Deportes

El 18 de febrero de 1951 derrotó a las Mercedes

Recordando a Froilán González

28|02|21 20:33 hs.

El día que Froilán (La Tromba de Arrecifes) derrotó a las temidas Flechas de Plata, las Mercedes. El ACA, optó para la temporada internacional de 1951 cambiar los escenarios que se venían utilizando hasta entonces Palermo (Buenos Aires), Mar del Plata (El Torreón) y El Parque Independencia de Rosario. 


 El ACA quería reducir gastos, había gastado mucho en la temporada anterior cuando envió a Fangio y González a competir al viejo mundo, además estaba fresco el recuerdo de los fatales accidentes de Wimille y Pesatti. En esta oportunidad, se corrió en la Costanera Norte, pegado al Aeroparque Metropolitano, junto al rio. 

 Froilán González les pedía a los organizadores “que las rectas no fueran muy largas, hasta los carritos nomas”, para que no se escaparan las Mercedes. Días antes de la carrera, Fangio recibió un ofrecimiento de la fábrica Alemana, que fuera concesionario oficial Mercedes Benz y tendría que conducir uno de los tres Mercedes que habían desembarcado. El público de parabienes, González y Oscar Gálvez con Ferrari, y Fangio con Mercedes Benz, en las restantes Mercedes los alemanes Karl Kling y Herman Lang. Los argentinos José Félix López y Luis A. de Dios con Simca, Alfredo Pian, Victorio Rosa y Pascual Puopolo (Maseratti); mientras que completaban la lista Alberto Crespo, Roberto Mieres, Onofre Marimón, Cantoni, Jorge Daponte, Clemar Bucci, Hector Niemiz y Carlos Menditeguy. 

La seguridad presente, buenos fardos de pasto contra las columnas en las curvas y a correr. La carrera se puso en marcha el18 de febrero de 1951 con las tres Mercedes, Fangio , Lang y Kling en primera línea, detrás González, quien picó muy bien y se colocó 2º de Lang, en la cuarta vuelta Fangio era el 2º, pero tuvo que parar para cambiar una rueda, mientras González pasaba a la Mercedes, entró a abastecimiento por combustible y decididamente volvió a la punta en la vuelta 39 (45) para ganar la carrera. 

 Fangio con fallas se ubicó 3º, Gálvez 4º, luego Pian y Kling. El promedio fue de más de 99 kilómetros por hora (esta historia continuará porque 7 días después se volvió a correr). 

 Museo del Automóvil del Club Quilmes de Tres Arroyos Escribe Alberto C. Deramo