En La Voz del Pueblo. Ana Conti valoró la vacunación ante el coronavirus

La Ciudad

Ana Conti, tras recibir la vacuna Sputnik V

“Estamos ante una luz de esperanza”

21|02|21 11:30 hs.

El jueves se inició una nueva etapa de vacunación ante el Covid-19, ya con un alcance masivo y luego de las aplicaciones a personal de salud y a trabajadores esenciales. El lugar donde se lleva a cabo esta tarea en Tres Arroyos es el Polideportivo Municipal.


La profesora Ana Conti recibió el turno del Ministerio de Salud de la provincia para acceder al primer componente de la vacuna Sputnik V. Por este motivo, concurrió al Polideportivo el viernes a las 12. 

Fue directora del ex Colegio Nacional, está relacionada con el mundo de la cultura y concretó el ciclo de charlas Mujeres con Mayúscula, en nuestra ciudad y en otros lugares donde fue invitada. 

En un diálogo con La Voz del Pueblo, señaló que “me inscribí a través de la página web. Me llegó un mail para decir que estaba registrada, luego otro para informar que comenzaba la vacunación de personas mayores, pero de aquellas que estaban en residencias, en forma general no a nombre mío. Y la semana pasada recibí un mail a mi nombre, con el turno, día y horario”. 

Mostró satisfacción por la manera en que son recibidos quienes concurren a vacunarse. “La verdad es que está súper organizado, llegás al Polideportivo, todo muy limpio, con distanciamiento, la gente con barbijo. Te preguntan si tuviste alguna situación de fiebre o mantuviste algún contacto con personas con Covid, te toman la temperatura, te llenan la tarjeta que es como un carnet y te hacen pasar a la sala de vacunación”, describió. 

Ana Conti comentó además que “están todas las enfermeras con el traje blanco, barbijo, te sentás y vas esperando el turno. Las mesas se encuentran separadas, te vacunan y te hacen pasar a otro sector del mismo Polideportivo, donde hay sillas con distanciamiento. Hay que esperar allí aproximadamente 20 minutos, más que nada por prevención, por si alguien no se siente bien o se marea”. 

Una vez que se cumple este proceso, el vecino que recibió la Sputnik V puede retirarse; “supongo que por mail nos va a llegar cuando recibiremos la segunda dosis”, observó.

“El plan antivacunas falló. Hay dos millones de personas inscriptas en la provincia de Buenos Aires”


Sin dudas 
Desde un primer momento, estuvo convencida de que debía vacunarse. “Hay una cosa que tenemos que tener en claro -sostuvo-. Cuando mis chicos eran chicos, que le daba la doble, la triple, la BCG, nunca pregunté el origen de la vacuna y ni siquiera se hoy qué laboratorio la hizo. Dudo que muchos sepan”. 

Sonriendo, expresó que “este bicho de porquería nos ha puesto al descubierto la edad, soy de las que recibió la vacuna Sabin, el terroncito de azúcar. Y Sabin era polaco, nació en el imperio ruso, después se nacionalizó norteamericano. Salk, el primero que hizo la vacuna en Estados Unidos, provenía de una familia de inmigrantes judíos rusos”.

También puntualizó que el Instituto Gamaleya, que desarrolló la vacuna Sputnik V, “se creó en 1891 y desde 1949 lleva este nombre, por el científico Nikolay Gamaleya. En lo que hace es líder en el mundo. Frente a la epidemia del ébola, la vacuna la hicieron ellos. ¿Un país de la talla de Rusia va a poner en juego su prestigio? Tienen más de 20 premios nobeles, nunca tuve dudas. Yo me iba a poner la vacuna que llegara”. 

Gratitud 
En este contexto, sostuvo que “tengo palabras de agradecimiento para la ciencia, para el Gobierno que hizo posible esto. Para el Gobierno nacional, provincial, municipal, todo el personal de salud que está involucrado en las aplicaciones”. 

Recordó que “en enero de 2020 me fui a Portugal, más o menos para esta fecha debo haber estado de regreso. Pero ya en Portugal todo el mundo andaba de barbijo, yo creía que era por ese virus que había en China, pero en realidad estaba también en Europa. Hace un año de esto y se está vacunando a la población, es un paso importante. Hay que confiar en la ciencia”. 


Ana Conti, al recibir la vacuna Sputnik V en el Polideportivo Municipal


En su análisis, vinculó los prejuicios con el escaso tiempo de desarrollo que tuvieron las vacunas. “A medida que iban cumpliendo la tercera fase se abarcaron otras edades, en un momento no incluía a mayores de 60, hasta que tuvo el aval. Ahora es también para las embarazadas y las mujeres que están amamantando, cuando empezamos no se podía porque no se había probado en la cantidad suficiente de personas”, argumentó. 

Para Ana Conti, es fundamental “poder tener una vida un poco más normal. Me he pasado un año encerrada, y como yo tantos, mi familia entera, mis nietos no se han juntado con amigos, mis hijos vieron muy reducida su actividad, yo no me moví de casa”. 

Dejó en claro que “no quiero ser referencia de nada” y agregó: “Yo he pasado por muchos quirófanos, prefiero que me moleste el barbijo y no un respirador, es muy complicado”. 

Muchos inscriptos
La vacunación constituye “un camino que se inicia, no sabemos si nos vamos a tener que vacunar dentro de seis meses, ocho, un año, pero es una luz de esperanza”.

Se deberá seguir utilizando el barbijo porque “a pesar de estar vacunada puedo contraer el virus, no me va a hacer nada, pero tengo que evitar el contagio en otra persona. Quiere decir que voy a seguir usando barbijo para proteger al resto, hasta que se vacune mucha población y logremos la inmunidad de rebaño”. 

Le otorgó relevancia a que en el Polideportivo “hay mucha gente trabajando, vi como cinco o seis puestos de vacunación”. Si bien “no se obliga a nadie” a recibir una dosis, puso de manifiesto que “tenemos que dar testimonio los que nos vacunamos. Porque es posible y conveniente”. Con énfasis, indicó que “estamos hablando de ciencia, de salud y de vidas”. 

Está identificada con el gobierno nacional, elogió la organización y señaló que se aprecia una distribución equitativa en el territorio del país. No obstante, fue muy crítica con el escándalo que derivó en la renuncia de Ginés González García.

Reiteró que “agradezco al presidente, al gobernador e intendente, al personal de salud, a todos los que lo hacen posible”. Como conclusión, consideró que “el plan antivacunas falló. Dos millones de personas están anotadas en la provincia de Buenos Aires, está súper organizado. Lo pude comprobar personalmente”. 

  -0-0-0-0-0-

“Es una porquería lo que pasó con el vacunatorio VIP” 
Ana Conti consideró a Ginés González García como “un sanitarista de excelencia”, pero cuestionó con firmeza la existencia de un vacunatorio VIP. Y afirmó que “Horacio Verbitsky, como persona, es poco valioso”

Como ciudadana con una ideología afín al Gobierno, Ana Conti señaló que “es lamentable y sinceramente me produce mucho dolor” que se hayan aplicado vacunas a personas conocidas en el Ministerio de Salud. “Es innegable, creo que es la impunidad que da el poder y me duele. Ginés González García es un sanitarista de excelencia, con muchos logros, pero esto que hizo es una porquería”, diferenció. 

Además exclamó que “no se puede con 50.000 muertos, con la necesidad de la gente, donde ves una luz de esperanza con la vacuna, que tengan un vacunatorio en el Ministerio de Salud”.

Elogió la decisión rápida del presidente Alberto Fernández, de pedir la renuncia de Ginés González García. “Hizo lo que tenía que hacer -señaló-. Pero también me duele -reiteró- que un ministro exitoso, por decirlo de una manera, salga por la ventana”. 

El escándalo se produjo cuando el periodista Horacio Verbitsky contó en una columna radial que le aplicaron la vacuna en el Ministerio de Salud, luego de llamar por teléfono al ahora ex ministro. “Lo que no termino de entender es la actitud de Verbitsky. No podemos decir que es Doña Rosa, que pecó de ingenuo ni que lo dijo porque no se dio cuenta, es tan corrupto por ir a pedir un favor. Está mal quien tiene un vacunatorio VIP como el que quiere ir al vacunatorio VIP”, planteó. 

En este sentido, expresó que “Verbitsky no me merece ninguna consideración, si me da mucha pena Ginés y destaco la rapidez con la que actuó el Presidente”. 

Asimismo, señaló que “me gustaría también que sea una medida ejemplar para todos. La misma celeridad con que fue despedido Ginés, de manera correcta, se aplique en otros estamentos también si surgen hechos similares. Hay que terminar con esto”. 

Observó que “la pandemia nos enrostró muchas dificultades que teníamos, no hizo más que ponerlas al descubierto. Este hecho en el Ministerio también pone al descubierto falencias como sociedad”. 

Del mismo modo, “pone en evidencia la impunidad del poder, los privilegios –continuó-. Los que andamos de a pie siempre tenemos burocracia y otros lo resuelven con una llamada por teléfono, estas cosas molestan, duelen, realmente no me gustan estas porquerías”.

Finalmente, aseveró que “Verbitsky me parece un buen periodista de investigación, pero como persona es poco valioso”.