Alberto Amoroso es un productor ganadero y apícola con 50 años de trayectoria

Chaves

Gonzales Chaves

Dulce momento para producir miel

22|04|21 20:54 hs.

El nivel de la producción y los precios del mercado les sonríen a los productores de miel, de acuerdo a lo que Alberto Amoroso le confió en una entrevista a La Voz del Pueblo. 


Con 50 años de experiencia como productor ganadero y apícola, se manifestó marcadamente optimista. 

“La verdad que los apicultores tenemos un año espectacular, muy buena cosecha y muy buen precio”, dijo al comenzar. 

Explicó que este año la siembra de girasol “se dio de una manera no pensada por la cantidad de hectáreas sembradas en el distrito y eso ha favorecido mucho la cantidad de miel cosechada”. 

Afirmó que “era algo que no teníamos pensado para nada”. Y para explicar el fenómeno que terminó beneficiando la producción de miel, dijo que “hacía más de veinte años que no se sembraba tanto girasol. Se ha dejado de sembrar soja de segunda y se ha reemplazado por el girasol, lo que hace que se nos estire nuestra cosecha a una segunda extracción”.

 Además esta circunstancia resultó potenciada –según Amorosoporque el mercado internacional de la miel “está muy escaso y los compradores internacionales exigen mieles de calidad, y eso hace que tenga el valor que hoy tiene”. 

Buena calidad 
Indicó también que es buena la calidad de miel que se produce localmente. “Hay en el mercado mucha miel adulterada, por ejemplo China que es el principal exportador de miel, la hacen con arroz o remolacha azucarera, lo cual hace que la miel no sea de la calidad de la miel de la flor”, dijo en defensa del nivel del producto hecho en estas tierras. 

Incluso se suma, a favor de la producción argentina, que se ha dejado de producir miel en muchas partes del mundo. “El medio ambiente ha afectado a las colmenas y eso hace que las cosechas se hayan achicado. En mi caso particular hace cuarenta años cosechaba entre setenta y ochenta kilos de miel, y hoy cosecho treinta kilos –a buen nivel- como en este año”, precisó. 

Dijo en este sentido que “se debe a que hay mucho menos floración, por un lado por la siembra de la soja, dado que el glifosato no ha dejado nada; y porque se ha perjudicado el medio ambiente”. 

Costos y sanidad 
En lo que respecta al aspecto sanitario de las colmenas señaló que “estamos curando dado que hay un solo problema en las colmenas que es la varroa, y para ello aplicamos un insecticida en esta época y no se cosecha hasta la primavera”. 

Sobre el costo de producción subrayó que “lo más alto que tenemos son los tambores que nos exige SENASA, que son muy caros porque hay monopolio en su fabricación. También influye mucho el combustible dado que hay que andar mucho y como en la mayoría de los que andamos acá no tenemos empleados, es un costo menos”. 

Amoroso tiene ubicadas sus colmenas en diferentes lugares y desde hace mucho tiempo. Suma cincuenta años en esta actividad. 

Mejorar el precio 
}Confió que entre un grupo formado en la localidad y otro más reunido en Tres Arroyos, lograron sumar unos 340 tambores recientemente. “Con eso mejoramos el precio. Los compradores de miel y exportadores, normalmente, en forma semanal o quincenal están haciendo ofertas porque quieren la miel que hoy tiene un valor de 310 pesos el kilo, que es lo que está pagando el mercado internacional, siempre más IVA”, sostuvo. 

En relación al consumo, el productor apícola chavense dijo que “mejoró mucho porque la gente ha cambiado el hábito de la azúcar por la miel, pero ahora se complica por el valor que ha tomado”. 

Ganadería 
En su otra actividad, la ganadería, expresó que “está pasando por un momento bueno”. No obstante indicó que “siempre tenemos alguna de estas noticias que nos incomodan, como las últimas declaraciones de la Secretaria de Comercio (Paula Español) que redujo la exportación de carne vacuna a China y otros mercados internacionales”. 

Explicó Amoroso que medidas similares se tomaron en 2008 y 2011 generando que la actividad ganadera se redujera. “Se perdieron quince millones de cabezas de ganado, ahora se vuelve a tropezar con la misma piedra creyendo que la carne -o el precio de la misma- no la puede consumir por el precio, pero no es así. Lo que sucede es que los sueldos a la gente no le alcanzan y en esto no tiene la culpa la población, la tiene el gobierno que genera inflación, que es lo peor que le puede pasar al habitante del país, todo su salario no se lo consumen la carne u otros alimentos, ni el combustible; se lo consume la inflación, pero nunca se habla de bajarla”, sentenció.