Maximiliano Verón está en coma tras el combate con Tito Lemos (foto TyC Sports)

Deportes

Pelea por su vida

Verón sigue en coma, tiene Covid y sufrió un robo

21|04|21 08:44 hs.

Por Fernando Sabatini (*)


Cuesta describir el delicado presente que atraviesa el púgil bonaerense Maximiliano Verón, quien fue derrotado por nocaut técnico ante el tresarroyense Gustavo Lemos el pasado sábado en José Arijón, Desvío Arijón, Santa Fe, en una cartelera organizada por OR Promotions, televisada por TyC Sports. 

Tras un combate donde recibió mucho castigo, partió de regreso hacia su hogar en la localidad de Haedo, junto a su mujer, entrenador y Florencia Zalazar -boxeadora y compañera de Verón, que combatió en dicha cartelera-. 

Horas más tarde se dio a conocer una noticia impensada y preocupante: en cercanía de Rosario el púgil habría sufrido una descompensación y tuvieron que dirigirse al hospital más cercano, siendo este el Hospital Juan Bautista Alberdi.

En menos de una hora el estado del boxeador se complicó y fue trasladado inconsciente al Hospital de Emergencias Dr. Clemente Álvarez (HECA) de dicha ciudad donde fue operado de urgencia a raíz de un sangrado cerebral. 

Le realizaron una intervención quirúrgica que resultó exitosa. Sin embargo, los médicos lo mantuvieron en coma inducido, para observación. Pero aquí comenzó la pelea más dura para el púgil. 

Desde afuera, su mujer y equipo, ante la desesperación y el momento crítico que aún atraviesan se dieron cuenta de que le habían sustraído sus pertenencias, entre ellas la bolsa que “El Picante” había recaudado por combatir con Lemos. 

“Voy hacer la denuncia contra la guardia nocturna del hospital Alberdi de Rosario, porque ante nuestra desesperación, Maxi fue saqueado y entre sus pertenencias estaba la bolsa que había cobrado en su pelea. Vergüenza tienen que tener”, así lo comunicó Marcelo Cerrezuela, entrenador del púgil, en un estado de su whatsaap. 

Al boxeador le habrían sustraído la suma de 270.000 pesos que cobró por enfrentar al tresarroyense, motivo por el cual, ayer a las 10.30, su entrenador- quien además es padrino del hijo de Verón- se dirigió a la comisaría N°10 de Rosario donde realizó la denuncia.

La misma fue publicada por el medio A LA VERA DEL RING que además dialogó con la Dra. Andrea Becherucci -Subdirectora del HECA- quien comentó: “Sigue en coma farmacológico conectado a un respirador e hizo fiebre. Llegó con un deterioro neurológico importante y tuvo una lesión muy grave: un hematoma subdural hemisférico que requirió una craniectomía descompresiva. Es decir, no fue sólo evacuar el hematoma, sino hacerle una cirugía para permitir que el cerebro no se comprima: se le saca una parte del hueso del cráneo a los fines de permitir que el cerebro se expanda en los días subsiguientes”.

Además agregó: “El todavía no se despertó. Lo que vimos fueron respuestas de reflejo nomás. Le suspendimos transitoriamente los sedantes que lo mantienen en coma y, como no nos convence su reacción, lo volvemos a dormir. Esto habla de que, por el momento, su cerebro todavía está injuriado”.

Pero como si todo esto que están viviendo fuera poco, se enteraron también que por protocolo el boxeador debió ser hisopado, en el cual dio positivo. 

En coma, con Covid-19 y un robo, Verón sigue peleando por su vida junto a su mujer y equipo que suman fuerzas para que el púgil se recupere.

(*) Fernando Sabatini, integrante de "Campeones en el Ring", Radio Libre AM 890 de Buenos Aires.