Nieto e hijo de socios, Alejandro se incorporó a la Cooperativa en 1985

Cascallares y Copetonas

Sostuvo Alejandro Albertsen

“La mayor fortaleza que tiene la Cooperativa es su sólido presente”

21|03|21 11:32 hs.

Su abuelo, Karl Albertsen, ingresó a la Cooperativa de Cascallares en 1932, un año después de su fundación, y se convirtió en el socio número 99. Luego se sumó su padre Carlos, y en 1985 fue el que se incorporó fue él. No hay dudas, Alejandro Albertsen jamás se hubiera imaginado que 36 años después, al llegar la entidad a su 90 aniversario lo tendría como presidente. 


 “Para mí es una satisfacción enorme porque la Cooperativa está transitando estos 90 años de vida institucional consolidada económica y financieramente, y dando cada día mejores servicios y oportunidades de negocios a los socios”, aseguró Alejandro, quien está al frente del Consejo de Administración desde noviembre de 2001. 

“Si tenemos en cuenta que hace nueve décadas la Cooperativa nació por la voluntad de un grupo que se unió para comercializar su producción y cubrir las necesidades básicas de consumo e insumos; a esta altura podemos decir con orgullo que estamos transitando el camino que nos marcaron los fundadores”, agregó. 

- ¿Qué significa para vos la Cooperativa? 
- Te lo respondo muy simple: toda mi vida de productor la he transitado dentro de la Cooperativa. En 1985 me asocié y al año siguiente me otorgaron el primer crédito, que fueron los insumos para la producción. En 1987 ingresé al Consejo como vocal suplente y desde ese momento formo parte de la entidad como directivo. La familia que conformé con mi esposa Susana y mi hija Sofía, el campo y la Cooperativa son lo más importante que tengo, mi sostén. 

- ¿Cómo arriba a los 90 años la Cooperativa? 
- Desde que se fundó hasta la fecha, la Cooperativa ha tenido un crecimiento constante. Si bien hubo épocas buenas y malas, el crecimiento fue constante hasta llegar hasta este presente, que nos muestra una entidad sólida y saneada económica y financieramente. El último balance ha tenido resultado positivo, tal como viene ocurriendo los últimos años y lo que ha hecho que la Cooperativa haya podido seguir afianzándose. La mayor fortaleza que tiene es su sólido presente, y el mayor desafío, sostener esta actualidad, seguir así.

- ¿Cuáles son los fundamentos del éxito comercial de la Cooperativa? 
- La transparencia y la seriedad son fundamentales. Mantener un orden hace que todo funcione mejor y sin ningún tipo de inconvenientes. Creo que la fórmula del éxito está resumido en nuestro eslogan: la administración responsable. Además, algo muy importante ha sido la conformación de un buen Consejo de Administración, que se complementa muy bien con la gerencia. 

- El compromiso social ha estado presente a lo largo de la historia de la Cooperativa. 
- Sí, es así. Desde que yo tengo memoria, nuestra Cooperativa siempre tuvo la misma línea: tratar de mejorar la calidad de vida de los habitantes de las comunidades en las que desarrolla su actividad. Entendemos que debemos cumplir ese rol. Y este año, en el marco del 90 aniversario decidimos hacer un esfuerzo mayor para beneficiar a las instituciones de bien público que están en nuestra área de influencia. Así es que el viernes donamos 12.900.000 pesos que se distribuyeron entre 15 entidades.

 - ¿Cuáles son los desafíos de la Cooperativa de cara al futuro? 
- La identidad y el sentido de pertenencia son cuestiones intangibles, pero que tienen un peso determinante para quienes integramos la Cooperativa de Cascallares. En un contexto de bonanza y solidez, que quedó expresado en la asamblea anual realizada en febrero para tratar el resultado positivo del último balance, se ratificó que seguiremos apuntando a crecer de la mano de la evolución de nuestros asociados. No hay planes de expansión a otras zonas, sí de generar nuevos negocios y condiciones propicias para que los socios puedan aumentar el volumen de operaciones.  


Add space 300x250x2