Municipalidad de Tres Arroyos

La Ciudad

Presupuesto 2021

Se acortó la brecha entre el oficialismo y la oposición pero aún no hay acuerdo

19|12|20 09:25 hs.

Tal como estaba previsto, ayer por la mañana se llevó a cabo una nueva reunión de la Comisión de Hacienda para abordar el proyecto del presupuesto. En la previa, las diferencias de criterios entre los bloques era importante pero las distancias se achicaron tras el encuentro. "Los distintos espacios hemos sincerado un poco más las propuestas de cada uno. Seguimos teniendo diferencias. Seguramente, la sesión del 21 será pospuesta para el martes 22", indicó el concejal vecinalista Luis Zorrilla, al finalizar la reunión. Además, con cierto optimismo, el edil y presidente de la comisión de Hacienda dijo: "En la charla hubo bastantes discusiones, las cuales nos ponen de cara a encontrar acuerdos". 


Las conversaciones en base al proyecto del oficialismo, sumado a las alternativas de modificaciones presentadas en su momento por los bloques de Juntos por el Cambio y del Frente de Todos, seguirán durante el fin de semana. Todo indica que el proyecto de cálculo de recursos y gastos municipales no se tratará en la sesión del lunes (se abordarán, no obstante, otros expedientes despachados). 

Tras la reunión de ayer, Zorrilla manifestó: "Los distintos espacios hemos sincerado las propuestas de cada uno. Obviamente seguimos teniendo diferencias. Creo que el tratamiento en la sesión del 21 será pospuesto para, seguramente, el martes 22". 

En ese sentido, el concejal vecinalista expresó que "tenemos el tema de los mayores contribuyentes. Eso hace que las fechas para la sesión del presupuesto no se puedan dilatar mucho más". 

Y agregó: "En las charlas de hoy -por ayer- se dieron bastantes discusiones. Nosotros hemos planteado algunas cuestiones que nos pone de cara a empezar a encontrar acuerdos. Ojalá que así sea, que podamos acercar las diferencias y llegar a aprobar un presupuesto en consenso con los tres bloques". 

Negociaciones 
En sus consideraciones, Zorrilla indicó que en toda negociación para llegar a un objetivo común hay que ceder y acceder. "La discusión está centrada en miradas políticas, desde dónde se recorta o no se recorta el gasto. Entonces, nosotros mantenemos nuestra postura de que vamos a tener un año incierto, con muchas necesidades en el Centro Municipal de Salud por la pandemia.

“En la oposición hay distintas miradas. Ninguno de los dos bloques dice que con el achique de las tasas se va a ajustar el presupuesto de gastos, y nosotros decimos que es imposible que no impacte en la economía municipal y va a ser necesario ajustar el gasto”, sostuvo.

Y agregó: “Cada punto que se baja de la tasa hay que buscarlo como reducción en el gasto. Por ejemplo, si no se aprueba el incremento de la tasa de Salud, el Hospital va a tener 40 millones de pesos menos". 

"Cada espacio ha dado sus alternativas. Nosotros las analizaremos en el bloque y con el Departamento Ejecutivo y veremos si podemos encontrar algún acuerdo para definir entre lunes y martes el presupuesto de 2021", remarcó.

En tanto, mencionó que una eventual disminución en el incremento del 46 por ciento previsto por el oficialismo "dependerá a cómo se ajuste el gasto. Nosotros podemos reducir la tasa pero tenemos que hacer el análisis para ver dónde hacemos el ajuste del gasto. El municipio está dispuesto a bajar el 46 por ciento inicial pero se van a resignar servicios". 

Números generales 
Cabe recordar que el Departamento Ejecutivo elevó el proyecto que implica 3018 millones de pesos para todas las áreas de la comuna. Además, propuso una suba de tasas del 46 por ciento a partir de enero y un aumento del 29 por ciento en la masa salarial a pagar en tres tramos (marzo, julio y septiembre). 

Ante eso, desde la oposición surgieron las contrapropuestas. El bloque de Juntos por el Cambio se planteó un recorte de sueldos políticos del Ejecutivo y el legislativo del 20 por ciento, un 32 por ciento de aumento de tasas (en tres tramos) y se mostraron opuestos a una eventual moratoria. 

El Frente de Todos, en tanto, presentó un proyecto que implica una rebaja de 26 puntos en el aumento de tasas y un recorte de sueldos que sólo afectaría al Ejecutivo y cuyo monto rondaría en los 15 millones de pesos.