Opinión

Escribe Sergio Manganelli

Poema 21

09|03|21 13:34 hs.

Viento y marea, 

barajas de la noche, 
fertilidad marítima. 

El agua huele a sal 
y a madreselvas, 
a luceros carmín 
y a albor del universo

Buen hacer de las horas, 
maldecir del camino, 
abandonando al juego 
de la espera 
un memorial 
de fango 
y de reptiles. 
Con un pan de deseo 
bajo el brazo,
y una bandera azul 
de inconformismo. 

Salvar el mar
sería una esperanza, 
una romántica forma 
de medirme,
cruzando las distancias 
y los siglos, 
acurrucando gestos 
que la hiel 
sacude en las facciones. 

Navegación de dóciles 
fantasmas, 
bucaneros de sándalo, 
niebla sostenida,
y la proeza cierta 
de modelar la luna, 
en la dolida arcilla 
de la espera. 

De la penumbra nace 
el resplandor profundo,
y un perfume a duraznos 
endulza la conciencia. 

Sergio Manganelli 


Add space 300x250x2