El doctor Marcos Herrera se desempeña en el Centro Municipal de Salud desde diciembre de 2019

La Ciudad

InfoSalud

Cuidar la salud auditiva es un trabajo de todos

06|03|21 09:14 hs.

 Este 3 de marzo se conmemoró el Día Mundial de la Audición, que la Organización Mundial de la Salud estableció para incentivar a la población a cuidar la salud auditiva. Durante esta semana se intensifica la comunicación respecto de las consecuencias de no cuidar este pilar fundamental, tanto para la vida cotidiana como para el trabajo diario.


En este sentido y en los últimos informes la OMS advierte que, según las previsiones, una de cada cuatro personas presentará problemas auditivos en 2050. 

En Tres Arroyos, un 10% de las personas con discapacidad presentan carencia en la audición en ambos oídos. Algunas de las patologías son congénitas, pero muchas otras son evitables. El ruido ambiental o la contaminación acústica son algunos de los principales motivos por los que la audición comienza a perderse. 

Respecto de la problemática en nuestra comunidad el doctor Marcos Herrera, médico otorrinolaringólogo, recibido en la UBA, quien realizó su especialidad en el Hospital Militar Central y se desempeña en el Centro Municipal de Salud desde diciembre de 2019, dijo que en nuestra ciudad, por ser un territorio donde priman las tareas agropecuarias e industriales lo que más se ve son las patologías de pérdida de la audición asociadas a los entornos ocupaciones o laborales.

En el trabajo
“La cantidad de pacientes que vemos en el consultorio del Centro de Salud como lo expuesto por los organismos internacionales, deben hacer que cada uno de nosotros le preste más atención a cuidarse sobre todo de los impactos bruscos de sonidos que se reiteren en el tiempo con demasiada frecuencia”, indicó. 

Por esto tanto los trabajadores como los empleadores deben interiorizarse sobre la protección auditiva que requiere cada tipo de trabajo y usarla siempre que se va a estar expuesto. 

Debe convertirse en un hábito cuidar el oído y la audición y es una tarea de las dos partes, tanto del empleador que debe suministrar los protectores auditivos como del empleado que no debe exponerse sin antes colocarse el equipo. Es una responsabilidad compartida. 

Marcos Herrera explicó que “el oído es un órgano muy desarrollado y complejo que nos permite percibir los sonidos y además, nos dota del sentido del equilibrio. Cada una de sus partes requiere un cuidado y una protección. Debemos cuidarlos con la mayor atención posible, ya que la esperanza de vida es cada vez mayor y la sordera impacta visiblemente en la calidad de vida, en la socialización y hasta en las relaciones afectivas”. 

En general todos a lo largo del día estamos expuestos a sonidos que provocan contaminación sonora. Si esta exposición se reitera todos los días y por un tiempo prolongado puede producir daños irreparables en la salud y en la calidad de vida de las personas. 

Los efectos de cualquier ruido sobre la salud auditiva van desde los puramente fisiológicos como la hipoacusia (pérdida de audición) hasta efectos psicológicos menos evidentes, como el aumento del estrés, produciendo una alteración tanto en la vida cotidiana como en el rendimiento laboral. De hecho, la hipoacusia es una de las enfermedades profesionales más habituales. 

¿Cuándo se debe usar protección auditiva?
De forma habitual, el uso de EPI (equipo de protección individual) debe ser el recurso al que acudir cuando se ha realizado la correspondiente evaluación de riesgos. 

Si los trabajadores están expuestos a un posible peligro por ruido, se debe evaluar el nivel de ruido existente, y compararlo con los límites establecidos para cada actividad en relación al tiempo de exposición. Si no resultare necesario, solo el uso del equipo de protección debe limitarse el tiempo de exposición al ruido que presente riesgos futuros para la salud auditiva. 

¿Hay límites en la atenuación acústica? 
Es importante evitar tanto la subprotección como la sobreprotección. En un escenario de subprotección el usuario puede quedar expuesto a los efectos perniciosos del ruido; pero ante una eventual sobreprotección, el usuario puede sufrir de una sensación excesiva de aislamiento o no poder oír señales o avisos de emergencia. 

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), considera los 50 dB (decibeles) como el límite superior deseable y ruidoso: a partir de 65 dB, el nivel se considera ruidoso. 

Otros consejos
Tres Arroyos es una ciudad muy tranquila aun, por lo cual el ruido ambiente en la vía pública no representa riesgos para la salud del oído, como si lo hace en las grandes ciudades.

En ese sentido, tenemos esa fortaleza, sin embargo no está de más adoptar ciertas medidas de cuidado y prevención, como las que detalla el doctor Herrera a continuación: 

-Bajar el volumen de la televisión, de la radio y de equipos de sonido o reproductores de música. 

-Mantener los oídos limpios lavándolos y secándolos durante el aseo personal, algo de cera es necesaria para mantener el equilibrio del oído y protegerlo de posibles infecciones. 

-Secarse bien los oídos después de ducharse o bañarse en piletas. Es una práctica imprescindible para evitar la humedad en el conducto auditivo y posibles infecciones. 

-Evitar introducir objetos extraños en el canal auditivo, también los cotonetes ya que no son nada recomendables para la limpieza de los oídos. Su uso puede causar daños irreversibles relacionados con la pérdida auditiva. 

-Limitar el tiempo de permanencia en ambientes y espacios ruidosos. Intentar alternar las actividades más ruidosas con períodos de calma. Con este pequeño ejercicio, la audición tendrá una mejoría. 

-Cuidar especialmente los oídos en catarros, infecciones o alergias. Se debe concurrir al médico y consultar sobre el tratamiento específico. 

-No automedicarse, aplicar gotas o remedios caseros en el oído sin la previa consulta a un especialista. Si hay un oído tapado o pérdida de la capacidad auditiva se debe consultar directamente al médico para que trate el problema.      

¿Cuándo y dónde consultar?
Una consulta a tiempo al médico puede evitar problemas más graves en el futuro. Siempre que su médico de cabecera lo considere necesario, debe concurrir al otorrinolaringólogo.

En caso de tener dudas sobre su salud auditiva, el doctor Marcos Herrera atiende en el marzo los martes a las 10 horas y a partir del mes de abril los martes a las 10 horas y los jueves a partir de 13.30 horas en el consultorio 20 del Centro de Salud. 

Se puede obtener el turno en el área de admisión o a via Whatsaap al (2983) 413523.