En esta cuadra se registró el robo

Policiales

Esta mañana, en Roca al 800

Víctima de una entradera necesita que le restituyan la documentación robada

23|03|21 21:52 hs.

Dos delincuentes con sus rostros disimulados con barbijos redujeron en horas de la mañana a una vecina de nuestra ciudad que está haciendo obras en su casa del barrio Residencial y, tras amenazarla y atarla, le sustrajeron la cartera con dinero en efectivo, documentación y su teléfono celular.


La víctima del hecho es Susana Mendiberri, quien por estas horas pide la colaboración de quien pueda encontrar el contenido de la cartera, para recuperar alguno de los documentos extraviados, junto con la llave de su auto. 

El hecho ocurrió en horas de la mañana de hoy, luego que la mujer acababa de sacar su auto de la cochera de la vivienda ubicada en la calle Roca al 800, donde reside en un inmueble ubicado en la parte delantera de un terreno en el que también tiene una casa su hija y acerca del cual pidió expresamente no publicar la dirección exacta ni fotos del frente de la vivienda por temor a represalias o consecuencias negativas tras el dramático episodio que ya le tocó vivir. 

Después de dejar el auto en la calle y permitir el ingreso de la niñera de su hija, dos delincuentes ingresaron a la casa (la puerta de calle tenía un pasador) y fueron directamente a la vivienda. Como Mendiberri estaba esperando que lleguen los albañiles que llevan adelante una serie de refacciones en el inmueble, la mujer no llegó nunca a suponer que estaba a punto de ser víctima de un asalto. 

En ese sentido, allegados a la familia indicaron que hasta le dijo ‘buen día’ a los desconocidos pensando que eran los albañiles. En eso, uno de los dos delincuentes, el más grande, la dio vuelta, le tapó la cabeza con una almohada y la ató con un cordón, antes de ir directo a una caja fuerte que estaba vacía en la pieza. 

Según se cree, los ladrones tenían el dato de la caja fuerte, la cual está ubicada próxima a un baño donde habían hecho otras refacciones de manera reciente. Finalmente, cuando constataron que la caja estaba vacía, decidieron huir con la cartera en la que se hallaban los documentos que ahora pide colaboración para recuperar, el celular (que ya bloqueó) y la llave de su auto. 

El robo duró apenas unos minutos y, una vez que los delincuentes se retiraron caminando del inmueble, la mujer salió caminando por sus propios medios hasta la casa de su hija para pedir que la ayuden a desatarse.