Policiales

Tenia un bunker cerca del centro

Drogas: Gordillo no declaró y seguirá preso

15|02|21 09:32 hs.

El sujeto detenido el pasado jueves tras dos allanamientos en una despensa y un domicilio de nuestra ciudad acondicionado como bunker para la comercialización de estupefacientes, se negó a declarar en la Fiscalía y continuaba preso en un calabozo de la Estación de Policía acusado de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”. 


El sospechoso, un ex empleado de seguridad en boliches de TresArroyos identificado como Héctor Gordillo, de 48 años, fue arrestado luego de dos procedimientos simultáneos: uno en una despensa donde dos días antes habían sofocado un incendio en un ambiente lindante, y el restante en su casa de la calle Lavalle, entre Dorrego y 25 de Mayo, donde la policía además constató la existencia de ranuras en el marco de la puerta del frente y el garage, conformando una estructura similar a la de un bunker, por donde se cree que se pasaba droga sin tomar contacto con el comprador. 

En el primer objetivo, la policía incautó cuatro teléfonos celulares y 15.000 pesos, mientras que en Lavalle se encontró la mayoría de los elementos incriminatorios: 14 bolsitas con clorhidrato de cocaína, otra bolsa con poco menos de 34 gramos de la misma droga, sustancias de corte y 92.000 pesos. 

En los procedimientos también fueron demoradas dos mujeres que se encontraban con el imputado, quienes luego de analizar su situación, se dispuso que recuperen la libertad. 

Gordillo fue trasladado al día siguiente ante la UFI N°13 para dar cumplimiento a lo establecido por el artículo 308 del Código Penal, oportunidad en la que hizo uso de su derecho a no declarar, antes de ser alojado nuevamente en un calabozo de la seccional tresarroyense, donde continuará alojado.