Claro, Reta y Orense

Balance sobre feriados y temperada

Fin de semana de Carnaval: la mirada de los hoteleros

17|02|21 10:48 hs.

Luego de lo que fue el fin de semana extra largo de carnaval, La Voz del Pueblo dialogó con los responsables en brindar alojamiento en Claromecó en hoteles y posadas a los efectos de que expresen sus conclusiones en cuanto al nivel de ocupación, y de reservas de lo que resta la temporada. 


Jorge Di Plácido del Hotel Aitén Có, se refirió a que fue un fin de semana “complicado”, y que hubo dos factores que influyeron: el clima y el comienzo de clases. “Teníamos reservas y llamaban para darlas de baja, o venían y se iban, el clima afectó mucho, pedían habitaciones por 4 ó 5 días y al segundo día se iban; por suerte las podíamos alquilar, pero fue complicado. El clima es fundamental para Claromecó, es terrible, lo único que tenemos es playa, no tenemos otra cosa y cuando están los días feos se complica, si sale el sol la gente viene”. Asimismo agregó que el comienzo de clases lo perjudicó: “Otro problema es que decían que iban ayudar al turismo y no lo ayudaron y empezaron las clases; las clases las iban a estirar hasta marzo o abril y empiezan en febrero como todos los años, y eso nos perjudica. La gente que tiene chicos y empiezan las clases se van, o no vienen” consideró. 


Jorge Di Plácido, del Hotel Aitén Có (Fotos: Caro Mulder)


Para Alejandro Medel, del Hotel Su Yay, el nivel de ocupación fue muy bueno: “Anduvimos muy bien a pesar del mal tiempo y de la situación que tenemos, fue muy buena la ocupación incluso hasta hoy martes o mañana, la gente acompañó a pesar del clima, tuvimos ocupación plena durante el fin de semana”. 

 A continuación agregó que en rasgos generales la temporada superó las expectativas: “Vinimos con expectativas muy bajas, no sabíamos si íbamos a trabajar, pudimos abrir las puertas el primero de diciembre pero bien, la gente acompañó, hubo renovación… tradicionalmente trabajábamos con gente mayor, de más de 50/60 años y este año mucha gente nueva conoció el hotel, muchas parejas jóvenes, familias” señaló. 


Alejandro Medel, responsable del Su Yay (Fotos: Caro Mulder)


En cuanto a lo que resta de la temporada sostuvo que “hay reservas, el volumen de gente es menor, pero hay muchas consultas y reservas para los fines de semana, tenemos muchas consultas para marzo”. 

Asimismo, en diálogo con Carlos Milani, de Posada Lunamar, afirmó que trabajó “a pleno” durante el fin de semana largo. “Trabajamos a pleno, la posada tiene 5 departamentos para 4 personas y dos monoambientes para dos. Desde el viernes hasta el martes no tuvimos caída de reservas”. Además señaló: “Yo creo que la gente necesitaba salir” y confió que una pareja que se hospedó en el lugar dijo: “Nos conformamos con estar fuera de casa, desconectados”, confesando también que habían pasado 6 meses encerrados en un monoambiente sin balcón. Además destacó que, a pesar del clima, disfrutaron: “No importa que nos toque mal tiempo, salir debajo de la lluvia nos encanta” aseguró que comentaron. 


Carlos Milani, de Posada Lunamar (Fotos: Caro Mulder)


En relación a lo que fue la temporada para Milani, manifestó que fue “muy buena” pero atípica por los protocolos: “Tenemos que dejar 24 horas de ventilación en cada departamento y eso marcó una diferencia, mucha gente quería respetarla y otros que no, pero logramos cumplir los protocolos”. 

En cuanto a la cantidad de días que los turistas se hospedaban, sostuvo que “ya venimos desde el año pasado con estadías de tres o cuatro días” y con respecto a lo que resta de la temporada manifestó que “hay que remarla, tenemos muchas consultas para Semana Santa pero sin reservas, la gente espera hasta último momento para tomar decisiones”.