El mar está peligroso. Hay que tener mucha precaución

Claro, Reta y Orense

En el Pozo de Alonso y en la zona de Dunamar

Dos personas auxiliadas en el mar debieron ser trasladadas al Hospitalito

18|01|21 23:05 hs.


Dos personas que recibieron ayuda para salir del mar, en un caso por particulares, y en otro por medio de guardavidas, debieron ser trasladadas al Hospitalito, donde se recuperaron y recibieron el alta. Están bien de salud, pero es muy importante tener en cuenta que este lunes, después del fuerte viento del fin de semana, el mar estuvo peligroso y en bajante la mayor parte del día,

Alrededor de las 15, a unos mil metros de la bajada de Dunamar, se dio vuelta una moto de agua y había tres personas que no podían salir; estaban tirando con una soga una banana infable, la soga se habría enroscó en la turbina y "se quedaron sin motor". Cuando se dio vuelta, aparentemente la golpeó la cabeza de una chica; fue auxiliada por guardavidas, se le colocó un cuello ortopédico y un poco de oxígeno porque había tragado agua. Fue trasladada en ambulancia al Hospitalito; Los jóvenes que estaban con ella se encontraban bien.

El segundo incidente que requirió una derivación se produjo en la zona del Pozo de Alonso. Bomberos Voluntarios advirtieron aproximadamente a las 15.30 a guardavidas sobre dos personas en situación de peligro en el mar,. Salieron la camioneta, un cuatriciclo y la moto de agua, para llegar al lugar lo más rápido posible. Cuando arribaron, las mencionadas personas estaban saliendo, con la ayuda de personas conocidas.  Como uno de ellos "tenía saturación muy alta de oxígeno" y pulsaciones elevadas, fue trasladado al Hospitalito, donde se recuperó.

Posteriormente, en la misma zona de Dunamar donde se había dado vuelta una moto, ocurrió un hecho similar con un kayak con tres personas, dos chicas sin chaleco y uno con chaleco. La moto de agua pudo asistir a las dos chicas, que estaban en situación de riesgo, primero, y luego sacaron al varón, que estaban en un canal y no podía hacerlo por sus propios medios. 

Otra situación en la que debieron intervenir guardavidas se produjo cerca de la desembocadura del arroyo en Dunamar. Fueron en carácter preventivo, pero terminaron auxiliando a dos mayores y un menor, no podía salir por la corriente intensa del arroyo.

También hubo rescates en la zona de baño, sin consecuencias en la salud de los veraneantes.

Para tener en cuenta
El mar ayer estuvo peligroso y esta situación se puede reiterar, hubo mucha rompiente, y es fundamental ingresar al mar en lo posible en la zona de baños y de lo contrario, en caso de estar alejados no poner en riesgo la integridad física. En pocos minutos, se puede generar una situación de peligro.

Es fundamental prestar atención a la señalización de la zona de baño, disfrutar del ingreso al mar pero con los cuidados necesarios, para evitar sobresaltos o malas experiencias.






Te interesaría leer