(Foto: Marianela Hut) Daiana Gastelú y Federico Sabatini compañeros de vida y de viajes

Sociales

Federico Sabatini y Daiana Gastelú, Europa_LowCost

Al infinito, ¡y más allá!

27|03|21 21:10 hs.

Por Valentina Pereyra

“Lo que he aprendido 
es porque lo veo” 

“Soy las ganas de vivir 
Las ganas de conocer 
Lo que hay después del mar” 

Livianos de equipaje. Sueltos de libertades. Atentos y caminantes. Separados por dos cuadras. El mismo barrio, la misma calle. Nueve años de básquet y cinco de tenis. Distintos colegios, otros amigos.

 Federico recorrió por años la vereda de la casa de Daiana, pero nunca la vio. Daiana entró y salió de su hogar sin advertir su paso. Con su raqueta rumbo al Lawn Tenis o con la pelota de básquet hacia Argentino Juniors, caminó por allí, pero nunca la vio. 

 Daiana se recibió de abogada en Tres Arroyos, Federico se graduó de abogado en La Plata. Daiana empezó a frecuentar el Juzgado Civil N°1 donde trabaja Federico desde el 2010. 

 Finalmente se cruzaron y comenzó otra historia. 

Federico Sabatini tiene 33 años y Daiana Gastelú 30, comparten profesión y afición. Ambos aman viajar, conocer y trasmitir aprendizajes que juntan como figuritas para pegar en el álbum de sus vidas. 

“Los dos nos manejábamos en el mismo ámbito, en el mismo círculo, a pesar de haber vivido a dos cuadras uno del otro no nos habíamos visto nunca”. 

Desde hace casi cuatro años están juntos y el camino recién comienza. 

La vida de estudiante en La Plata terminó el 9 de diciembre 2008 y unos meses después empezó la profesional. En marzo del año siguiente comenzó a trabajar en el estudio de su profesor de Derecho Comercial donde estuvo un mes y medio. 

“Una vez en la rueda laboral, fui chofer, hice café y de ahí me fui al Tribunal Laboral de Quilmes cuando me enteré que buscaban a un empleado para mesa de entradas”. El trámite de nombramiento estaba estancado y ya habían transcurrido siete meses de trabajo ad honorem. Pasado ese tiempo “prudencial” ¡era hora de empezar a valerse por él mismo! “Hasta acá llegamos-me dijeron mis padres- y era así. Estaba gastando en transporte, estadía y no cobraba nada, así que el regreso se perfiló como una cuestión que se caía de madura”. 


(Foto: Marianela Hut) Para Daiana y Federico “la historia la aprendes caminando con la gente”


Su padrino, Eduardo Lombardi -socio de Patricio Ferrario en el estudio que ambos tienen hace años en Tres Arroyos- le avisó que se quedaban sin secretaria y que querían tener en ese lugar a un abogado. Los primeros días de noviembre arrancó su primera experiencia laboral en Tres Arroyos. Por esas cuestiones de la vida, dos meses antes de que su padrino le echara una mano, se encontró en un cumpleaños de su papá con el doctor Santiago Omar Bernat, titular del Juzgado Civil y Comercial de Tres Arroyos. El letrado, a quien Federico admira y respeta, le contó que hacía diez años que solicitaba el cargo de auxiliar letrado que estaba vacante. “Cuando me llamaron para reemplazar a la secretaria del estudio de mi padrino estaba muerto de hambre, ¡imagínate cuando veinte días después me nombran para el cargo de auxiliar letrado! Una vez que se enteró mi padrino de la propuesta que había recibido, no sé si por amor a mí o a su estudio jurídico me dijo: ¡Andate!” En marzo de 2010, después de cuatro trabajos al hilo ese mismo año, se convirtió en el auxiliar letrado más joven de la provincia, “después alguien me superó o yo envejecí, cualquiera de las dos”. 

Daiana estudió en la Universidad Siglo 21, siempre cerca de su casa, “me costó despegarme, así que empecé a trabajar en la empresa familiar que tenía sus asuntos legales que resolver. Así que aprendí de todos los inconvenientes de los que nos fuimos ocupando”. 

 Hace casi tres años, en el Día del Trabajador, abrió su estudio. Un mes antes Federico le extendió una buena recomendación para empezar a desenvolverse como abogada en el estudio jurídico Ferrario Lombardi. “Me presenté y me aceptaron luego de una entrevista”. Actualmente reparte su cotidianeidad en tres ocupaciones diferentes. Pasean juntos. 

Pasean separados. Comparten con otros sus paseos. 

 Federico tiene el turismo en la sangre, es inquieto y disfruta de conocer y saber. “El sábado nos fuimos a Barrow caminando así conocemos nuestra tierra, siempre me gustó andar y ver otros lugares”. 

Vuelos, alojamientos, traslados, itinerarios y tips para proyectar un viaje a Europa. Infinidad de sitios para visitar. Cada turista, cada viajero tiene “su librito”, Federico y Daiana escribieron uno propio. 

Federico se rodea de libros, películas, revistas, documentales que tienen epicentro en Europa. De ahí nace su fanatismo por el viejo continente. Le fascina la temática sobre la segunda guerra mundial, el fascismo, nazismo y el comunismo. Viajó a Alemania, a Berlín, a Munich, dos veces a Auschwitz y a Polonia. “Para mí este es un territorio terrible, arrasado por el comunismo, por el fascismo, por todo, mujeres mayores de 70 años que tuvieron vidas de hambre y abuso sexual serial, no se trata solo de viajar, sino de ponerte en el lugar del otro, abrir la cabeza”. 


(Foto: Marianela Huta) Cada turista, cada viajero tiene “su librito”, Federico y Daiana escribieron uno propio.


En el colegio estudiaron el planisferio, memorizaron las capitales, pero cuando aterrizaron en esas tierras, antes remotas, ahora cercanas, todo lo que leyeron lo pudieron tocar, entender, ver. Se transformaron en lugares y en personas reales con sueños, sentimientos, miedos, historias trágicas y de conquistas. 

“Saqué de mi abuelo, Nicolás “Chicho” Sabatini, el amor a querer viajar, hubo mucha gente que cuando salió la nota que nos hicieron en el diario ‘La Nación’ lo recordó y me habló de él. De mi papá saco el gusto por Europa y lograr viajar es gracias a mi vieja que es garra y corazón, porque todo muy lindo, pero si no tenes plata…” 

Daiana compartió con su abuelo la nota que les hicieron por el emprendimiento Europa_lowcost y la enorme emoción que sintió. “Siempre me gustó ayudar a la gente, mi familia es muy grande y me cuesta salir de ese núcleo. Esta actividad me permite conocer a más personas que se sienten agradecidas del acompañamiento que les hacemos a través de la página. Les proponemos que viajen a bajo costo y que los sueños se hagan realidad, se arriesgan y sale bien”. 

Embarcarse hacia otro continente siempre es una aventura, incluso para las personas que se van a vivir a otro país. “Todos necesitan una mano, alguien que los ayude a sentirse mejor, más cerca y a gastar lo menos posible”. 

Federico pensó en replicar esta experiencia para Argentina, pero por ahora la variación de precios no hace posible avanzar en el proyecto. 

Federico y Daiana defienden su máximo postulado: “La historia la aprendes caminando con la gente, son clases de historia muy comprometidas que aprendes casi en primera persona a partir de lo que visitas y lo que ves. Es el mismo mundo que nos sigue vinculando”. Barcelona a Paris; Paris a Praga; Praga a Venecia; Venecia a Roma; Roma a Florencia; Florencia a 

Barcelona y otras “ruedas” posibles saltan del mapa que decora la pared de la casa de Federico y de Daiana. Se destacan en el vinilo las capitales, las ciudades europeas más importantes donde la civilización del mundo construyó su destino. Etnias enterradas bajo catacumbas o cuevas, elevadas en templos, erigidas en enormes santuarios, palacios, castillos o torres. 

 El planisferio gigante guarda el secreto que permite conocer a la Sagrada Familia; el Louvre o la Torre Eiffel, el Arco del Triunfo y el paseo por Montmartre, el castillo de Praga, el Coliseo y Foro, el Vaticano o el Museo de Michelangelo. Federico y Daiana despegan y llevan a quien quiera acompañarlos en sus equipajes virtuales. 

-----------------------------------------------------------------------


@europa_lowcost es la página de Instagram que llevan adelante Federico y Daiana


Europa_lowcost
Federico empezó a viajar en el año 2014, todo lowcost, hasta que en enero de 2015 se fue con su hermano Martín a Europa. Sin mucha idea y solo consultando algunas páginas, entrando en algunos foros, llegaron a destino. “Nadie me ayudaba y cometí muchos errores, además de gastar más de la cuenta por inexperiencia “. Entre las cuestiones que tuvo que mejorar fue la elección del horario para sacar los vuelos, “con mi hermano tomábamos aviones a las cuatro de la tarde, había que llegar dos o tres horas antes, arribábamos de noche a destino y nos perdíamos todo el día, eso nos daba bronca, así que me propuse para futuros viajes, no sólo gastar menos sino aprovechar mucho más”. 

Los hermanos se gastaron todos sus ahorros y se la pasaron alimentándose en lugares de comidas rápidas y durmiendo en hostels. Así que ni bien pisó nuevamente suelo argentino el joven abogado de 33 años comenzó la búsqueda para poder entender dónde habían fallado y por qué el viaje había costado tanto. Sabía, por otros, que se podía viajar y vivir con bajos costos. “Entré en una página y me di cuenta que pude sacar los pasajes hasta cinco veces más baratos”. 

Durante el viaje que Federico hizo con Martín, su hermano, y que se constituyó en un quiebre en su forma de pensar, el miedo a perder mucha plata los paralizó al momento de entrar en algún comercio, hasta que un amigo que vive en Berlín les abrió la cabeza y los animó a comprar en cadenas enormes y buscar ofertas. La recomendación de su amigo fue lo que hizo la diferencia y planteó el interrogante. “¿Y si ayudamos a otros para que no tengan los miedos que tuvimos?” 

 En el segundo viaje a Europa, la cosa cambió ciento por ciento. Federico se subió a un avión, cargó una mochila y aterrizó en Roma -que había conocido con su hermano- y se fue directamente a H y M. “Ahí ya estaba más agrandado, había pagado 300 dólares de pasaje así que entré en el local y me compré una camisa y una bermuda y así empecé el viaje”. 

De ahí se fue a Praga en colectivo a un hostel en el centro de la ciudad: “Aprendí de los errores y después de dos viajes supe que hay que buscar alojamientos en buenas ubicaciones así que lo que saqué era barato y ubicado, sobre todo porque los traslados son muy caros”. 

Para sacar pasajes no hay horario, si la promoción está a las cinco de la mañana ahí está Federico listo para ahorrar porque como dice, “la clave es el aéreo de Argentina a Europa”. Afirma que “salir de Foz de Iguazú o San Pablo en aerolíneas de primer nivel te sale un tercio más barato. Llegas a Cataratas en colectivo o en un vuelo y conoces ese paisaje increíble. Pero ahorras un tercio en el pasaje y volvés a Buenos Aires. Las escalas hay que integrarlas al viaje”. 

Cuando Daiana conoció a Federico también aprendió el concepto de escala. “Mi papá sufre cuando subo a un avión, ¡te imaginas lo que tuvo que rezar cuando empecé a subir y bajar de distintos aviones y pasar por varios destinos antes de llegar!” 

Federico sostiene grandes debates con sus amigos por los destinos de embarque y arribo a Europa. “Si llegas a Madrid y regresas desde la misma ciudad vas a terminar en Roma y perdés un día y medio, te vas a quedar esperando, no vas a hacer nada. Además también sugiero mirar que los vuelos lleguen a lugares que tengan conectividad con el resto de Europa”. 

Cada vez que veía una oferta en las páginas que venden viajes a países europeos no paraba de mandar cadena de mensajes a sus amigos o lo publicaba en su Instagram. “Me llamaban los amigos de mis amigos, las amigas de mi madre o de mi padre. Así que me pasaba todo el día después del trabajo respondiendo mensajes”. 

Daiana entonces le propuso hacer algo más sistemático porque la idea de llegar a la casa y ver a Federico contestando por horas y horas los mensajes ya se volvía tedioso. “Hagamos una cosa, arma algo comunitario y lo publicas; así el que tiene ganas de viajar, te va a seguir o te va a preguntar”, sugirió. 

Entre los seguidores de la página Europa_lowcost se encuentra la periodista del diario La Nación especializada en turismo y el productor de Resto del Mundo que conduce Iván de Pineda. “A ambos les gustó que ayudábamos a mucha gente”. 

Federico se puso nervioso cuando vio que el productor compró su manual, entonces le pidió que opinara sobre el mismo, “Me gustó, fue la respuesta, y eso, fue grandioso”. Javier Zanetti, Manu Ginóbili e Iván de Pineda, son mis referentes”. 

Itinerarios 
Federico publicó en las historias de Europa_lowcost dos o tres tips sobre distintas ciudades y la gente empezó a seguirlos, así que incluyó caminos a pie y qué hacer en cada visita. “En el Louvre hay dos entradas, una de ellas desconocida como el shopping subterráneo, si ingresas por ahí no tardas nada”. 

El abuelo de Federico fue director de Turismo y tuvo en sus inicios una agencia, por lo que su nieto comprende el valor de estas empresas y de los interesantes paquetes que ofrecen aunque su visión difiere en cuanto a la forma de aproximarse y disfrutar los lugares que se visitan. “Algunas veces se pueden conectar las distintas ciudades sin tener tantos gastos y conocer varios espacios que son gratuitos o muy baratos. Las ciudades se caminan o se andan en bici”. 

La pareja coincide en el valor de conocer a la gente, entrar en los recovecos, pasar por distintos barrios, “la mejor atracción es caminar o andar en bici, hacer veinte o treinta kilómetros por día te permite conocer bien las costumbres”. 

 -0-0-0-0-

Manuales
Ambos se acostumbraron a viajar con poco equipaje y sobre esto brindan tips a sus seguidores. Armaron manuales que son guías básicas de cincuenta hojas. 

Recomiendan: Qué poner en la valija, cómo es el clima en cada ciudad, qué conviene llevar y qué comprar, la asistencia al viajero gratuita en las tarjetas de créditos, itinerarios entre países y cómo conectarlos, armado con mapas, buscadores y precios.

Actualmente hay 58 ciudades con itinerarios completos y, en lista, ocho ciudades más por las que seguirán “viajando”. 

Están las rutas, los días de estadía, las caminatas gratuitas o por propinas, la cuenta de lo que sale cada atracción y la cuenta exacta de los gastos por día.

La página Europa_lowcost no tiene fines de lucro. Federico y Daiana donaron el producido de la venta de los manuales, un porcentaje al Hospital Pirovano de Tres Arroyos, y con otra parte invirtieron en publicidad para que más gente los conozca.