Los imputados habían sido aprehendidos en octubre (foto ilustrativa)

Policiales

La Justicia de Garantías aceptó elevarlo a juicio

Tres imputados serán juzgados por el robo a Pasti Christensen

10|04|21 10:10 hs.

La Justicia de Garantías aceptó elevar a juicio la investigación por el robo que sufrió el tatuador tresarroyense Sergio “Pasti” Christensen en octubre de 2020, informaron a LA VOZ DEL PUEBLO fuentes judiciales. 


 Los imputados son tres sujetos identificados como Cristian Alejandro Chazarreta, Mauro Jonathan Berrutti y Alejandro Ortiz, este último, también acusado del delito de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”, tras el hallazgo de alrededor de tres kilos de marihuana en su casa, durante un allanamiento en el que se buscaban elementos de prueba que lo vinculen con el robo a Christensen. 

Por lo tanto, Chazarrate, Berrutti y Ortiz fueron imputados por la UFI N°16 del delito de “robo agravado” y, por estos días, la Fiscalía se encuentra en etapa de presentación de pruebas, antes que el Tribunal Oral en lo Criminal fije fecha de debate o los imputados resuelvan su situación judicial mediante la modalidad de “juicio abreviado”. 

Por su parte, Ortiz está siendo investigado por la UFI N°13 en el marco de la otra causa y tal vez sea juzgado en debates diferentes. 

El violento robo sufrido por Sergio Christensen se conoció públicamente a mediados de octubre del año pasado, luego que el tatuador tresarroyense lo denunció públicamente a través de un video en la red social Facebook.

 En esa grabación, que tuvo más de 10.000 reproducciones, además de reconocer que había sufrido el robo de un frasco de marihuana y otros efectos personales no especificados a manos de cinco delincuentes que irrumpieron en su casa, lo amenazaron con un arma de fuego y lo golpearon, Pasti compartió su preocupación por la existencia de un grupo delictivo en Tres Arroyos que se dedica a robarle a cultivadores de cannabis, aprovechando la vulnerabilidad que supuestamente genera esa conducta en las víctimas a la hora de denunciar. 

 Las sospechas denunciadas por el damnificado, fueron confirmadas off the record a este diario por miembros de la DDI que reconocieron haber escuchado comentarios sobre la existencia de otros hechos similares, aunque no así por la Fiscalía, ya que no hay declaraciones penales en ese sentido.