Con la cámara, preparado para captar paisajes en Claromecó (Caro Mulder)

Claro, Reta y Orense

Gerardo Luis García

Fotografía de atardeceres

08|01|21 13:08 hs.

Con su andar tranquilo, suele vérselo en los bancos de la costanera, a orillas del arroyo o en algún punto elegido estratégicamente para retratar con su cámara, todos los atardeceres sobre el mar en Claromecó. 


Se llama Gerardo Luis Garcia, tresarroyense, durante toda su vida trabajó en el Banco Nación, y si bien confiesa que siempre hizo fotos en viajes familiares, pero con “camaritas compactas donde no tenía opción de nada”, su primera cámara se la compró cuando cumplió 50 años.

“Arranqué con fotografía cuando cumplí 50, le dije a mi señora: no me compren nada, no me regalen nada, ¡me voy a comprar una cámara de fotos!. Y ahí comencé, hice cursos, talleres, empecé a gatillar. Hasta el día de que hoy, fui cambiando de cámaras, siempre tratando de mejorar”. 


(Caro Mulder)


Se define como fotógrafo aficionado, amante y fiel a la tecnología de cámaras Canon, disfruta de su hobbie. “No es un trabajo, me han ofrecido hacer sociales y nunca lo hice porque no me gusta. Me gusta la naturaleza, en una época arranqué haciendo bodegones en mi casa y no me llamó la atención, hago todo lo que es fotografía en exteriores, de naturaleza”, aclara. 

“Hacer fotos de los atardeceres acá en la playa, donde ves al sol que se pone en el horizonte, es lo más”, afirma y agrega: “Vas a la montaña y el sol se puso detrás de la montaña y no lo viste más, acá lo ves hasta el último instante, en pleno verano”.



Para Gerardo, las mejores tonalidades en la puesta del sol, se dan cuando el sol va llegando a la tierra y no cuando entra en el mar. Así lo relata para La Voz del Pueblo: “si vos observas los mejores atardeceres son cuando el sol va llegando a la tierra, cuando se empieza a poner detrás de los primeros médanos, ahí son los mejores colores. Cuando entra en el mar por lo general el sol es muy amarillo, salvo que tenga alguna nube que refleje los rayos del sol, sino es muy amarillo y a mí no me gusta, tiene que tener alguna nube, que dibuje algo en el cielo, porque incluso cambia el color”.



“La ahogada”
“En la época en que desagotaba la laguna del Segundo Salto y medio sobre la playa, un dia voy a hacer fotos ahí, porque mirando con la espalda hacia el mar, había un paisaje con colas de zorro y el arroyito que se había formado que hacía un dibujo muy lindo. Entonces me inclino para hacer la foto y se me desmorona el borde del arroyo, y fui a parar al agua con cámara y todo. Esa cámara aun la tengo, con lente puesto, no la pude salvar, lo único que pude salvar fue el grip, las dos baterías y la memoria, la foto la alcancé a hacer, pero la cámara no sirvió más, asi que ahora forma parte de mi equipo fotográfico, ‘la ahogada’, que aún la conservo”, finaliza su relato, riéndose al recordar ese momento. 

Por el mundo 
Diariamente, al regresar y descargar sus fotos del día, comparte sus trabajos en su Facebook personal y en varios grupos de fotografía de paisajes, tanto nacionales como internacionales. 


Gerardo Luis Garcia


“Mis fotos de los atardeceres de Claromecó las publico en muchos grupos de fotografía, incluso en grupos internacionales. Esas fotos viajan por todo el mundo, por lo que los comentarios que llegan también son de todas partes del mundo en diferentes idiomas”, concluye.  


Las imágenes tomadas por Gerardo Luis García en Claromecó son compartidas por muchas personas en las redes sociales