Juan Manuel Locatelli inició ayer su etapa como entrenador en Huracán

Deportes

Empezó la pretemporada del plantel de básquet

Arrancó la era Locatelli

23|02|21 11:19 hs.

Huracán puso en marcha la pretemporada del plantel de básquet con el ex jugador de la selección argentina como entrenador.


Si el básquet de Tres Arroyos hubiese podido armar el podio de los deseos con las alternativas que mayor impacto causarían para un 2021 sobresaliente, sin dudas que uno de ellos tendría como destinatario a Juan Manuel Locatelli. Y esta vez el deseo se hizo realidad, ya que Manolo vuelve a ser parte de este hermoso deporte; ahora en la función de director técnico del club de sus amores: Huracán. 

Después de algunas charlas y, fundamentalmente, tras la confirmación de su equipo de trabajo, Locatelli no dudó un instante en volver a ser parte de un desafío en el Globo, que trasciende lo deportivo; porque para él, este proyecto está muy relacionado con el crecimiento personal de cada uno de los jugadores de la entidad y de las alegrías que puede acercarle a su segunda casa. 

Anoche, pasadas las 21, Locatelli asumió su nueva función de entrenador del plantel superior de Primera y U-18, donde contará con la asistencia de Osvaldo Frapiccini como PF; mientras que Agustín Bayúgar y Macarena González serán los encargados de los planteles formativos. 

Muy ilusionado con este regreso a Huracán, aunque todos sepamos que el corazón de Manolo nunca se fue de la institución de calle Suipacha, y a su vez muy comprometido con este desafío, destacó los pasos que se fueron dando para llegar a este nuevo proceso; aunque siendo auténtico con su personalidad, a su presencia la dejó en un segundo plano. “Mi deseo era que siguiera Osvaldo porque es fundamental, por la clase de tipo que es y porque es una persona con una llegada increíble con los chicos; además se sigue preparando día a día, siempre está aprendiendo y lo mejor que nos puede pasar a todos es que él esté en Huracán”, destacó sobre su colaborador, quien “lleva muchísimos años en el club, está haciendo el curso de técnico; los chicos lo quieren mucho, y esto no se aprende ni se estudia, se logra por la persona que es. Los chicos lo adoran y yo estoy muy contento que esté con nosotros”, valoró. 

Otro aspecto “revolucionario” de Locatelli es la elección de Agustín Bayúgar como conductor en las inferiores. “Esa fue otras de las cosas que pedí; que vuelve tras su paso por Coronel Suárez (jugó el último Provincial para Blanco y Negro). Tiene condiciones como jugador y le veo muchas aptitudes para enseñar y estar con los chicos, quienes lo tienen como una de las figuras de nuestro equipo superior” resaltó, aunque compartió esta idea con “Roberto (Conti), porque cuando se lo mencioné me dijo que él también lo había pensado. Yo soy de la idea que las categorías menores deben ser dirigidas por chicos del club, que sean queridos y fundamentalmente que sean buenas personas, como lo es el caso de Agustín. Y lo mismo sucede con Macarena González, quien va a estar en la Escuelita”, enfatizó. 



Si bien era un deseo generalizado que Manolo volviera al básquet tresarroyense para potenciar la competencia de la ATB desde su presencia, capacidad e idolatría, la pregunta es por qué en este complicado 2021… Y ahí precisamente estuvo la respuesta, en una temporada complicada, Locatelli vio como el mejor momento para bridarle el respaldo a su club, su ciudad y a su deporte. “Si me preguntabas hace un mes atrás, no tenía nada decidido. El año pasado empecé a hacer el curso para capacitarme, sumar conocimientos académicos; para seguir aprendiendo; y la verdad que el 2020 fue muy complicado para todos, pero especialmente para los chicos que no juegan desde diciembre de 2019. También sé que para el club es un momento especial para traer algún técnico de afuera porque no sabemos si será una temporada normal o si sufriremos lo mismo que el año pasado. Lo real de todo esto es que llego para dar una mano y aprender porque si bien yo jugué, nunca fui técnico; es una gran oportunidad y especialmente porque se la clase de persona que son los chicos que voy a dirigir. Con ellos y con la camiseta me comprometo a dejarles lo mejor de mí y buscar que ellos sean felices, que vuelvan a entrenar, que retomen la competencia y básicamente que disfruten de este deporte que es lo más importante”, rubricó desde su experiencia como ex jugador de selección argentina, pero fundamentalmente con su destacado perfil humano. 

Entre sus primeros pasos estuvo tratar de repatriar a ex jugadores del Globo. “La principal idea es que el equipo de Primera sea con jugadores del club o que hayan pasado por acá; apostamos a la linda camada U-17 que juega muy bien al básquet, y ver si podemos sumarle alguna figura de la camada que fue campeona Provincial, donde estuvieron Agustín Bayúgar, Elichiry, Pedro, Hollender, Hevia; teniendo en cuenta que todos están estudiando y que este 2021 podrían hacerlo nuevamente por Zoom o internet, como en 2020, es que hablamos con ellos. Agustín Pedro ya me confirmó que vuelve, lo mismo que Joaquín Falcone, el resto depende como acomoden su situación con la facultad. Lo importante es que les hablé para que sepan que las puertas del club siempre están abiertas, lo mismo con Gerardo Guzmán, quien por razones laborales tendría complicaciones para entrenar”, reveló. 

La de anoche no fue una noche más, ni para Huracán ni para el básquet tresarroyense; Juan Manuel Locatelli dio su primeros pasos como DT, “con el correr de los entrenamientos iremos viendo la forma de juego que utilizaremos” entendió, aunque su objetivo no escapa a que “los chicos vuelvan a jugar, y si a fin de año aprendieron algo de básquet o si llegué a ofréceles algún concepto que pudieran asimilar para sus vidas, mi labor se habrá cumplido. Con el paso del tiempo nos iremos acostumbrando a armar un entrenamiento, planificar el trabajo, sacarle el mayor rédito al equipo, buscar la mejor forma de jugar; mi objetivo como siempre es tratar de competir; armar un equipo para competir y después ver si podemos ganar”. 

La vida basquetbolística de Huracán se reimpulsa, lo mismo que la vida deportiva de Manolo. “Como siempre cuento con el apoyo incondicional de mi familia, me motiva la alegría de mi hijo Juan Cruz, el entusiasmo de mi padre (Miguel) y que los chicos vuelvan a jugar” destacó Locatelli, una de las figuras eternas del deporte tresarroyense, quien con su regreso como DT ya despertó más de una sonrisa y un sinnúmero de ilusiones.