Marisa Mendiberri y Rubén Prado, en La Voz del Pueblo

La Ciudad

El horno crematorio, el siguiente paso

Un año para recordar en la CELTA

22|11|20 08:57 hs.

El pasado 8 de noviembre, el Consejo de Administración de la CELTA que encabeza Marisa Mendiberri cumplió su primer año de gestión, un período marcado, indudablemente, por todos los vaivenes e incertidumbre que provocó la llegada de la inesperada pandemia. 


De todos modos, en medio de la compleja coyuntura mencionada, desde la cooperativa se pudo avanzar en proyectos previstos para este 2020, como, por ejemplo, la provisión de internet a San Mayol y la puesta en marcha de la troncal de fibra óptica en Claromecó, por citar dos de las obras más relevantes que la entidad logró ejecutar en esta gestión. 

Pero, antes que finalice el corriente año, se cumplirá un viejo anhelo que hay en el universo de la CELTA: el crematorio, cuyo horno será instalado en el corto plazo y comenzará a funcionar a finales de 2020. 

Así se lo confirmó a este diario Marisa Mendiberri, presidenta del Consejo de Administración de la cooperativa, quien junto al vicepresidente Rubén Prado hizo una positiva evaluación con respecto al primer año de gestión del actual cuerpo de consejeros. "El 8 de noviembre cumplimos un año de gestión. Ni bien asumimos, teníamos muchos proyectos pensados pero producto de la pandemia tuvimos que tratar de ir llevando las riendas de la cooperativa lo mejor posible", dijo.

La dirigente, a pesar de las complicaciones que generó la pandemia, valoró de especial manera las obras que se pudieron concretar en estos tiempos. "Se pudo finalizar con el tendido de la red de fibra óptica hacia Claromecó, un paso no menor. Fue gracias a un préstamo que obtuvimos del INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social). Eso nos permitió dar internet por fibra óptica a San Francisco de Bellocq, Lin Calel y a San Mayol, estas últimas dos poblaciones con muy pocos habitantes", señaló. 

"Nuestra premisa es avanzar paso a paso y yendo sobre lo seguro. No queremos comprometernos si no podemos cumplir. Esa es la imagen que hemos dado”, dijo Marisa Mendiberri


En ese sentido, Mendiberri se detuvo especialmente en destacar la llegada de dicho servicio a las mencionadas comunidades rurales. "Habíamos tenido muchos pedidos para que esos dos pueblos puedan contar con internet. Finalmente, lo pudimos concretar. Eso significó un cambio fundamental para esa gente, ya que posibilitó que estén comunicados y conectados con el mundo", sostuvo. 

Y como ejemplo de lo que significó el servicio de internet para ambos pueblos, la dirigente expresó: "Hubo docentes que tuvieron que venir a la ciudad cabecera a dar clases por Zoom porque en sus pueblos no tenían internet".

Crematorio, a fin de año 
Entre sus apreciaciones, la presidenta del Consejo de Administración de la CELTA manifestó que ya hay fecha para la instalación del crematorio, un proyecto de vieja data que, si todo transcurre dentro lo esperado, se materializará en el corto plazo. "Se está avanzando a pasos agigantados. En el transcurso de esta semana llegará el horno. Vendrán seis técnicos para instalarlo y ponerlo en funcionamiento. Ya tenemos el gas, el agua y energía eléctrica instalados", remarcó. 

Una vez colocado el horno crematorio, desde la CELTA está previsto efectuar el estudio de impacto ambiental para luego comenzar a ofrecer el servicio, el cual será optativo para los usuarios y con una accesible tarifa. "En esta época de pandemia hemos apelado a toda la ingeniosidad posible para salir adelante de la mejor forma posible. Cuando uno tiene problemas, se vuelve ingenioso. Fuimos muchas cabezas pensando en este tiempo. Y al crematorio, si Dios quiere, lo vamos a tener en funcionamiento para fin de año, algo que no es poca cosa por la complejidad de este 2020", subrayó. 

Mejora financiera 
Mendiberri, en tanto, se refirió a la situación financiera de la CELTA. "Se han regularizado deudas con el personal, sobre lo cual había mucho por mejorar. Para nosotros, el personal es fundamental. Y si trabaja, lógicamente, tiene que cobrar su salario en tiempo y forma, como corresponde", señaló. 

"Nuestra premisa es avanzar paso a paso y yendo sobre lo seguro. No queremos comprometernos si no podemos cumplir. Esa es la imagen que hemos dado; y por tal motivo, los bancos nos respetan y nos ofrecen facilidades. Nunca vamos asumir un compromiso si vemos que no lo podemos cumplir", remarcó. 


 179 
 Es la cantidad de empleados que en la actualidad tiene la CELTA en todas sus áreas  


Por su parte, Rubén Prado, vicepresidente de la CELTA y contador público, sostuvo: "Cuando asumimos, la cooperativa estaba muy complicada financiera y económicamente. Eso dio origen a muchos replanteos para encarar nuestra gestión y salir de una situación complicada, de la cual todavía no hemos salido. En la medida de lo posible, estamos disminuyendo los pasivos y refinanciando deudas muy importantes que había a corto plazo. Eso nos está dando la posibilidad de tomar un poco de aire". 

27.000 
 Es la cantidad de usuarios que la cooperativa tiene en Tres Arroyos 27.000 Es la cantidad de usuarios que la cooperativa tiene en Tres Arroyos


"Lograr el equilibrio financiero en la cooperativa, con una tarifa totalmente pisada, es imposible. Estamos haciendo malabares para cumplir con los compromisos asumidos. Recibimos una herencia pesadísima y, a cuatro meses de haber comenzado la gestión, llegó la pandemia. La transitamos lo mejor que se pudo, haciendo mucha arquitectura", sostuvo. 

Y agregó: "En este contexto, desde la cooperativa no hemos realizado cortes violentos del servicio de energía eléctrica. Hoy en día, para no llegar al corte, pensamos en una gran moratoria que le vamos a ofrecer a los usuarios que necesiten recomponer su situación. Sería un plan de acuerdo al tipo de deuda y al asociado". 

Con respecto al índice de cobrabilidad durante este año, Mendiberri dijo que ronda entre el 60 y 65 por ciento. "La gente que tenía cerrados sus negocios y que pudo abrir en forma reciente, tiene débil su economía y comprendemos el momento que se vive. Esto va a tener solución pero a largo plazo. No será de un día para el otro", expresó. 

Perspectivas y proyectos 
Sobre el cierre, la presidenta del Consejo de Administración de la CELTA puso de relieve todo su optimismo de cara a 2021, año para el cual ya se planificaron diversos proyectos. "Tengo fe y creo que todo va a mejorar. Anhelo que nos llegue la vacuna, lo cual será la única forma de ponerle un broche de cierre a esta pandemia que, como a todo el mundo, nos tomó desprevenidos", indicó. 


En el marco del centenario de Claromecó, la CELTA inauguró su troncal de fibra óptica en la localidad balnearia


Con una evidente confianza, la dirigente cooperativista mencionó: “El primer paso va a ser la vacuna. Fui trabajadora de salud durante 32 años y, desde mi humilde lugar, digo que la gente tiene que convencerse de que se la tiene que dar. Un gobernante no va a comprar semejante cantidad de vacunas para matar a una población. Si la compra, es porque están dadas las condiciones que garantizan que la vacuna no es nociva. Como lo hicimos con la de la gripe, ahora hay que hacer lo mismo con la del Covid". 

Tras haber expuesto su optimismo, Mendiberri centró sus consideraciones en los proyectos a ejecutar en 2021. "Estamos mejorando la línea que va a Cascallares. Además, pensamos también en expandir el servicio del cable a aquellos lugares a los que todavía no hemos llegado. Hay barrios, como el Canadiense, el ATEPAM, el Fonavi y el Solidaridad a los que todavía no hemos llegado a cubrir. Sin embargo, la idea es, de a poco, llegar a esos sectores de la ciudad", manifestó.