Desde 2019, Natalia Susana Barneche tiene el título en Criminalística

La Ciudad

Natalia Barneche, Licenciada en Criminalística

Tras las pruebas, con la vocación de investigar

21|02|21 09:08 hs.

Frente a los delitos, la tarea para obtener pruebas requiere de conocimientos y técnicas. Natalia Susana Barneche se ha preparado de una manera especial con tal finalidad, es licenciada en Criminalística, carrera que realizó en el Instituto Juan Vucetich. A partir de los mencionados estudios, incorporó otros contenidos específicos en su labor. 


Es experta universitaria en Análisis Reconstructivo de Rastros de Sangre e Infografías; experta universitaria en Autopsia Psicológica; diplomada en Psicografología Forense. También se especializó en detección de maltrato y abuso infantil; y obtuvo una diplomatura en Antropología Forense. 

Reside en Tres Arroyos desde hace poco menos de ocho años y nació en Adolfo Gonzales Chaves. En una entrevista realizada en La Voz del Pueblo, contó que se recibió en diciembre de 2019. Relató que “anteriormente estuve ayudando como asistente a una médica forense legista en Tres Arroyos, en la parte de autopsias, abusos y violencia. Lo hice durante dos años, antes de recibirme”.

Los alcances 
Hizo referencia a las intervenciones que puede realizar, a partir de los estudios y especializaciones. “Hago la parte de investigación de un homicidio, obtención de pruebas. Uno puede determinar muchos aspectos por cómo está el cuerpo. A veces, quieren hacer pasar un homicidio por suicidio”, citó como ejemplo. 

Se desempeña como perito de parte. “Cualquier persona puede hacerme una consulta. Tiene una causa cerrada por falta de pruebas o en la que no se llegan a concluir ciertas cosas. Me presento ante la Justicia para la reapertura o con la finalidad de profundizar la causa si está vigente”, explicó. 

Sobre la posibilidad de ser perito oficial, puntualizó que “en septiembre voy a tener toda la documentación necesaria. Después se hacen concursos, un sorteo. Voy a tramitar toda la parte de perito oficial, me gustaría entrar en la Justicia”. 

Otro aspecto de su profesión es determinar las características y el origen de las lesiones. “En los geriátricos, se puede saber si un residente se autolesionó o fue golpeado”, mencionó. 


Parte de los elementos que utiliza en las pericias


En la escena de un crimen o en un hecho con personas heridas, las manchas de sangre tienen mucho valor. Afirmó que “se trabaja con un software, puedo el día de mañana en un juicio dar aportes. Más allá de que haya un perito oficial, cada uno se desempeña desde su lugar y su función. Al estudiar te preparan para estar ante un fiscal, exponer las pruebas y pericias”. 

La autopsia psicológica busca, entre otras finalidades, establecer “como la persona se pudo quitar la vida. Hacer el mismo recorrido que realizó en los últimos tres días. Donde estuvo, con quienes. Lo que refleja el análisis de su conducta”. 

En antropología forense, se obtiene información a partir de huesos, para definir si son humanos o de animales, datación, talla, edad, género. “Es mucho lo que se puede averiguar”, destacó. 

Por otra parte, expresó que si una persona desaparece y es hallada en un arroyo, río o en un medio natural, “a través de la flora y la fauna, de restos de insectos y otros indicadores, se sabe si el cuerpo fue movido o no, si fue plantado, hasta la hora de muerte”. 

Preservación 
El Instituto Regional del Sur realizó el año pasado una actualización sobre la manera en que se trabaja en el lugar de un delito y Natalia Susana Barneche fue invitada como disertante. 

Otra actividad consistió en un simulacro, en cercanías del Parque Cabañas. “Se describió la manera de actuar, el perímetro. Donde trabaja el perito y el ayudante. El segundo perímetro para la policía y otras personas, no se tiene que contaminar la escena”, manifestó. 

La bioseguridad es fundamental, por lo que hay que contar con “mameluco, barbijo, confía, cubrebotas, guantes. Es exactamente igual en la calle o en una propiedad”. 

Se requiere respetar un procedimiento. Dejó en claro que “nunca se desviste en el lugar el cuerpo de una persona sin vida. Se hace la parte de la silueta, si hay un arma de fuego se tiene en cuenta que el seguro esté colocado o que se encuentre descargada, siempre con cuidado. Al igual que con un arma blanca, debe embalarse con un precinto para su posterior traslado a la parte de laboratorio”.

Su capacitación y estudios le dan la posibilidad de investigar en incendios, definir “si fue intencional o no” a partir de los indicios hallados en donde se produjo el siniestro. 

Los abusos 
En los casos vinculados a abusos, un punto central es “avanzar en el estudio de las características de un pederasta, pedófilo, psicópata. Sus maneras de actuar”. 

Cuando se concreta un interrogatorio, “te toca a veces estar con una persona que ha abusado -sostuvo-. Si se trata de un psicópata, te va llevando al terreno que quiere. Uno se mete dentro de su pensamiento para sacarle la mayor información posible, seguir el juego que él quiere. No sólo un psicópata se encuentra en delitos de abuso, también en otros casos, redoblan la mentira y buscan hacer creer cosas que no son. Al punto tal que otra persona queda en posición de pedir disculpas, cuando en realidad no hizo nada”.

La capacitación en delitos informáticos contribuye en el esclarecimiento del intercambio de fotos entre pedófilos y pederastas; “pueden borrar ciertas fotografías, pero dentro del sistema hay un lugar donde quedan. Se efectúa un seguimiento del manejo que tuvieron con los dispositivos”, afirmó al referirse a la recuperación de dichos materiales. 

En equipo Habló de las actividades de cada especialista y precisó que “el médico forense hace la autopsia, y el licenciado en criminalística o perito la investigación más profunda. Se trabaja en ocasiones en conjunto”. 

Cuando lo ocurrido así lo demanda, se convoca a un psicólogo u otros profesionales. Finalmente, evaluó el daño que muchas veces se provoca a “la gente vulnerable, que está en una situación que la debilita” y concluyó que “particularmente, a mí me interesa estar más desempeñándome para el lado de la víctima que del victimario. Hay gente que no es escuchada, si tengo que investigar hasta las últimas consecuencias, lo hago”. 

 -0-0-0-0-

Las herramientas y el valor de la verdad
Natalia Susana Barneche tiene sus herramientas de trabajo para dirigirse a los lugares donde es requerida. “Dispongo de maletines con todo lo necesario. Linternas que son siete luces, también pueden ser utilizadas para laboratorio, permiten por ejemplo detectar una mancha que hayan querido lavar y hacer desaparecer hace años”, señaló. 

En marzo de 2020, recibió “equipamiento para detectar cocaína, marihuana”, así como “elementos para las tareas en casos de abuso”. Valoró que “hay gente de mucha trayectoria, con más años de trabajo, que me está acompañando. Les hago consultas e intercambiamos puntos de vista”. 

En una investigación, “siempre es necesario que te cuenten toda la verdad -indicó-. De lo contrario, en la mitad del trabajo, cambia todo. Es importante la entrevista previa, para ver como son las cosas”.  

Como voluntaria
Durante el diálogo con este diario, recordó que se presentó como voluntaria en el caso de Felipe Di Francesco, quien denunció por agresión a los hermanos Lucio e Ignacio Cozzi. “Llegué hasta un punto, no se dio ni me presenté en la causa, más que nada era apuntar el tema de las lesiones. En este caso yo había hablado con Guillermo, el papá de Felipe, después me enteré que había un abogado. A veces se trabaja en conjunto o no, depende de cada situación”, afirmó. 

  -0-0-0-0-

En Acrifico
La Asociación de Criminalística y Ciencias Forenses (Acrifico) es un ámbito que nuclea a especialistas de esta disciplina. Natalia Susana Barneche ha participado en jornadas de especialización, en la ciudad de Buenos Aires. 



La entidad realiza trabajos, organiza encuentros y capacitaciones sobre temas de interés para los profesionales.