(Fotos: Caro Mulder)

Claro, Reta y Orense

Claromecó

Balance positivo para los campings

17|02|21 11:09 hs.

Desde que la provincia autorizó la apertura de los campings, en Claromecó fueron cuatro los que abrieron sus puertas a turistas de todo el país que tienen como estilo de vida vacacionar en contacto con la naturaleza ya sea en carpa, casillas rodantes o motorhome. 


La Voz del Pueblo dialogó con los cuatro encargados de brindar estos servicios donde coinciden en que la temporada fue “muy buena” a pesar de que el clima no fue el mejor. 

Ingrid Herrera, encargada del camping Bajada de los Pescadores, sostuvo que “los primeros 10, 15 días hubo poca gente, pocas parcelas ocupadas ya que el clima no acompañó. La segunda quincena de enero estuvo bastante lleno, y lo que fue el fin de semana de Carnaval estuvo completo. Cada parcela tiene baño privado, por lo que se respetó el horario de entrada a las 16 y la salida a las 10 para poder ventilar y desinfectar. Es un camping chico y las parcelas están separadas, no hubo problemas. Algunos turistas se quedaron por 10 ó 15 días y otros venían por dos noches, donde la mayor afluencia fue viernes y sábado”. 


Ingrid Herrera -izquierda- del camping Bajada de los Pescadores (Fotos: Caro Mulder)


Para Mario Daruich, encargado del Auto Camping Dunamar, “trabajamos bien en cuanto a protocolo, estamos al 50 por ciento que es lo que nos dijeron que teníamos que trabajar y estuvo bien. No acompañó nada el tiempo y para la gente que elige vacacionar en camping si tocan días de lluvia es complicado”. En cuanto a los protocolos para los baños comunitarios, señaló que “están trabajando al 50 por ciento; si hay 5 duchas se usan 3 con 7/10 minutos de máximo. Le pusimos horario al agua caliente y la gente se comportó de primera. En cada baño tenemos dispenser con alcohol y cada una hora se desinfectan, la gente se cuida mucho, van con su alcohol y barbijo” y agregó: “Agradezco infinitamente como se comportó la gente, se cuidó muchísimo”. 


Mario Daruich del Auto Camping Dunamar, junto a su familia (Fotos: Caro Mulder)


Asimismo, consideró que “ha sido un año especial a pesar de que en noviembre no se sabía si abrían los campings. Yo lo veo positivo, contra el clima no podés ir”. 

 En cuanto al Camping del ACA, el responsable Matías Miolo afirmó que “el promedio de parcelas fue igual que el año pasado, pensábamos que la afluencia sería mayor; tenemos 58 parcelas y promedio se ocuparon 27, es decir el 50 por ciento. El único fin de semana casi completo fue el fin de semana de tanto calor de enero”. 


Matías Miolo, del camping del ACA (Fotos: Caro Mulder)


 Más adelante, indicó que “la temporada fue casi normal, la gente es muy respetuosa con los protocolos, si hubiéramos tenido mejor clima hubiera sido distinto”. 


María del Luján Arán, del Pehuén (Fotos: Caro Mulder)


Finalmente en el camping Pehuén, María del Luján Arán, sostuvo que trabajaron “al cien por cien en cuanto a las cabañas, dormis y monoambientes, mientras que las parcelas con baño privado por momentos se desocupaban” y resaltó que el fin de semana de mucho calor de enero “tuvimos que rechazar gente”. Finalmente recordó que dos campings no abrieron, por lo que consideró que “se necesitaban más campings”.