Sergio Tisera. Confía en poder arreglar la cabina incendiada de su camión

Policiales

En Vélez Sarsfield 1524

Quemaron otro camión en la madrugada

20|02|21 14:56 hs.

tra vez un hecho vandálico golpeó la propiedad de un trabajador tresarroyense. En esta oportunidad, el siniestro fue provocado en la cabina de un camión marca Dodge 800, propiedad de Sergio Tisera (43), a quien sujetos desconocidos le arrojaron algún inflamable dentro de la cabina, y las llamas fueron sofocadas por él mismo, “empezó alrededor de las 3, y le digjo a mi señora, 'me prendieron fuego el camión. Entonces, agarré la manguera y lo apagué cuando estaba ardiendo”, recordó el propietario del camión que utiliza como transporte de cereales y que al momento del hecho se encontraba estacionado en la calle Velez Sarsfield 1524, “culpar a alguien es imposible, sobre todo después de haber sufrido tiempo atrás otro episodio parecido en otro camión. Eran todos pibes”, agregó al respecto. 



Tisera asegura que él apagó el fuego con una manguea


El incendio del camión de Tisera ocurrió cuando el vehículo estaba estacionado frente a un taller con el también sostiene a una familia de seis hijos junto a su señora, “hago algún trabajo para algún amigo, pero si me dedico sólo a eso no puedo viajar y mantener a mi familia”, comentó refiriéndose a la tarea de reparación de motores. 


Los daños más graves estuvieron en la cabina del camión


En ese sentido, luego de indicar que solo posee seguro de terceros, no pierde el optimismo y estima que va a poder repararlo, ya que su oportuna intervención impidió que el fuego llegue al motor, “veníamos re mal con el tema de la tarifa (en el conflicto transportista que finalizó días pasados), cuando ya no te convenía ni viajar y, una vez que se soluciona más o menos todo, me viene a pasar esto. Ahora hay que ser positivo y tratar de arreglarlo”, concluyó. 
El incendio en el camión de Tisera es el segundo siniestro intencional en un transporte en lo que va del mes, después de la que de un acoplado que se hallaba estacionado a metros de la intersección de Rondeau y Caseros, el pasado 6 de febrero.