El Campo

#lachacra

La Chacra de Barrow inscribió dos nuevas variedades de trigo candeal

02|02|21 09:11 hs.

Con la inscripción de dos nuevas variedades de trigo candeal, la Chacra Experimental Integrada Barrow ratificó su liderazgo en el mejoramiento del cultivo. Días pasados, las especies Bonaerense MDA INTA Charito y Bonaerense MDA INTA Galpón, fueron presentadas en el Boletín Oficial mediante la Resolución 458/2020 del INASE y estarán a disposición de los productores a partir del mes de mayo.


La Asociación Cooperadora de la Chacra será la encargada de comercializar y distribuir a los productores interesados. “Estas nuevas variedades de trigo candeal, que son las primeras en ser registradas bajo la sigla MDA, son la clara evidencia del trabajo innovador que se realiza en nuestras Chacras Experimentales con el objetivo de acercar alternativas y soluciones a los productores de cada región de la Provincia”, señaló el ministro de Desarrollo Agrario provincial, Javier Rodríguez.

“La creación de estas variedades por parte de la Chacra Experimental Integrada Barrow, perteneciente al MDA y al INTA, viene a responder las demandas de los productores trigueros de la zona, en cuanto a rendimientos, calidad y sanidad”, indicó el ministerio en un comunicado.

“Así se desarrollaron dos trigos de ciclo corto de buena calidad industrial, destinado a la industria fideera, con muy buen perfil sanitario, adaptado a la zona de producción de candeal”, agregó.

Trayectoria
La relación entre el trigo candeal y la Chacra Experimental Integrada Barrow se remonta a la década del 30. La primera variedad fue oficialmente reconocida en 1939 bajo la denominación Candeal La Previsión, dado que en ese entonces el establecimiento pertenecía a la ex compañía de seguros. Ese material tuvo relevancia hasta fines de la década del 50. 

Ya en tiempos más cercanos, fue el ingeniero Carlos Jensen, reconocido con la Espiga de Oro en la última Fiesta Provincial del Trigo, quien trabajó en el mejoramiento del trigo candeal. 

De hecho, el técnico que dejó la actividad en 2015, ostenta una marca que seguramente nadie igualará: durante 36 años fue mejorador responsable de la línea de investigación de trigo candeal, con la colaboración complementaria en algunos aspectos por parte de colegas de INTA Balance y Bordenave. 

En su período a cargo del programa de mejoramiento, el ingeniero inscribió cinco variedades de candeal (el primero en 1987 y el último en 2014). A nivel país fui el único técnico que se dedicó en forma exclusiva al trigo candeal. “Mi sucesora es la ingeniera Adelina Larsen, que se capacitó bajo mi dirección y realizó el Doctorado. Una excelente profesional y sumamente capaz”, le dijo a La Voz del Pueblo el ingeniero antes de recibir la Espiga de Oro. 

Y justamente fue Adelina, quien ya no pertenece a la Chacra, quien tuvo mucha injerencia para lograr la inscripción de las dos nuevas variedades. 


Barrow es referente de trigo candeal en lo que se refiere a mejoramiento y también por contar con el único laboratorio del país para los análisis del cultivo


Características 
La nueva especie Bonaerense MDA INTA Charito proviene de un cruzamiento realizado en el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) en búsqueda de amplia adaptabilidad y tolerancia a estreses bióticos y abióticos. Es producto de una exhaustiva selección posterior en la CEI Barrow, con el objetivo de lograr una variedad que también se ajuste a las condiciones productivas en nuestro país. 

Se trata de un trigo con muy buena calidad industrial, ya que su grano pequeño a mediano, tiene muy buen peso hectolítrico, con un contenido de pigmento amarillo superior al promedio de testigos de similar ciclo vegetativo y, sobre todo, posee buena calidad de proteínas y buena aptitud semolera y fideera. 

Este trigo se caracteriza por un ciclo vegetativo corto, similar a Bonaerense INTA Facón, especie a la cual superó en rendimientos durante los ensayos. 

El Bonaerense MDA INTA Galpón proviene del cruzamiento y proceso de selección realizados en la CEI Barrow, entre Bonaerense INTA Cariló, Buck Esmeralda y la variedad italiana Duilio.

Entre las calidades industriales se destaca por ser un grano mediano a grande, de buen peso hectolítrico, con alto contenido de proteína en grano y contenido de pigmento amarillo superior al promedio de testigos de similar ciclo vegetativo. 

Posee muy buena calidad de proteínas y aptitud semolera y fideera. Su ciclo vegetativo es corto, similar a Buck Platino.

Ambas especies son muy resistentes a la roya y sus rendimientos tienen un potencial promedio de dos años en el sudeste, centro sur y sudoeste bonaerense, con una fecha óptima de siembra que va desde mediados a fines de julio. Aunque las dos semillas han mostrado excelente comportamiento en siembras tardías (agosto). 

“La Chacra es referente en trigo candeal junto al criadero Buck, por su larga trayectoria, pero lo más destacable es que cuenta con el único laboratorio habilitado oficialmente para hacer los análisis de calidad de candeal”, indica el ingeniero Francisco Di Pane, responsable del programa de Mejoramiento Genético de trigo pan en Barrow y quien también formó parte del grupo de trabajo involucrado en las dos nuevas inscripciones.