El presidente Alberto Fernández.

Nacional

Pandemia

Fernández: de los “imbéciles” que lo llaman dictador a prohibir “pavear” después de las 12

08|04|21 13:51 hs.

El presidente Alberto Fernández aseguró este jueves que no le “importa” el resultado de las elecciones de este año, sino que “no se muera más gente por la pandemia” de coronavirus, calificó de “imbéciles” a algunos dirigentes de la oposición y dejó en claro que la gente no puede estar “paveando” en la calle después de la medianoche.


“Hay que ser un imbécil profundo o una muy mala persona para decir que hago esto para evitar las PASO”, dijo Fernández indignado, al criticar el comunicado de Juntos por el Cambio en el que la oposición cuestionó las medidas restrictivas ante la pandemia. 

“Leí el comunicado. Era impactante, se oponían porque sí. Me quito el traje de presidente, me visto de ser humano, y no me es grato ver chicos contagiados, que se pasan la botella de cerveza transmitiendo el virus. Después contagian a sus padres y abuelos”, dijo.

“Lo que estoy haciendo no es más que lo que hace el mundo. Ayer un imbécil me llamaba dictador. ¿Cuál es la dictadura? ¿Cuidar a la gente? Miren los números, 20 mil casos. Hay que ser un imbécil profundo para decir esas cosas o una muy mala persona. Dicen que estoy haciendo esto para evitar las PASO. Por favor, cómo pueden pensar semejante barrabasada. Si tengo que perder una elección por esto la pierdo”, lanzó. 

Sin embargo, dejó en claro que más de alguna diferencia con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, coincidieron en que la “circulación nocturna tiene un efecto perjudicial” en el crecimiento de los contagios de coronavirus.

“Traté de que estemos de acuerdo todos para que se cumpla. Necesito estar de acuerdo con los gobernadores”, dijo el presidente esta mañana en declaraciones a Radio Con Vos, en las que agregó que, con Rodríguez Larreta, “estamos entendiendo las mismas cosas, que no hay que estar paveando por la calle después de las 12 de la noche”. 

“Él me dijo que cerrar los restaurantes a las 22 era un daño muy grande. Él se comprometía a reducir el aforo y controlarlo, de que se coma al aire libre y ponerse más exigente con los protocolos. Yo le propuse lo de las 23. Si alguien entra a comer a las 22.45 tiene que entender que a antes de la medianoche debe volver a su casa”, aclaró. 

Sin embargo, insistió en remarcar que las personas tengan responsabilidad ciudadana y que se eviten las reuniones sociales, que es donde se producen los contagios.

Además, el mandatario afirmó que los mayores contagios por coronavirus ocurren en el transporte público y los encuentros sociales. “Hay que evitar toda reunión social porque es donde ocurren los contagios; no en las fábricas ni en las escuelas sino en el transporte público y las reuniones sociales”, dijo. 

Finalmente, defendió la cuarentena estricta implementada el año pasado, dijo que volvería a tomar la misma decisión para priorizar la salud de los argentinos y aprovechó para criticar las gestiones de María Eugenia Vidal y de Mauricio Macri.

“Teníamos una gobernadora que se jactaba de no abrir hospitales, un Ministerio de Salud que había desaparecido y todas las vacunas que estaban vencidas en la Aduana”, expresó en crítica a la gestión de Cambiemos en Nación y Provincia. “Las grandes colas de gente para hisoparse son una luz de esperanza de que están entendiendo la gravedad” de la segunda ola de coronavirus, agregó, y advirtió sobre el “dilema” que representa para todos los gobiernos que la sociedad “cumpla las restricciones”. 

“Si la cosa se pone peor y la gente no reacciona, tendré que hacer un pedido muy claro a los gobernadores”, advirtió. (DIB) FD