En Tres Arroyos se hicieron dos donaciones de alimentos

El Campo

Entregó un 60% de alimentos

La Chocleada potenció su solidaridad durante la pandemia

20|04|21 09:09 hs.

Como es habitual a esta altura del año, desde la Fundación MovilizaRSE dan a conocer los resultados de su principal programa solidario La Chocleada, que en el contexto de pandemia y pese a todas las complicaciones, logró multiplicar su ayuda. A partir de campañas de donación se entregó un 60% más de kilos de alimentos que en 2019 y además se mejoró el valor nutricional.


“Uno de los objetivos de los programas de MovilizaRSE es combatir el hambre. Esta fundamental tarea se volvió aún más urgente en este pasado 2020, que se vio atravesado por una pandemia global. Fue un año en el que en el mundo nos enfrentamos a desafíos donde no quedaba otra alternativa que adaptarse a la realidad. Nuestra meta no podía ser ideal, sino que tenía que ser tan real como cada persona a la que nuestra ayuda llega”, explicó Sebastián Deym, el creador y presidente de la fundación.

Ante el escenario reinante, desde MovilizaRSE se decidió adaptar La Chocleada y convocar a los voluntarios y a las empresas que siempre acompañan la iniciativa para realizar una gran campaña de donación para continuar generando alimentos para ser distribuidos por diferentes regiones del país. “Una de las cosas que se hizo fue pedirle a los donantes de las hectáreas de maíz que colaboran con nosotros para que nos den el producido antes de la cosecha para poder convertirlo en alimentos no perecederos”, indicó.

MovilizaRSE, con el dinero compra alimentos no perecederos que entrega al Banco de Alimentos, a Cáritas, a la Fundación CONIN y también a algunos comedores con los que articula directamente.

“Por intermedio de nuestro programa y con la realización de campañas solidarias con empresas amigas logramos comprar y entregar un 60% más de kilogramos de alimentos que el año anterior. Incluso logramos mejorar el valor nutricional de las entregas al comprar mayor cantidad de carne, verduras, frutas, leche maternizada y leche entera entre otros productos”, aseguró con satisfacción Deym.




“Trabajando en red con los voluntarios, municipios, Bancos de alimentos, Centros Conin, Caritas y distintas organizaciones sociales del país, logramos distribuir alimentos en las provincias de Buenos Aires, Chaco, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Salta, Santiago del Estero y Tucumán”, completó.

Tres Arroyos
Como tantos otros eventos y acciones solidarias, La Chocleada Tres Arroyos vio alterada su rutina en 2020. Así, la décima edición de la movida que tiene a los choclos como protagonistas no pudo realizarse tal como la conocíamos. Sin alumnos en las aulas, era imposible ir a cosechar las hectáreas de maíz aportadas por productores agropecuarios, pero se buscó una salida para que fueran beneficiadas algunas instituciones locales: los donantes del cultivo directamente entregaron el dinero. 

“Lamentablemente no pudimos concretar el eje principal de La Chocleada, que es que los chicos cosechen el maíz y trabajen con las ONG beneficiadas. Decidimos cambiar el formato y que el donante de la hectárea ponga el dinero”, explicó Verónica Sammartino.

Así fue que a los dos donantes del maíz que ya había desde principio de año se sumó un tercero, y se pudo llegar a un monto de 161.500 pesos para distribuir en dos instituciones. “En esta oportunidad los que decidimos a dónde entregar el alimento comprado con el dinero fuimos los integrantes de La Chocleada, ya que no se pudo involucrar a los chicos para que interactúen con las ONG”, indicó Liliana Viejo.

El monto recaudado se repartió en partes igual entre la Asociación Amigos del Menor y la Familia, institución tutora de los jardines Frutillitas; y Unidos por vos Tres Arroyos. 


Integrantes de La Chocleada Tres Arroyos y de la Asociación Amigos del Menor y la Familia, tutora de los jardines Frutillitas, con los alimentos comprados con el dinero recaudado. La entrega se concretó en octubre



El balance nacional 
Según la información entregada, en 2020 se realizaron 23 Chocleadas. Debido a la situación relacionada con el Covid 19 y al aislamiento social, preventivo y obligatorio, el maíz se cosechó mecánicamente y sin la participación de los chicos. Con los aportes obtenidos del maíz cosechado, se realizaron las compras de alimentos que se distribuyen a nivel nacional en organizaciones sociales que brindan alimentos. Entre lo producido por las Chocleadas y las donaciones obtenidas, la fundación estimó que fueron 341.944 los platos de comida generados, fueron 31 las ONG beneficiadas entre las que se repartieron 1.115.373 pesos. 

Desafío
Está claro que 2021 presenta un escenario similar -si no más complejo- que el año pasado, de modo que el desafío es aún mayor. “Es cierto que atravesamos un presente lleno de incertidumbre, pero con la vivencia del año transcurrido tenemos muy en claro que debemos continuar movilizándonos para lograr realizar más chocleadas, realizar nuevas campañas solidarias y así generar la mayor cantidad de platos de comida posible y poder alcanzar a otros”, dijo Deym.   

Te interesaría leer