Una de las primeras ediciones, con los grandes ejemplares de corvina negra

Deportes

.

Las 24 Horas de la Corvina Negra, un concurso de pesca lleno de historia

31|01|21 18:40 hs.

“Una jornada de envergadura, cual es el concurso de pesca de la corvina negra que tendrá una duración de 24 horas, pondrá en marcha en la tarde de hoy el Club Cazadores de Tres Arroyos en las playas del balneario Claromecó, precisamente en una época en que tal tipo de ejemplares, la delicia del aficionado, se están haciendo presente en elevado número y gran tamaño”, fue la publicación del sábado 17 de febrero de 1962 de La Voz del Pueblo anunciando el inicio de un concurso pesquero que casi seis décadas después ha tenido un crecimiento impensado para aquellos “locos” impulsores. 



Ever Chachero, el primer ganador de Las 24 Horas de la Corvina Negra


La primera edición de Las 24 Horas de la Corvina Negra se realizó el 17 y 18 de febrero, pero el evento se planificó con anticipación, se pensó y se le dieron las características únicas que hicieron tan especial para el pescador. La idea surgió en una charla entre Emilio García y Ever Chachero mientras pescaban en Dunamar: “Que bueno sería un certamen de largo aliento que probara no sólo la capacidad sino también el temple de los pescadores”… y de ahí en más se le fue dando forma hasta llegar a la increíble dimensión que tiene en la actualidad. 

La particularidad de que sean 24 horas la propuso Angel de la Loza, quien defendió su idea delante de la comisión del Club Cazadores con criterio y una gran visión. Fue por el mes de agosto del año anterior cuando se comenzaron a reunir y se aceptó la propuesta, luego buscaron apoyo, se formó la subcomisión de pesca y la primera sede del concurso se fijó en la avenida Libertad en Tres Arroyos y en el balneario al no tener sede el club se solicitó a los hermanos Di Croce utilizar el Hotel Claromecó en 26 y 7, quienes sin problema cedieron las instalaciones y allí terminó naciendo uno de los eventos más importantes de Tres Arroyos. 



El inicio 
Luego de trabajar para darle forma al concurso, confirmar que duraría 24 horas y destinarlo a la pesca de la corvina negra que por aquellos años era común ver capturas de gran tamaño, la primera edición se puso en marcha a las 18 del sábado 17 de febrero de 1962. 58 pescadores se fueron reuniendo durante la tarde en las instalaciones del Hotel Claromecó, pero las condiciones climáticas hacían dudar de salir en búsqueda de las capturas o no. 

Pasadas las 14 y con el mar revuelto como rechazando a los aficionados llegó al balneario De la Loza, uno de los impulsores, y se le consultó si le parecía correcto realizar el concurso o suspender. La respuesta fue concreta: “Mar como estos he visto muchos y no me asustan”… y así fue que se confirmó la primera edición. 

Pasadas las 18 partieron los 58 valientes a la playa, para pasar 24 horas junto al mar y buscar la corvina ganadora. La mayoría fue logrando sus capturas, mientras que Ever Chachero resignado decidió volver desde el Cuarto Salto a poco de terminar la edición el domingo, cuando acompañado de su señora Ethel Susana, Emilio García y su cuñado Rubén Giacomino decidió hacer un intento en el Pozo de Alonso. Y ahí estaba la corvina ganadora.

Con un nylon 40 arrojó su anzuelo a la canaleta y capturó un ejemplar de 19,300 kilogramos que le sirvió para ser el ganador y también contar con el honor de ser el primer campeón de un certamen lleno de historia. 

Cerca de las 18 del domingo los pescadores y sus acompañantes se fueron acercando a las instalaciones del hotel, donde se realizó la entrega de premios y Chachero recibió una copa y las felicitaciones de todos los anotados. 

 La primera clasificación la completaron: 1) Chachero, 2) Juan Pinzone de Benito Juárez, 3) Omar Lacave, 4) Carlos Gastaldi, 5) Rodolfo García, 6) Angel de la Loza, 7) Juan Dufour, 8) Hugo Stornini de Ochandio, 9) Alfredo Otero de Benito Juárez y 10) Matías Alba. 





Crecimiento continúo 
Con el puntapié dado en 1962, en el 63 se realizó la segunda edición y el número de anotados llegó a 60. Hugo Rasmussen se sumó a Chachero a la lista de ganadores, y la llama de Las 24 ya tendría la fuerza para no volver a apagarse. 

El aumento de inscriptos fue lento pero continuado, solo en la tercera edición tuvo un retroceso siendo el mínimo histórico (56 anotados) y superó los 100 en la quinta edición, en 1966 cuando fueron 116 los pescadores. 

En los 10 primeros años, a Chachero y Rasmussen se sumaron como ganadores Hugo Stornini en 1964, Bernardo Tula de Tres Arroyos en 1965, Otto Stéfano de San Cayetano en 1966, Miguel Martín de Tres Arroyos en 1967, Boneslaw Trybuchowicz en 1968, Elena Stornini de Ochandio en 1970 y Alberto Buono de Tres Arroyos en 1971. A excepción de las ediciones del 64 y 71, los anotados siempre superaron al año anterior, y en todas las ocasiones el ganador capturó una “negra”. 

 Las primeras blancas 
En 1972 Cazadores apostó a premios más importantes, poniendo en juego cuatro carpas. Ese año también se cortó la racha de triunfos con corvinas negras, y entre el sábado 26 y el domingo 27 de febrero ninguno de los 303 participantes pudo capturar ni una grande ni un pichón. Así se dio el primer éxito con una blanca, atípico en ese momento, y fue Pedro Ludueña quien se impuso con el ejemplar de 4,100 kilogramos. 

En la 12ª y 13ª edición los triunfos de Raúl Massigoge y Hugo Jensen respectivamente fueron con negras, mientras que en 1975 en la 14ª José Conti se impuso con una blanca. Y en la 15ª Angel Quintero ganó con una negra y en la 16ª Stella Trueselgaard ganó con una blanca. 





Más de 1000 
Tardó 17 años el Club Cazadores en poder superar los 1000 inscriptos, y fue en la edición de 1978. 1317 pescadores arribaron al balneario para ir en búsqueda de las corvinas negras, y quien ganó fue Norman Dufourq de Orense con un ejemplar de 2,530. 

De ahí en más el evento nunca bajó las cuatro cifras de participantes, manteniendo un éxito constante. 

Entre el 79 y el 88 fueron años de superación permanente para el certamen, con aumento de inscriptos, triunfos en todos los casos con ejemplares de corvina negra y un enriquecimiento constante. En el 79 ganó Miguel Martín hijo siendo el único caso de un padre y un hijo ganadores, repitiéndose el apellido al igual que el de Rasmussen, Stornini y Hartstock –este unos años después-. 


Germán Hartstock, ganador de las ediciones de 1986 y 1991


Luego se anotaron en la historia grande Rubén Curia en el 80, Alberto Galman en el 81, Ruben Pradena en el 82, Abraham Van der Horst con la corvina más grande captura en concurso con un peso de 25,450 kilogramos en el 83, Esteban Mancini en el 84, Germán Hartstock en el 85, Luis Dalera en el 87 siendo la edición récord hasta la actualidad con 6868 anotados y Juan Satini en el 88. 


Histórico. Durante muchos años la largada se realizaba en fila, todos juntos rumbo a la playa a buscar los sectores de pesca




Nivel sostenido 
Desde 1989 y durante toda la década del 90 el nivel de inscriptos fue sostenido, teniendo una baja en la segunda mitad. En lo que respecta a las capturas, fue repartido entre blancas y negras. 

Javier Jaureguibehere se impuso en la 28ª edición de 1989 con una blanca, Mariano Oyamburu en el 90 con una negra, Germán Hartstock logró su bicampeonato en 1991 con una blanca, Carlos Milano ganó en el 92 con una negra, Luis Sanguinetti en el 93 con una blanca, Manuel Escudero en el 94 con una blanca, Juan Zicavo en el 95 con una blanca, Lucas Bianchi en el 96 con una negra, Osvaldo Cuello en el 97 con una negra, Antonio Andrés en el 98 con una negra y Francisco Somoza en el 99 con una negra. 

 Nuevo milenio 
En lo que va del Siglo XXI han sido 21 los ganadores, en su mayoría con corvinas blancas, y con una número parejo de inscriptos, aunque soportando crisis como en la del 2001 que afectó directamente a la edición 2002 donde hubo 1626 anotados siendo la edición con menos inscriptos (para encontrar una inferior hay que ir hasta 1978 cuando se superó por primera vez los 1000). 

También fueron muchas más las veces que se ganó con blanca, cortando así la racha histórica. Solo seis negras ingresaron en la clasificación en los últimas 21 ediciones, la última fue la del salteño Carlos Alzogaray en el 2020 y la anterior era la del tresarroyense Nicolás Besmalinovich en el 2007. 

Los últimos ganadores: 2000, Ireneo Gutiérrez; 2001, Roberto Sánchez; 2002, Julio Núñez; 2003, Pascual Reino; 2004, Sandro Galán; 2005, Juan José Swaels; 2006, José Luis Iriarte; 2007, Nicolás Besmalinovich; 2008, Carlos Becker; 2009, Mario Cirone; 2010, Ceferino Cepeda; 2011, Hernán López; 2012, Luis Rauch; 2013, Federico Espinosa; 2014, Raúl D’Anegelo; 2015, Pablo Pennisi; 2016, Cristian Aramendi; 2017, Lautaro Goyak; 2018, Roque Ramos; 2019, Matías Filas; 2020, Carlos Alzogaray . 




Unica cancelación 
El 2021 quedará como uno de los años más tristes de Las 24 Horas de la Corvina Negra, ya que aunque superó mares embravecidos, tragedias, fraudes y demás acontecimientos deseosos de ser olvidados, nunca se había cancelado una edición desde su comienzo. 

La única vez que sufrió un cambio fue en 1973, cuando un clima desapacible obligó a pasar el certamen del último fin de semana de febrero al primero de marzo. Luego siempre continuó el show, hasta la llegada del coronavirus que por una cuestión obvia y lógica obligó a los directivos del Club Cazadores a cancelar lo que habría sido la edición número 60 de Las 24 Horas de la Corvina Negra. 



              ---------------------------

Algunas anécdotas

Durante los 60 años que tiene de vida el concurso son miles las anécdotas junto al certamen pesquero, aquí un repaso de las más curiosas. 

Unico empate 
Una sola vez en toda la historia se dio un empate en el primer lugar, fue en 1966. Entre los 116 participantes hubo dos concursantes que capturaron una negra de 20 kilogramos, y con las herramientas que disponía el Club Cazadores por esos días no era posible lograr un desempate, ya que se pesaba con un pilón bastante preciso. 

Para poder romper la paridad apareció Abelardo Guido, quien propuso llevar las dos piezas a su panadería sobre avenida 26 donde se utilizó la balanza donde se pesaban las galletas, y ahí resultó ganador Otto Stéfano y segundo Ever Chachero por una mínima diferencia de 50 gramos. 

Apellidos repetidos 
En las 59 ediciones realizadas solo dos participantes lograron repetir el título y otros dos apellidos se repiten. Hugo Rasmussen fue el primero en lograr un doblete, con los títulos de 1963 y 1969, mientras que Germán Harstock igualó su marca tras imponerse en 1986 y 1991. Los otros apellidos que se repiten son Stornini, con los éxitos de Hugo y Elena en 1964 y 1970 respectivamente, y Martín, por el éxito de Miguel y Miguel (h) en 1967 y 1979 respectivamente. 

 Las dos damas 
A lo largo de la historia solo dos mujeres lograron quedar en lo más alto de la clasificación. La primera fue Elena Stornini en 1970, y la segunda Stella Trueselgaard en 1977. 

Todos juntos 
Una tradición que tuvo durante muchos años Las 24 fue la partida en simultáneo desde Claromecó de los pescadores rumbo a los sectores de pesca. A la hora del inicio del certamen todos los involucrados partían a sus lugares elegidos en caravana, otorgando un show único. Esto luego se modificó, y desde ya muchos años los inscriptos aguardan el inicio junto al mar con todo preparado. 

Dos golpes duros 
El Club Cazadores tuvo que soportar dos golpes muy duros a lo larga de su historia, y fueron la muerte de dos concursantes. La primera se registró en 1985 cuando cerca de El Caracolero César Artigas Sobral intentó cruzar la canaleta para tirar desde el banco de arena, pero a mitad de camino se comenzó a hundir. Luchó para llegar a la orilla, no lo logró y fue retirado del agua minutos después, aunque no logró sobrevivir. La siguiente víctima fue Pablo César Ríos en 1999, quien se encontraba en una carpa aguardando el inicio del certamen cuando una feroz tormenta eléctrica acabó con su vida. Apoyado en un parante, una descarga eléctrica le ocasionó un paro cardiorrespiratorio y falleció. Dos pescadores que nunca serán olvidados por los cazadores.