Interés General

.

Tras la defensa de Fernández, la Justicia imputó a Victoria Donda

06|01|21 21:36 hs.

Mientras que el presidente Alberto Fernández negó que vaya a pedirle la renuncia y dijo que confía en su accionar, la Justicia Federal imputó a la titular del Inadi, María Victoria Donda, por ofrecer un puesto de trabajo en el organismo a Arminda Banda Oxa, su empleada doméstica, quien denunció ser víctima de una serie de violaciones a sus derechos laborales.


 “En el caso de Victoria, no tengo dudas de que fue de alguien de que quiso hacerle daño. Quien conoce a Victoria sabe que no está en su naturaleza sacarle ventaja a los puestos del Estado”, dijo Fernández durante respecto de la denuncia contra Donda, apuntada por incumplir los pagos previsionales a Banda Oxa, no sostener su sueldo durante la pandemia e intentar compensarla con un cargo en el Inadi. 

 “En este caso es una señora que trabajó y cuidó a su mamá de crianza hasta la muerte… Ella le propuso trabajar con ella y en un momento la señora le dice que no puede trabajar más porque tiene una hermana enferma, vive lejos, pero necesita el dinero”, explicó el Presidente. Y continuó: “Entonces ella (por Donda) le dice que si no puede seguir trabajando, podía conseguirle un plan social o darle un contrato, que en el Inadi es algo muy parecido a un plan social, como personal de maestranza, o darle un puesto en el Inadi similar a lo que es una asistente social, que trabajan en barrios y podría asignarla más cerca de su hermana”. 

 Pero la justicia desconfía de esa versión, al punto que imputó a Donda po por el delito de malversación de caudales públicos y administración fraudulenta. El juez encargado fue Sebastián Casanello, quien hizo lugar a la denuncia original, presidenta por Fernando Zarabozo, el abogado de Banda Oxa. El juez juez le delegó la causa a la fiscalía que está a cargo de Guillermo Marijuán, quien se encuentra de licencia por haberse contagiado covid-19, por lo que en su reemplazo –hasta que termine su aislamiento– actúa Eduardo Taiano. 

 Taiano impulsó el caso, por lo que Donda quedó imputada. Al mismo tiempo, pidió las primeras medidas de prueba para avanzar con la investigación. 

 Cuando se conoció la denuncia Donda, a través de su cuenta oficial de Twitter, hizo un descargo en el que aseguró que los aportes laborales y los pagos salariales de la empleada fueron hechos “en tiempo y forma”. También admitió el ofrecimiento que le hizo a Arminda, de 63 años, boliviana, pero aseguró que fue ella quien quiso renunciar a su trabajo como empleada doméstica. 

 Donda había dicho: “Hace algunos meses, esa persona me manifestó su interés en renunciar a la relación que manteníamos, por razones personales. Fue ante dicha situación que le recomendé la posibilidad de acceder a alguna prestación social que le permitiera tener un ingreso a la vez que realizara alguna contraprestación en su barrio”. 

 El impulso de la investigación se dio a través de un dictamen donde se explica que la denuncia realizada por Zarabozo señala que “Oxa había sido empleada de la ex Diputada desde el 1° de marzo de 2007, cumpliendo tareas domésticas en el domicilio de aquélla. Que, una vez iniciada la cuarentena dispuesta por el Poder Ejecutivo como consecuencia de la pandemia del Covid-19, Donda pretendió desvincular su relación laboral, intentando que aquella renunciara por su propia voluntad y de manera unilateral, ofreciéndole en dicha oportunidad, en caso de acceder a ello, a la percepción de un subsidio o de un cargo en el INADI, siendo que tales circunstancias la eximirían de pagar la indemnización correspondiente por despido injustificado”. 

En la denuncia se sostiene que Donda registró a la empleada recién en 2014 a pesar de que la relación laboral comenzó en 2007. En la denuncia se transcribieron algunos audios que Donda le envió a Banda Oxa para demostrar el ofrecimiento de un cargo en el INADI o de un plan social: 

 -“Necesito que hablemos a ver si querés que te acompañe para sacar la jubilación. Y qué querés que hagamos con el aporte. Yo obviamente quisiera como te dije continuar la relación laboral. Pero entiendo si no podés y renunciás”. 

 -”Decime qué querés hacer y si te puedo ayudar en algo con lo de tu hermana. También podemos ver un contrato en el INADI (…)”. 

– “Sí, claro, lo que te estoy diciendo que se te puede anotar en un plan o algo podemos ahí anotarte. Necesito que vos me digas eso (…) renunciás porque hay que darte de baja para poder anotarte en un plan y después se puede pagar para que saques la jubilación, pero yo también necesito resolver eso (…) mi novio que entiende (…) y entiendo también que necesitás la plata. Los planes están cobrando más o menos $10.000 y la contraprestación puede ser cerca de tu casa”. 


 La conclusión del denunciante es que “dichos mensajes no hacen más que demostrar que la denunciada utilizaría sus influencias y los recursos públicos que administra en el ejercicio de su función pública para resolver cuestiones particulares de su esfera privada, y así incumplir con sus cargas como empleadora doméstica y minimizar los impactos económicos que le generaría un reclamo laboral de una persona que no fue debidamente registrada”. 

 La fiscalía de Marijuán citó al abogado Zarabozo para que ratifique la denuncia el próximo martes y que lleve toda la documentación que tiene en su poder sobre el caso. Además se le solicitó al área de Asuntos Penales de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) que envíe toda la documentación que posea el organismo sobre Banda Oxa. 

 La investigación comenzó. Será la fiscalía de Marijuán la que determine si la funcionaria pública debe ser indagada por los delitos por los que se la investiga. (DIB)


Add space 300x250x2