Florencia Barrientos

La Ciudad

Banca Ciudadana

Padres Organizados pide “revertir el daño provocado” en los chicos

05|03|21 08:38 hs.

Florencia Barrientos es integrante de la agrupación Padres Organizados de Tres Arroyos, que al comienzo hizo uso de la Banca Ciudadana del Concejo Deliberante para pedir por la reapertura total de las escuelas de nuestra ciudad. 


Al respecto, indicó que “la escuela educa, crea lazos sociales, alimenta, da refugio, democratiza conocimientos, orienta y contiene. Es un sitio seguro y constituye una herramienta de equidad social indispensable, particularmente para los grupos más vulnerables. Estas son palabras de Jorge Lisardo Cabana, presidente la Subcomisión del Derecho del Niño de la Sociedad Argentina de Pediatría. Hemos sometido al confinamiento al grupo menos afectado y que menos afecta a la sociedad. Del 80 al 90 por ciento de los niños presentan cuadros leves o asintomáticos. Por lo tanto, no se debería considerar a los niños como grandes transmisores, ya que la carga viral dependería del cuadro clínico y no de la edad”. 

Barrientos dijo que “le hemos pedido un esfuerzo enorme y entendemos que es hora de comenzar a recuperar el tiempo perdido y de revertir el daño provocado. Pedimos considerar a la educación como actividad esencial, garantizado así este derecho constitucional en la República Argentina. Para eso es vital que el Estado pueda garantizar el acceso a la educación para todos los niños. Que todos puedan ejercer su derecho a recibir una educación de calidad, de manera igualitaria sin diferenciar entre las escuelas de gestión pública y de gestión privada”. 

Por todo lo expuesto en la jornada de ayer, solicitaron la revisión de las medidas planteadas y reclaman que, bajo ningún concepto, pierdan de vista las instituciones escolares su misión y su sentido, al servicio de los niños. “Proponemos un modelo educativo que en lugar de centrarse en el imperativo de evitar la enfermedad a cualquier precio, máxime cuando está en concreto no tiene especial gravedad para la población infantil, proteja el derecho a la salud, que según la propia Constitución de la OMS es un estado de completo bienestar físico, emocional y social”, afirmó. 

“Por encima de cualquier pandemia está brindarles a nuestros niños una sociedad justa, que los contenga y los anime a la vida digna y les otorgue la libertad que merecen. La escuela no es virtualidad, la escuela es contacto, afecto y espacio compartido. Por todo esto hemos luchado y lo seguiremos haciendo, hasta que las decisiones de quienes nos gobiernan tengan como prioridad el bienestar de la niñez”, finalizó.