? ¿Has tenido contacto o relación directa con Riquelme o Ameal? 
- No. No he tenido contacto con ellos. Seguramente a corto plazo, lo tendremos. Hay algunas cosas que exige el jugador que demandan un poco estar con alguna cuestión. Al día de hoy, no tengo relación con la gente nueva que comanda al club. 

 - ¿Cuándo y por qué motivo decidiste dedicarte a la representación de jugadores? Entiendo que hiciste el curso para ser DT… 
- El tema de la representación de jugadores está también un poco relacionado con la gente de Tres Arroyos. Rara vez en mi vida, se me dio de una manera extraña. Yo cuando dejé de jugar al fútbol en el año 2005, comencé a trabajar con quien era mi representante. Dos años más tarde, tuve una discusión con él, y arranqué a trabajar solo. Yo en Godoy Cruz había tenido muy buena relación con Enzo Pérez, y fue uno de los primeros que me inicié a manejar. Tuve una intermediación con Leo Gómez, que es de Tres Arroyos, y se fue a Independiente Rivadavia. En realidad, siempre tuve muy buena relación con la gente en los clubes en donde yo estuve. Fue una situación rara porque en un momento hablo con el presidente de aquel entonces de Huracán de Tres Arroyos y casualmente estábamos en Buenos Aires (yo vivo aquí). Él había venido a hacer un trámite a la capital y estábamos a cinco cuadras de distancia. Nos juntamos a tomar un café y arrancó un poco el impulso mío porque él me ofreció a Agustín Marchesín. Existió la posibilidad de que lo querían los equipos grandes. Yo al tener muy buena relación con la gente de Lanús se me dio de ofrecerlo ahí. Lanús lo quiso enseguida. Fue uno de los primeros negocios que hice. A Marchesín, de Huracán a Lanús, lo llevé yo. Ese fue el impulso en la carrera mía y ahí tomé la decisión de seguir con esto. Por suerte salió todo bien. Eso me dio la posibilidad de seguir trabajando. Tanto Esteban como Agustín, son dos arqueros que no tienen techo. También soy director técnico recibido. Hice el curso con Diego Cocca, el Cholo Simeone, entre otros. Lo hice acá en Buenos Aires. No ejercí nunca como técnico. Siempre es bueno y positivo sumar cosas. 

 - ¿En qué etapa ves a la actual selección nacional y qué lugar ocupa allí Andrada? 
 - Esteban está muy contento. Es una persona muy reconocida en el proceso de selección. Está feliz con la gente que hoy está a cargo del seleccionado argentino. Hay una lucha internamente entre cuatro o cinco arqueros que hoy tienen un muy buen presente para ver quién puede ser el arquero de cara al futuro. Se acopló rápido al sistema y al trabajo en grupo. Esteban viene con proceso de selección, o sea que es algo que ya conoce. 

 - ¿Algún mensaje que quieras dejarle a la gente de Tres Arroyos y en especial a la de Huracán? 
 - La verdad es que tuve muy pocas veces gente tan confortable como la de Tres Arroyos. Dirigentes muy buenas personas como Roberto Bottino, “Cacho” Parodi, “Coco” Luque, entre otros. Buenos procesos dirigenciales. Lo cierto es que es una ciudad que quedó bastante marcada en mi carrera y en mi familia. Tengo amigos y hablo constantemente, Leo Gómez, por ejemplo. Trato de hacer cosas que sirvan para los chicos de inferiores. Es algo que quedó muy identificado en mí. Siempre recuerdo un gran triunfo que obtuvimos en cancha de Quilmes de Buenos Aires. Primer partido televisado a nivel nacional para Huracán. En ese partido pude marcar un gran gol de tiro libre, aunque erré un penal (risas). Qué partido jugamos ese día. Nosotros el primer año teníamos un equipo que jugaba muy buen fútbol. Fabián Sánchez, Izquierdo, Abad, García y varios más. Un equipo muy equilibrado. Podríamos haber ascendido ese año. Nos sacaron de Tres Arroyos a jugar la promoción a Buenos Aires y fue difícil. Más allá de eso, fue una experiencia importantísima para la institución y la ciudad. Ese primer año de Nacional B, donde era el último año de varios descensos, realmente hicimos una campaña tremenda. Un grupo humano dentro del club muy bueno, donde acompañaban dirigentes de la mejor manera. Uno tiene los mejores recuerdos.