“No es simpática” pero “no podemos matar la gallina de los huevos de oro”, afirmó el intendente

La Región

Paso adelante

Monte Hermoso eliminó el tránsito vehicular en la mitad de su playa

28|03|21 09:50 hs.

Por Fernando Catalano


Desde 2005 el municipio de Monte Hermoso prohibió la circulación en un tramo de sus playas, una medida que con el correr de los años se fue extendiendo. 

En la actualidad unos 16 kilómetros de playa están protegidos de la erosión que provoca el paso de vehículos pesados por la arena, es decir, la mitad de todo su frente costero. “El turista es el que más fácil se acostumbra. Viene, le ponés la cartelería y le explicas que no se puede bajar. Al que más le cuesta es al local”, afirmó el intendente Alejandro Dichiara.

“Creo que a lo mejor la gente de Tres Arroyos puede no entenderlo, pero para el claromequense, si se queda sin playa va a desparecer Claromecó”, expresó. 

En este sentido, explicó que en Monte Hermoso la comunidad “vive y respira gracias al turismo que es el motor de nuestra economía. Entonces nosotros mismos no podemos estar atentando contra nuestro principal recurso natural”, sostuvo.

Dichiara entiende que se debe “dar un salto de calidad y defender el medio ambiente para no matar la gallina de los huevos de oro”. 

Desde su punto de vista considera incluso que ni debe discutirse la condición de preservar la calidad de playa; “hay que defenderla a ultranza, es un patrimonio”, afirmó. 

Puntualmente observó que a las playas se las cuida. “No sé cuántas costas hay hoy en el país que pase lo que ocurre en Claromecó –sinceramente- donde los autos bajan prácticamente en pleno centro de la playa”, remarcó.

“El turismo argentino y nosotros mismos los argentinos -en algunos casos- somos hijos del rigor”


“Hijos del rigor” 
Consultado por si la determinación tuvo un impacto negativo en el movimiento turístico de Monte Hermoso, respondió categóricamente que “no”. 

Y agregó que “el turismo argentino y nosotros mismos los argentinos -en algunos casos- somos hijos del rigor. La medida hay que tomarla y difundirla para que la gente la interprete; y en el caso de que alguien no la quiera interpretar, desgraciadamente, multarlo”, dijo. 


Dichiara dijo que preservar la calidad de playas amplias es un objetivo que se logra tomando medidas poco simpáticas, pero que “no” ahuyentan al turista


Pero para que la medida también prospere destacó que es importante que los habitantes sean los primeros en concientizarse sobre “las medidas que se toman, porque son para la preservación del recurso natural que es la fuente más importante de ingresos que tiene la ciudad”. 

La ordenanza que prohíbe la circulación en la playa rige desde 2005 en Monte Hermoso. “Lo hicimos primero hasta el balneario Sauce Grande. Hoy ya estamos en la bajada de ese balneario. Lo único que estamos permitiendo es la circulación después de Sauce Grande hasta la desembocadura”, explicó. 

Además la medida de protección incluye preservar la cadena de médanos, y para ello las nuevas construcciones se habilitan en zonas más alejadas de la playa. 

Fundamentos 
Entre los fundamentos sobre los cuales se respaldó la decisión eliminar el tránsito en determinados sectores de playa en su momento, Dichiara, mencionó que “desde el punto de vista profesional todos los días nos dicen cuáles son las cosas que hay que llevar adelante, y hay que hacerlas”. 

En consecuencia se consideró que la circulación vehicular genera el “rompimiento del suelo de conchillas, el derramamiento de combustibles y lubricantes”. 

La ordenanza también se apoyó en “el no corte de la cadena de médanos. De la última línea de mareas se puede comenzar a construir a partir de 200 metros, antes no”, afirmó. 

Además se prohibió la extracción de arena con pala mecánica. “Quien construía un edificio en Monte Hermoso decía que lo tenía que hacer con arena húmeda, de playa, y cortamos con eso. Desde 2005 lo hacemos con arena de médanos que nosotros indicamos; y no se cayó ningún edificio en la ciudad. Al contrario, se siguen haciendo cada vez más”, aseveró el intendente. 

Si bien Dichiara reconoce que “las medidas no son simpáticas”, no duda en sostener que “hay que llevarlas adelante”. Desde la función pública, y en esa misma línea, busca impedir que su ciudad se quede sin playa.

“A nosotros los políticos nos van a juzgar; y dentro de 50 años si se queda sin playa Monte Hermoso, a mis hijos le van a decir que: ‘el que no tomó las medidas que tenía que tomar era tu padre, cuando fue intendente’. 

“Vamos por más” 
Contó además que como acción complementaria, en la actualidad, trabajan para que Vialidad les apruebe un nuevo proyecto para alejar más de la playa el tránsito vehicular. “Vamos por más, vamos a cortar el camino de la costanera y hacer un camino de circunvalación que vaya directo al balneario Sauce Grande, para que no tengas que entrar a Monte Hermoso para ir al balneario”, describió. 

El proyecto que está en manos de Vialidad tiene un presupuesto de “300 millones de pesos con una doble vía asfaltada y con colectoras para que circule la gente de Monte Hermoso, y después de ahí bajadas perpendiculares, para no tener una calle paralela al mar. Es lo que se viene, son medidas que uno tiene que tomar salvando el recurso natural que las ciudades turísticas tenemos”, confió. 

El intendente de Monte Hermoso tiene en claro -por experiencia propia- que ese tipo de medidas va contra las costumbres adquiridas. De hecho observa con cierta ironía cómo el turista argentino que viaja por ejemplo a Brasil se queda encantado con sus playas, a las cuales debe llegar caminando; mientras que en la costa propia “quieren bajar con la 4 x 4 en la rompiente si fuera posible”.