El Campo

Establece hasta cinco años de prisión

Avanza el proyecto que castiga el vandalismo rural

12|04|21 21:11 hs.

El proyecto de ley para combatir y castigar el vandalismo rural contra cosechas, tolvas, silos y los ataques a silobolsas que redactaron el presidente de la Cámara baja, diputado Sergio Massa y su par Ramiro Gutiérrez (Frente de Todos), llegará al recinto el próximo mes para ser debatido por los legisladores y legisladoras del Congreso nacional. 


Se trata de la iniciativa parlamentaria que tiene como objetivo frenar el daño a cosechas, silos o tolvas, considerándolo como "destrucción del trabajo argentino". 

 El proyecto se encuentra en la Comisión de Legislación Penal que preside la diputada de Entre Ríos, Carolina Gaillard. 

 “Con el despacho de la Comisión de Legislación quedaría habilitado para bajar al recinto y votarse y en ello trabajamos”, precisó Ramiro Gutiérrez en declaraciones radiales. Además, resaltó el apoyo público de la Confederación Rural Argentina (CRA) hacia el proyecto de Sergio Massa, ya que representa una acción concreta hacia el campo argentino que viene sufriendo violentos ataques y rotura de silobolsas con pérdidas completas de la cosecha. 

 A partir del trabajo de la entidad agraria, la Comisión de Legislación Penal recibió aportes y modificaciones propuestas por la CRA mediante una nota dirigida a la presidenta de la comisión y a los autores del proyecto- para agregar más “casuística”, es decir, “contar con más casos protegidos por la ley como antenas, equipos de comunicación, paneles solares, sistemas de vigilancia, cercados, etcétera”, detalló Gutiérrez. Tal como se planteó en el 2020, la iniciativa de Massa, que también suscribe el diputado Gutiérrez, tiene como objeto frenar los ataques a los silobolsas que almacenan la producción de soja y granos que vienen sufriendo productores agropecuarios en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe. 

El proyecto propone incorporar estos ataques sólo basados en el simple ánimo de destruir, como un daño especial y grave del Código Penal, creando para ello la nueva figura del “vandalismo rural” que castigará con prisión efectiva (hasta cinco años de cárcel) a los atacantes. 

 “Doble falencia” 
También se mejoró la regulación del delito de "estrago", es decir, de los daños de mayor escala y con riesgo a las poblaciones y a la vida, que eran de aplicación casi imposible, previéndose penas de hasta 12 años de prisión. 

 En los fundamentos del proyecto, Massa señaló que el Código Penal vigente "presenta una doble falencia que es necesario salvar. Por un lado, existe una laguna regulatoria sobre estas prácticas vandálicas como delito contra la propiedad y, por otro lado, algunas protecciones estaban incorporadas como modalidades de estrago, con el yerro, a nuestro juicio, de preverlas como delitos contra la seguridad pública". 

"Para salvar estas deficiencias legislativas y poder dar respuesta judicial certera y eficaz a las víctimas de estos atentados a la propiedad, decidimos crear la figura del 'vandalismo rural”, agregó finalmente.