S.Mayol y Bellocq

Especial de Fin de Año

“San Mayol es mi lugar en el mundo”

31|12|20 20:36 hs.

San Mayol tiene características particulares, construcciones que lo distinguen y le dan un perfil especial. Con calles de tierras, grandes árboles y mucho espacio verde que se alinea con los grandes campos que habitan la zona, forma un horizonte más rural que urbano, el cual impacta por su tranquilidad y hace que se sincronice la paz absoluta para quien desee buscar un lugar propio para el descanso. 


La historia de una habitante fiel de San Mayol se refleja en la vida de Ana Carolina Goicoechea, quien además integra varias comisiones en pos de un continuo trabajo por y para el pueblo rural. Donde siempre se piensa en qué más se puede hacer, para seguir creciendo y optimizando recursos con la finalidad de seguir camino hacia adelante. 

Goicoechea pertenece a la Iglesia. Es colaboradora externa de la comisión, la cual se maneja con el padre Roberto, con la familia Mayol y con integrantes del pueblo. Ellos mismos están para la organización de los eventos. No así para los temas eclesiásticos, pero sí colaborando con la comisión para todo lo que tiene que ver con mantenimiento de edificio, recaudación de fondos y demás tareas solidarias. 

En este sentido, Ana Carolina Goicoechea resaltó que “el domingo 20 tuvimos lo que fue nuestra segunda misa del año, oportunidad en la cual asistieron 20 personas. Fue la última porque nosotros tenemos misa una vez al mes. Se hizo con el mismo protocolo que se da para todas las Iglesias con la asistencia de la gente con el uso de barbijo, el distanciamiento social entre personas que no comparten el grupo familiar. En general en San Mayol la asistencia no es tan masiva, aunque sí para este tipo de misas que son las misas navideñas y de fin de año. Con todos los protocolos y cuidados que ya estamos acostumbrados, pudimos llevarla a cabo”. 



Destino turístico 
Lo que primero están retomando es la actividad turística, a pesar de que no parezca y que les cueste todavía en algunas instancias que los asuman desde el Estado como un destino a visitar. Cuando uno piensa en destino turístico piensa en Claromecó, Reta u Orense, indefectiblemente. En relación a este aspecto, Goicoechea dijo que “por ahí cuesta pensar a un pueblo rural como destino turístico. Lo cierto es que, desde antes que se abriera la temporada de verano el 1º de diciembre, consultas tuvimos muchas. Visitas un montón, pero no las hemos guiado. Desde la apertura de la temporada estival, San Mayol inauguró un protocolo propio para recibir visitas, también con el uso de barbijos, máscaras, desinfectando y demás”. 

La infraestructura es reducida en cuanto al protocolo. Pero por ejemplo en el museo, que es un espacio reducido, el ingreso es posible de a dos personas y con el guía porque más no entran, en cambio la Iglesia cuenta con un espacio más amplio. Han recibido consultas y no solamente de personas del partido de Tres Arroyos, sino que han preguntado para programar visitas desde Tandil y otros puntos de la provincia. 

En este sentido, Goicoechea hizo hincapié en que “la actividad turística evidentemente es algo que está, si bien no masivo como en las playas, pero está vigente. Un visitante que quiere ir a la misa es un excursionista. Es alguien que va en calidad de turismo, aunque no es técnicamente un turista. Si es una persona que va motivada para visitar el pueblo a raíz de un evento religioso. Todo los vemos bajo el cristal de la actividad turística y por supuesto que estamos muy contentos de poder volver a recibir a la gente con todos los cuidados. Somos precavidos al mismo tiempo”.

El club 
Otra de las instituciones importantes en San Mayol es el Club 1º de Octubre. Expresó que “el club es una de las instituciones de la cual soy secretaria, una de los organismos más fuertes en el pueblo que abarca más temas, que funciona como una sociedad de fomento. Desde el Club siempre hacemos muchas actividades. De hecho cuenta en principio con asistencias técnicas, folclore y taekwondo. Nada de eso tuvimos este año por la pandemia”. 

Otro hecho histórico y que brindó un salto de calidad es la llegada a San Mayol de Internet. Cambió la vida de un momento a otro para los habitantes del pueblo. Mucho tiene que ver el club con eso. Si bien todo el pueblo lo reclamaba, los reclamos se canalizaron a través de una institución como el club y a partir de ahí fue que pudieron empezar a estar más y mejor comunicados. Fue un antes y un después literalmente. 

Goicoechea explicó que “eso influye en lo que es seguridad y en lo que es salud”. Sobre estas áreas, observó: “Nosotros seguimos con las mismas problemáticas de antaño como salud y seguridad. No tenemos nada para objetar acerca de la enfermera que va en este momento al pueblo. Lo que tenemos para objetar es que como pueblo no podemos estar dependiendo de dos horas a la semana de atención”. 

Una elección 
Trabaja para San Mayol porque, según ella, “es mi lugar en el mundo”. Actualmente se desempeña en el Museo Mulazzi. Ahí si aplica todo lo que le apasiona desde su formación. Allí, Goicoechea rescató que “hay mucho por hacer. Se puede trascender mucho más siendo creativo y estando en un lugar así como Tres Arroyos que es una ciudad pero no deja de ser un pueblo”. 

Finamente, sostuvo que “todo tiene que ver con los gustos personales de cada uno. Mucha gente me decía te tenés que volver a vivir a Mayol como si fuera el castigo de mi vida, sin entender que yo estaba haciendo todo lo posible por comprarme una casa y poder irme a vivir a San Mayol”.


Add space 300x250x2