Ricardo Pluis

La Ciudad

Coadis

Despertar retomó sus tareas en marzo

08|04|21 18:59 hs.

El taller protegido Despertar de Coadis volvió a funcionar a partir del 3 de marzo con los protocolos autorizados por el Centro de Salud del municipio. Se presentó por parte de esta entidad un protocolo que fue aceptado por las autoridades de turno. Por el momento no concurren todos los operarios, porque cuando se decidió abrir el taller se hizo una reunión con los padres donde quedó a criterio de cada uno la asistencia de sus hijos al taller o no. 


Respecto a esta situación y en dialogo con La Voz del Pueblo, Ricardo Pluís, presidente de Coadis, manifestó que “de los 34 operarios, hay unos cuantos que viven en pensión que tampoco dejan salir mucho ya que hay un control más estricto y otros están con problemas de diabetes. Igualmente nosotros a muchos de ellos les llevamos trabajo a la casa. En total asisten 16 operarios y se hace en tandas de ocho, con el distanciamiento permitido. Estamos trabajando bien, trabajan ocho una semana y los otros ocho, la otra”. 

Agregó que “hay mucha demanda de bolsas y no tuvimos la cantidad de operarios para hacerlas. Ahora estamos más encausados en el trabajo. Sabemos del brote mucho más fuerte que se viene, pero anhelamos poder seguir trabajando. Sufrimos todos desde nuestras casas al igual que los operarios. Muchos se sienten bien y algunos andaban en la calle haciendo mandados para sus familias”. 

La pandemia modificó el funcionamiento diario, sin lugar a dudas. Pese a esto, Pluís explicó que “nosotros igual tuvimos mucho más trabajo porque el personal siguió en el turno mañana, hasta que nos normalizamos. Hace un año cuando se cerraron los talleres nos agarró a todos una incertidumbre bárbara. No podíamos trabajar y había que afrontar los gastos fijos que se hacían cada vez más grandes”. 

Ante este entorno complejo y siendo conscientes de las medidas protocolares que había que cumplir para poder seguir en marcha, Pluís hizo hincapié en que “nos reunimos de manera virtual y logramos llegar a la Agencia Nacional de Discapacidad, donde tuvimos una ayuda económica también del Estado para poder solventar sueldos y cargas sociales, que fue por partida doble”. 

Llevan adelante un trabajo silencioso que ha dado sus frutos y logros. “También aprovechamos a hacer mejoras en el taller, donde por ejemplo cambiamos cielorrasos, colocamos nueva iluminación porque contamos con donaciones de la Cooperativa de Cascallares. El año pasado tuvimos una donación muy importante y la de este año fue tremenda también. Estamos muy agradecidos con quienes nos ayudan permanentemente”, finalizó Pluís.