Tato Bores, una de sus muy buenas imitaciones

La Ciudad

Entrevista a Milton Ré

El joven de las mil voces

21|02|21 10:00 hs.

 Por Luciano Moran 

Milton Ré nació el 21 de noviembre de 1992 en Tres Arroyos. Estudió en la escuela de Educación Media Nº 1. Por esas cosas de la vida, decidió incursionar en el área de la gastronomía en Bahía Blanca en el IGA, pero el destino sabía que ese camino no estaba preparado para él. 

En 2016 trabajó en el parador "El Cholo", donde hacía de mozo y realizaba mini shows los días viernes y sábados. En 2015 llegó a Buenos Aires y se instaló en capital federal en 2016. 

A Tres Arroyos lo recuerda siempre de la mejor manera. Su familia siempre lo apoyó en todo sentido. Lleva en su corazón grandes amigos de su ciudad y gente que conoce. Nunca olvidó sus raíces. La vida le propinó un giro por completo. Y hoy la realidad es totalmente otra. 

El imitador de Tres Arroyos para el mundo, es un apasionado de la música, de la radio y de los buenos momentos. Se define como el “arquitecto de la risa ajena”. 

Sus grandes personajes lo llevaron, con tan solo 28 años, a triunfar por las radios y canales de televisión más importantes del país. Siempre manteniendo los pies sobre la tierra y la condición de humildad que hicieron que llegue a ese lugar. Las cosas por algo suceden, dicen.

-¿Cómo te iniciaste en el área del humor? ¿Siempre supiste que de grande ibas a ser imitador?
-La verdad es que a los 11 años descubro que puedo hacer imitaciones. En el salón de La Perla en Tres Arroyos hago mi primera presentación formal, porque fue en el cumpleaños de Jorgelina Iglesias recuerdo. A partir de ahí fueron saliendo cumpleaños de 15 de otras compañeras y ya después surgió la posibilidad de hacer algunos shows. El primero en la ciudad tresarroyense fue en Tabasco, el recordado resto bar. Después me dio la posibilidad José Luis Suárez de animar un karaoke en Clásico bar. Fue un camino bastante largo, donde fui incorporando personajes a través del paso del tiempo y en base a la actualidad de cada personaje. 

-¿En qué estás trabajando actualmente?
-Estoy grabando personajes con Beto Casella, en “Bien levantado” por Radio Continental AM 590. En televisión, estuve en “Bendita TV” por Canal 9 haciendo algunas cosas presenciales en lo que fue el 2019 antes de la pandemia. Íbamos a volver a la presencialidad en 2020, y nos frenó todo lo ya conocido. Empezamos a hacer doblajes y la verdad es que tuvieron una muy buena aceptación. Todos los que fui incluyendo lo fuimos probando con la producción de “Bendita TV”. Obviamente, si surgen propuestas, la idea es encarar nuevos proyectos. Siempre pensando en positivo. 


En “Bendita TV”, con Beto Casella


-¿Qué análisis haces por haber trabajado en grandes radios del país y qué te dejó la llegada a los grandes canales de televisión?
-Me deja muchas cosas buenas. A medida que pasaron los años fui progresando no solamente en lo que era el contenido de las imitaciones, sino en las imitaciones en sí mismas. Ir puliendo cada una de ellas. Recuerdo que con Javier Marinangelli arrancamos haciendo a Messi, a Ricardo Fort y la Mole Moli. Cuando llego a Buenos Aires, tuve la posibilidad de estar en Radio Rivadavia en 2015 cerca de tres temporadas y fue realmente una experiencia muy linda. Me sirvió a mí para conocer como era el aire radial en capital federal. También de empezar a ver de qué manera me podía meter en otro medio y en otra radio y por qué no también en la televisión. Las radios grandes ayudan a eso, a crecer profesionalmente desde el producto en sí, además del contenido. 

-Tu condición de joven te hace tener un futuro enorme por delante. Nunca perdiste la humildad y tus raíces... 
-Sinceramente, la crianza y la enseñanza que yo tuve, la educación en sí misma, siempre fue de aspirar a cosas grandes, de ir para adelante. De trabajar, de poder tener una base sólida. Y sobre todo de nunca perder ese pie en la tierra que uno tiene que tener. Quizás hay mucha gente que le pasa eso, que se pierde en el camino por las luces de la fama. Entonces, es súper importante que yo haya tenido una pareja como tengo hoy, Magalí. Una persona que tenga a quien tenga al lado se comporta igual. No se desvive con ese tipo de cosas. Trata de mantener mi calma, porque soy una persona muy ansiosa. De hecho se me ha generado una cierta ansiedad de la buena, porque se van a venir cosas buenas y espero que sea así por muchos años más. 

-¿Qué recuerdos tenés de niño en Tres Arroyos? 
-Viví un tiempo ahí en Suipacha 245 que era la casa de mis abuelos. Dos personas gigantes que se me fueron muy pronto, pero entiendo que son ciclos de la vida. Me encantaría tenerlos, sé que están orgullosos de mí. He tenido una familia que a lo largo de estos 28 años siempre me inculcó eso de estar con los que uno arrancó en el principio y no olvidarse nunca de eso. Esa es una de las bases del éxito. 

-¿Qué personaje te cuesta interpretar y qué otros no?
-Freddy Mercuri es uno de los cuales me está costando, pero sigo aprendiendo. Imagino que yendo a una academia de canto y pudiendo aprender técnicas de canto, las que yo ya por naturaleza tengo, creo que voy a poder tener en un 80 o 90 por ciento la calidad vocal que tuvo esa persona o quizás alcanzar eso. No todas las voces son iguales, las cuerdas vocales son únicas y replicar lo que otro ya hizo, es difícil. Nunca se pierden las esperanzas. Esto es un ir y venir constante. Busco ir para adelante siempre y no perder las esperanzas. Los que no cuestan son los caballitos de batalla. Mariano Closs, Lionel Messi, Luis Ventura. Se sumó Beto Casella, después de estos cuatro años trabajando con él, imagínate que muchas veces hablé por teléfono o personalmente y eso ya me ayuda en gran forma. Contar con la gente que uno quiere imitar, es fundamental. 

-¿Qué significa para vos haces reír a la gente en estos tiempos difíciles que corren? ¿Por qué te definís como el arquitecto de la risa ajena? 
-Me parece que es resumir un poco lo que sucede cada vez que iba a un evento antes de la pandemia. Iba a un evento privado y yo a la gente no la conocía. Conocía al cumpleañero, pero a los invitados no. En 30 segundos yo podía hacerlos reír y eso es lo que uno hace. El humor, muchas veces, es complicado hacerlo porque uno tiene que pensar de qué manera la otra persona le puede llegar algo que uno diga con un humor sano como lo son las imitaciones. Un contenido que es totalmente blanco. Uno le va poniendo su sello de a poco. Es resumir un poco de estos 10 años haciendo shows y divirtiendo a la gente con las imitaciones. Soy feliz haciendo lo que me gusta. 

-¿Cuáles son las claves de tu trabajo, cómo trabajas la voz en ese sentido?
-Debo tener subcarpetas dentro de la carpeta principal que es mi cabeza. Y donde está también mi voz. Son subcarpetas que se activan al instante y ahí está contenido todo lo que tiene que ver con los tonos, la forma de hablar y de moverse del personaje, cómo se para y se viste, cómo modifica la boca al hablar, si tiene problemas para tener pronunciación en las t y demás. Todo eso que te digo es un trastorno obsesivo compulsivo sin dudas. Yo le saco hasta el último detalle y a partir de eso voy perfeccionándolo. Siempre sin faltar el respeto. 

-¿Qué significó para vos el tuit fijado recientemente por Marcelo Hugo Tinelli? ¿Qué representa para vos si el día de mañana te llama para trabajar en sus proyectos?
-Creo que es muy lindo para un artista cualquiera sea el género, que una persona como Tinelli, el uno indiscutido de la televisión durante más de 30 años, reconozca tu laburo. Me sorprendió muchísimo. El video lo publiqué un viernes a la tarde y el sábado tenia miles y miles de reproducciones. Twitter es una red social bastante particular, donde no tenía un gran número de público y se movió fuertemente por ahí y por Facebook también. Me pone feliz que se reconozca mi trabajo. Me encantaría poder trabajar con él, sería un placer. Quiero agradecer, como siempre, a Beto Casella que fue el que dio el puntapié inicial para que entre en los medios radiales y televisivos. 

-¿Qué expectativas tenés para este año? 
-Para mí y para todos mis colegas y toda la gente que hace arte en cualquiera de los sentidos, me parece que será un buen año a nivel trabajo, es lo que deseo y anhelo para todos. Principalmente que se abran los teatros, que se pueda hacer shows con una capacidad limitada, con protocolo de por medio. Nosotros los artistas padecimos muchísimo el 2020. Fue muy difícil para todos y ni hablar para el grupo de artistas que no maneja tan bien la tecnología, porque adaptarse a un sistema streaming fue bastante tedioso y complejo. 


Junto a Ariel Tarico, en el Teatro Municipal de Tres Arroyos


-Tuviste contacto con grandes imitadores, tal es el caso de Martin Bossi y Ariel Tarico. ¿En qué te aconsejan, qué te dejó esos grandes encuentros?
-Recuerdo haber estado con Martin Bossi en 2015. Lo fui a ver al Teatro Austral. Le comenté mi situación que era imitador igual que él. Me dijo que siga metiéndole garra, que no pare de golpear puertas y que no pierda la fe. Que tenga mucha insistencia. Hay que ser perseverante y tener, por sobre todo, mucha paciencia. Con Ariel Tarico tengo una hermosa relación. Para mí es un referente a nivel contenido, a nivel humor irónico. El pasó por la ciudad de Tres Arroyos en 2017 con “Tarico on the Rotemberg”, donde me invitó, me parece que fue un gesto maravilloso que habla de él como artista y como persona. Mi trato con los colegas es bueno y ameno. Muy linda y sana relación. 

   -0-0-0-0- 

En las redes e Internet
Al gran imitador de las mil voces lo pueden seguir en sus redes sociales. En Facebook, Milton Ré; en Twitter @miltonreOK y en Instagram miltonreok. 

Espera pronto poder hacer un unipersonal o un show acompañado en la ciudad de Tres Arroyos. Su página web es www.miltonreimita.com para quien desee conocer más sobre su persona. Un artista de la voz, en su máximo esplendor.