Miembros del club, acompañados por representantes de otras instituciones hermanas, descubrieron una

La Ciudad

En la plaza San Martín

La placa y un árbol muy especial por los 80 años de Rotary Tres Arroyos

01|12|20 09:44 hs.

Rotary Club Tres Arroyos cumplió el domingo 29 de noviembre, 80 años de servicio. Por este motivo, ayer por la mañana tuvo lugar el descubrimiento de una placa en la Plaza San Martín, junto a un árbol muy especial plantado en forma reciente: un ginkgo biloba como símbolo de vida y longevidad. 


Pronunciaron unas palabras Eugenia Muller, la presidenta de la entidad; y luego Bernabé Vicario, quien es socio desde hace poco menos de 50 años. 

Participaron en el encuentro representantes de otras entidades de servicio. En este sentido, cabe recordar que en Tres Arroyos hay otras tres instituciones hermanas: Rotary Club Tres Arroyos Libertad, el Club 24 de Abril y el CAS Fortín Machado. 

Eugenia Muller expresó su agradecimiento “a los otros clubes por acompañarnos en esta celebración” y a los medios de comunicación.

Subrayó que “es realmente importante que una entidad de servicio permanezca vigente, activa, durante 80 años. Agradecemos mucho a la comunidad que colabora y responde a nuestros pedidos”. 

La presidenta comentó que en pocos meses “nuestro socio Pocho Vicario va a cumplir 50 años en Rotary”. 

Al tomar intervención, Vicario puso de manifiesto que “simplemente lo que queremos es recordar no solamente a los pioneros que allá por 1940 iniciaron la tarea del servicio para ayudar a las comunidades, sino destacar el compromiso que nos queda a nosotros”. 

Dijo que está previsto en Rotary Internacional para 2025 “tener un programa de ayuda humanitaria para mejorar la calidad de vida de todas nuestras comunidades”.

Al respecto, indicó que “salud, nutrición y desarrollo humano es lo más importante. Rotary llega a distintas regiones proveyendo mejoras en el medio ambiente y calidad de agua. También es fundamental trabajar por la paz, la libertad”. 

Finalmente, Vicario hizo referencia, con la mirada en el centenario, a “encontrarnos cuando cumplamos cien años, que apenas son 20 que nos faltan. Vernos en el trabajo fecundo que vienen realizando todos los clubes de servicio, porque como dice el tango 20 años no es nada. Y continuaremos nosotros dando de sí más que pensar en sí”. 


Generaciones 
Son muchos los vecinos y las familias vinculados a la historia de Rotary Club Tres Arroyos, así como al presente del primer club de servicio que tuvo Tres Arroyos. 

Llevó adelante obras de magnitud y a la par, tareas quizás de una dimensión en principio más pequeña, pero que resultan imprescindibles para ayudar a un miembro o sector de la comunidad.

Una labor que tiene múltiples expresiones a través del tiempo y que para quienes la han desarrollado, implica la gratificación que provoca modificar una realidad, mejorar la situación de una persona, familia o institución. Nada menos.