Martín Garate, presidente del bloque del Frente de Todos

La Ciudad

Especial de Fin de Año

Garate: “Nuestro bloque estuvo a la altura de las especiales circunstancias”

31|12|20 12:36 hs.

El presidente del Concejo Deliberante, Werner Nickel, y los presidentes de los tres bloques del Concejo Deliberante efectuaron un análisis con respecto a lo que dejó el 2020 en materia legislativa. 


Si bien cada uno expuso su punto de vista, con las diferencias esperadas en torno a sus miradas, los consultados coincidieron en marcar que todo el contexto que impuso la pandemia repercutió en la actividad tradicional del Concejo.

En esta ocasión, y en contacto con este diario, tanto Werner Nickel, presidente del cuerpo deliberativo, como Claudia Cittadino (Movimiento Vecinal), Martín Garate (Frente de Todos) y Enrique Groenenberg (Juntos por el Cambio), respondieron a cuatro preguntas formuladas por La Voz del Pueblo. 
---------------------------------------------------------------------------

El presidente del bloque del Frente de Todos destacó la labor legislativa que este año hizo la bancada que integra.

-¿Quedó conforme con el trabajo legislativo que se hizo este año? ¿Por qué? 
-Como presidente estoy orgulloso del trabajo realizado por el bloque del Frente de Todos. Fue un año intenso por la necesidad de adecuar normativas, proponer ideas y dar respuesta a las necesidades de la comunidad en relación al problema epidemiológico. Y en ese sentido el bloque estuvo a la altura de las especiales circunstancias que debimos y debemos atravesar. 

Ahora si analizamos el trabajo legislativo en conjunto de todo el cuerpo, me parece que uno de los problemas que ocurrió fue la incapacidad del oficialismo para generar acuerdos y consensos en temas fundamentales para la ciudad. Y creo que eso sucede porque al Movimiento Vecinal le cuesta mucho trabajar cuando no tiene mayoría en el Concejo y, claramente, no tiene una voluntad de diálogo, salvo algunas excepciones. 

-A su criterio, ¿qué quedó pendiente en materia de nuevas ordenanzas que permitan una mejor calidad de vida de los tresarroyense? 
-Para nosotros sigue siendo fundamental avanzar en un Plan de Viviendas Municipal, que permita solucionar, con una política de Estado que se mantenga en el tiempo, el déficit habitacional del distrito. Hemos elevado varias propuestas pero hasta ahora no se ha podido avanzar. Y al mismo tiempo nos preocupa que el Departamento Ejecutivo carezca de una política municipal en dicha área. Todo queda librado al aporte provincial o nacional. Y como ejemplo alcanza con ver que en el presupuesto para el 2021 el Departamento Ejecutivo destina cero peso en el Plan de Viviendas Municipal. 

Además quedan muchos temas para resolver, como el control de los servicios públicos (especialmente el servicio sanitario que está totalmente en emergencia y el control de calidad del agua, que constituye una cuestión central para la salud pública de los vecinos); la seguridad y los controles (es un disparate que el municipio mire para el costado cuando en plena pandemia no sólo hay fiestas y reuniones clandestinas, sino que se autorizan fiestas en clara contraposición con lo dispuesto por la Provincia y poniendo en riesgo la salud de los vecinos); el funcionamiento de las pensiones y geriátricos; la seguridad vial; el avance de los proyectos para pequeñas unidades productivas y los destinados a generar e incentivar el empleo, la regulación del uso de los agrotóxicos, entre otros.

-¿Qué análisis hace del papel que jugó la oposición este año la oposición en el Concejo? 
-No puedo hablar por toda la oposición. En el caso de nuestro bloque creo que fue clara nuestra postura constructiva y de propuesta permanente. Es decir, más allá del rol, que en un sistema democrático debe cumplir la oposición (controlar e investigar), nosotros hemos propuesto permanentemente soluciones e ideas para la construcción de un Tres Arroyos mejor. Un ejemplo de ello fue que por primera vez en muchos años se aprueba una ordenanza impositiva impulsada por la oposición (por nuestro bloque). Igualmente lo que sucedió con la pandemia del Covid-19, lo primero que hicimos fue elevarle 20 propuestas, ideas, al Departamento Ejecutivo (algunas se llevaron a cabo, otras lamentablemente no). A pesar de las diferencias obvias y lógicas que tenemos con los otros bloques, hemos actuado con madurez política, y hemos ocupado el rol de oposición con mucha responsabilidad. No hemos sido una oposición destructiva sino que hemos podido dialogar y alcanzar algunos consensos; y nuestra intención es continuar en esa senda, siendo una oposición constructiva porque entendemos que las ideas positivas deben ser para todos.

-¿Qué errores se cometieron este año como cuerpo legislativo? 
-Yo creo que desde hace bastante tiempo el Concejo Deliberante carece de una conducción que, más allá del partido político al cual pertenezca, represente los valores de un cuerpo que expresa las diferentes voces del distrito. Y que actúe en tal sentido. Por eso se han cometido errores y algunas desprolijidades en la conducción del cuerpo, que se pudieron haber evitado. Lo digo con mucho respeto porque esto viene sucediendo desde hace varios años, y con la honrosa excepción de Luis Aramberri, los otros presidentes se han preocupado más por defender sus intereses partidarios y no el trabajo del Concejo Deliberante. Por otra parte, desde el oficialismo no hay un nexo entre el Departamento Ejecutivo y el Concejo Deliberante, por lo cual les resulta muy difícil generar consenso; y muchas veces, los concejales vecinalistas, en su afán por defender al Ejecutivo, terminan siendo funcionales a una clara intención, de algunos funcionarios, de minimizar o desprestigiar el trabajo del Concejo Deliberante, lo cual, en definitiva, no es más que desconocer la voluntad democrática de la gente.