Modelo: Gretel Skou, de Copetonas (Gentileza Camiloa Fortunato)

Sociales

Primera colección hecha en cuarentena

Las novias de Juliana

13|02|21 23:26 hs.

A un año de haber inaugurado su atelier en Tres Arroyos, la diseñadora de alta costura contó cómo elaboró su primera colección nacida en pleno confinamiento. Además mostró la producción realizada en las playas de Orense con la modelo de alta costura -criada en Copetonas- Gretel Skou


La diseñadora de alta costura Juliana Pacheco realizó una original producción en las bellas playas de Orense para mostrar su primera colección de novias. 

Después de atravesar un duro año producto del confinamiento provocado por la pandemia de Coronavirus, y recién consagrada en el programa “Corte y Confección” de Canal 13, tuvo que detener sus proyectos y agenda. 

Juliana Pacheco tiene -desde hace un año- su atelier en Tres Arroyos sobre calle Lavalle 129 (Marianela Hut)


Igualmente aprovechó el tiempo de cuarentena para crear sus diseños para las novias de los tiempos que corren, y con los que apunta a sorprender en el mercado de la moda que -sin pasarelas- se vive por streaming y en las redes sociales.

En febrero de 2020 y a los pocos días de haber inaugurado su atelier en Lavalle 129, Juliana tuvo que ponerle un freno a los pedidos que comenzaban a llenar su agenda de trabajo para clientes de toda la zona y también de la ciudad de Buenos Aires. Los eventos -que aún siguen sin poder hacerse- eran el gran llamador para que despliegue su creatividad y pudiera trabajar. 

Igualmente aprovechó el tiempo de confinamiento para crear. Fue así como llegó al punto de darle vida a una colección de novias que se ajusta especialmente a los tiempos que vivimos. 

Las novias de Juliana pueden verse en Instagram: julianapachecovestidos (Gentileza Camiloa Fortunato)


“Superávit creativo” 
“Con el atelier en Tres Arroyos estos días se cumple un año y estoy muy feliz presentando mi primera colección a través de las redes sociales”, dijo Juliana quien contó que la actividad no ha vuelto del todo aún. Si bien “se está permitiendo -con protocolos- algunas reuniones, todavía falta”, indicó. 

“El 2020 fue un año para el olvido, muchísimos de los proyectos que tenía en agenda se cayeron, pero aparecieron otros”. Por otro lado resultó un período de tiempo que a la diseñadora la llevó a generar un “superávit creativo” que le permitió presentar sus diseños de novias para 2021. 

Para socializar el producto de su trabajo aprovechó las bondades de las playas de su localidad, Orense. Allí armó una producción que contó con la participación de la modelo de alta costura Gretel Skou, de Copetonas; la diseñadora chavense de calzados, Julieta Erdocia; la fotógrafa de modas Camila Fortunato, de la ciudad de Buenos Aires; y la tresarroyense Julia Cortese quien aportó joyas de su diseño. 

Las novias de hoy 
Mientras no se permiten los desfiles presenciales, Juliana aprovecha su cuenta de Instagram para mostrar sus novias. “Experimenté con tules, con plisado, todo orgánico totalmente hecho por mí. Casi todas las piezas son hechas a mano, y quedó un material hermoso”, expresó Juliana. 

“Ese mar de arena -que es Orense- le dio el marco perfecto y realza todos los diseños”, contó. 

En cuanto a los diseños explicó que “este año de Covid fue para replantarse. La industria de la moda fue muy golpeada, muchos nos replanteamos la situación de lo que estábamos haciendo, para irnos a otro segmento”, dijo. 



La también contadora venía tomando envión tras su paso en el programa de televisión, hecho que le dio una gran visibilidad en el mundo de la moda, y lo aprovechaba “haciendo vestidos a medida, especiales, para eventos, que resultó ser uno de los segmentos más golpeados”. 

Durante el tiempo de pandemia ha considerado hacer un cambio, pero finalmente decidió quedarse en el rubro y sobre todo generando “una propuesta, una alternativa nueva”. 

Para ello preparó diseños de novias “que tuvieran una vuelta de modernidad”. Se inspiró en los tiempos que el mundo transita, y donde “se pudieran presentar novias en pantalón, o tener tres piezas que se puedan combinar”. 



Entonces las ideas comenzaron a surgir y a potenciarse. “De repente tenés un body -sumamente romántico- en tules que es muy nupcial, pero que se puede combinar con un pantalón de lino, y tranquilamente podrías estar súper bien casándote en el jardín de tu casa, en la quinta de tu suegra o en el medio del mar”, explicó Juliana mientras sus ojos comenzaban a brillar y a iluminar sus rostro. 

“Me representan” 
“La pausa de lo comercial también generó ese campo fértil, de hecho yo estaba haciendo vestidos que no iban a poder venderse. No había ningún factor comercial que pudiera limitar la creatividad. Era hacer lo que sentía, y tenía adentro”, explicó. 

Entendió además que el proceso creativo alcanzado superó toda circunstancia generada por el confinamiento. 

Gretel Skou lució los diseños de novias de Juliana en las playas y médanos de Orense y en la desembocadura del arroyo Claromecó (Gentileza Camila Fortunato)


“Independientemente de la cuarentena son vestidos que me representan a mí. Una chaqueta de cuero con una maxi falda en tul -muy romántica- pero que tenga esa contradicción del cuero, un poquito de rock y los pantalones. Siempre se asocia a la novia con vestido largo pero una novia puede ir con una falda midi, un pantalón, y aun así ser muy sofisticado y romántico, creo que se fue logrando”, sostuvo. 

Sobre todo comprendió con su experiencia creativa que pudo “sacarle el provecho a los tiempos nuevos”. Y en esta misma línea indicó que “está bueno dar otra versión de lo que puede ser un casamiento tradicional, creo que también las mujeres lo estamos esperando. No todas las mujeres se sienten representadas por el vestido de novia tradicional”, aseguró.


La pandemia 
La pandemia por Covid le provocó que se le cayeran los trabajos durante 2020. Después de un gran 2019 que le había generado rápidamente un montón de trabajo y de proyectos interesantes de crecimiento profesional con agenda de trabajo llena, estos tuvieron su freno con la aparición del coronavirus. 

El universo de clientes que habían comenzado a sumársele en su agenda, tiene relación con la instalación de su atelier en Tres Arroyos. “Hice foco en nuestra zona, por suerte la gente lo recibió muy bien y comenzaron a venir de Chaves, San Cayetano, Necochea, Tandil, Benito Juárez y también de Tres Arroyos”, dijo la diseñadora que se ilusiona con vestir a artistas como Nicki Nicole, por ejemplo.              


Add space 300x250x2