Sociales

Inscripciones abiertas hasta el 12 de marzo

El Conservatorio de Música ante una nueva realidad

21|02|21 17:47 hs.

Hay lugares que de a poco van retomando su habitual trajín. Uno de ellos es el Conservatorio provincial de música de nuestra ciudad, una entidad que como otras en educación estuvo cerrada desde marzo de 2020. 


La Voz del Pueblo estuvo con su regente, Romina Piatti y el secretario administrativo, Matías Liva hablando sobre aspectos de la “vuelta a clases”. 

Romina Piatti recuerda que el 2020, “fue todo virtual. El Conservatorio permaneció cerrado y trabajamos de manera virtual desde nuestras casas. Además nosotros tenemos plataformas con aulas virtuales donde se suben trabajos, los alumnos entregan y por supuesto usamos las plataformas como Zoom, Mix, Jitsi Meet, Whatsapp”. 

 Presencialidad 
Una de las dificultades que se afronta cuando se tiene que explicar y enseñar el uso de un instrumento musical ante la presencialidad es muy manifiesto, “pero se puede hacer”, dice Matías Liva. 

“De repente fue un baldazo de agua fría para toda la sociedad –agrega Matías- y hubo que adaptarse a otra manera de hacerlo. Fueron unos días hasta que nos fuimos encontrando con esto, pero pudimos hacerlo, se pudo lograr con un aprendizaje. Lógicamente que en nuestro trabajo es mucho más fácil lo presencial, estar con el alumno mano a mano, que tengan el instrumento. Pero se implementaron cosas como el vídeo que es algo que queda para poder consultar, otros recursos que fueron apareciendo y que quedaran para el futuro cuando ya tengamos lo presencial”. 

La cuestión más importante y que ambos resaltan es que con esto de la virtualidad se pierde mucho de lo que es el contacto social, algo que como docentes reconocen por demás importante para en desarrollo. 



 Seguir adelante
A pesar de las dificultades Romina sostiene que “muchos chicos, aún los del ciclo inicial pudieron aprender; no por ahí de la manera adecuada pero hasta lo hicieron tocando y no solo hablo de chicos pequeños, sino también de grandes. Lo que por ahí sí va a cambiar este año o pretendemos que cambie si esto sigue como hasta ahora es que existirá una modalidad dual -presencial y virtual-. En esta nueva alternativa nosotros pensamos en darle prioridad a los que recién se inician. Que los que no tengan instrumentos puedan, con protocolos mediante, venir al Conservatorio y practicar. Esto fue algo dificultoso en el 2020 porque estaba cerrado el edificio y muchos van a poder seguir teniendo su clase acá”. 

Aquí Matías Liva hace hincapié en muchas materias del profesorado que son teóricas, que incluso hasta es conveniente, “fundamentalmente para alumnos que vienen de ciudades vecinas. Que las pueden cursar virtualmente sin problemas”, porque recordemos que este Conservatorio que está en nuestra ciudad tiene alcance regional. 

 Un comienzo distinto 
Para ambos docentes este nuevo ciclo tiene grandes expectativas, “distintas al del año pasado por tener el Conservatorio abierto” dice Romina Piatti. “Vamos a poder recibir a los alumnos que nos entren, porque no son muy grandes los espacios que tenemos”, agrega. Y a modo de muestra es la foto que logramos en el salón más grande que hay en este edificio que no supera los 30 metros cuadrados. “En él normalmente hemos concentrado hasta treinta alumnos en otros tiempos pero ahora nos alcanza para sólo nuevo con docente incluido” dicen Romina y Matías. 

Ahora están armando un nuevo protocolo justamente por las distancias que imponen las normas sanitarias tanto entre alumnos como docente-alumno. 

 “Estamos preparando todo eso y con la expectativa de ver cuántos se inscriban -dice Piatti-; además de estar mucho mejor provistos que el año pasado en cuanto a recursos. Porque lo hicimos de la mejor manera y como mejor nos salió, todos pusieron en 2019 un poco, docentes, alumnos, padres; este año estamos un poquitín más preparados aunque igual tenemos dudas por ejemplo en invierno”. 

 El edificio, vieja deuda 
La cuestión edilicia en el Conservatorio de Música es algo que ya viene de vieja data y algo que cada vez que se va a iniciar un año lectivo se nota. 

Son muchas las promesas que como institución ha recibido el Conservatorio y aún más en años electorales. Pero la solución no llega y los tiempos pasan. Recordemos que son muchas las décadas transitadas en esta locación de la avenida Rivadavia 417 y demasiadas las que La Voz del Pueblo ha visto el deterioro que hay en instalaciones que se trasladan a los instrumentos que allí se albergan. Muchos de ellos de un valor monetario más que imposible de poder conseguir y menos para instituciones como estas totalmente gratuitas que solo tienen como ayuda la cuota que aportan los alumnos a través de su cooperadora y algún otro subsidio municipal y/o provincial. 

Habrá que ver si en este período puede avanzar el proyecto de edificio propio en el Campus Municipal del cual la institución tiene destinado un lugar y hay un boceto del mismo.