Alejandro Burgauer

Claro, Reta y Orense

Continuarán con el desarrollo del proyecto urbanístico

Dunamar S.A. “va a seguir ejerciendo sus derechos porque no ha sido parte”

25|04|21 18:30 hs.

El presidente de Dunamar S.A. Alejandro Burgauer, junto a su asesor legal, Gabriel Ardiles, dieron su versión sobre las implicancias que podría tener sobre el proyecto urbanístico en desarrollo, la declaración de inconstitucionalidad que recayó sobre la ordenanza del año 2009, que permitió su avance. 


“Con relación al fallo, Dunamar S.A. no ha sido parte. GAPTA ha hecho una acción contra el municipio de Tres Arroyos”, dijo Ardiles en principio. 

Agregó que “dentro de un expediente judicial hay un principio -un derecho- que es inalienable. Es el ejercicio de defensa en juicio. Si nosotros no hemos sido parte, si no hemos podido ofrecer prueba, el derecho de defensa de cualquier persona no puede ser desoído”, sostuvo. 

En relación a todas las instancias que la firma inmobiliaria debió emprender ante organismos de control estatal para poder avanzar con el proyecto urbanístico, el abogado dijo que los “expedientes que están tramitando tanto en el municipio como en la provincia de Buenos Aires, se van a continuar porque no hay una orden judicial en sentido contrario”. 

Expresó que “Dunamar S.A. va a seguir ejerciendo sus derechos en esos expedientes. Nos estamos enterando del fallo a través de los medios periodísticos”. 

Respecto a que el fallo tuvo en cuenta que no se realizó una audiencia pública, cuando la ordenanza se aprobó en 2009, Ardiles indicó que “no es así ya que en febrero de 2020 ante una recomendación del OPDS -pedido por GAPTA- se llevó a cabo una audiencia pública en la Cámara Económica”. 

Pero al no ser estimada por la justicia por entender que fue hecha muchos años después (once), el abogado manifestó de todos modos que “esa audiencia pública no ha sido cuestionada por nadie. Estuvieron presentes integrantes de GAPTA y otras entidades. No hubo ningún cuestionamiento a nivel administrativo ni judicial”, aseguró. 

Al ser consultado por si legalmente pudo verse afectado el proyecto, que se apoyó por más de una década precisamente en la ordenanza que fue declarada inconstitucional, Ardiles insistió con que “legalmente vamos a seguir con las tramitaciones que tenemos en los diferentes expediente administrativos tanto a nivel municipal, como a nivel provincial”. 

Además sostuvo que el emprendimiento inmobiliario obtuvo respaldo de organismos de control. “Se ha hecho un estudio de impacto ambiental y una prefactibilidad otorgada a la primera etapa del proyecto, y eso no está en cuestionamiento. Eventualmente balneario Dunamar va a hacer valer los derechos que le corresponden”, afirmó. 

Dispuestos a ajustar 
Por su parte, Alejandro Burgauer dijo, en referencia a las consecuencias que pueda generar el fallo, que están dispuestos a adecuarse “si hay que hacer un ajuste”. 

Explicó también que “legalmente estamos obligados, desde el año 2006, es decir 15 años, a retirarnos 250 metros del mar, desde la línea de ribera marítima que determinó la provincia de Buenos Aires”. Desde ese límite hacia dentro del continente “no puede haber nada”. 

Estado natural 
Como los reclamos recibidos de parte de GAPTA están vinculados a que no se respetarían los límites de protección costera, Burgauer subrayó que “la línea de ribera oceánica se ubica aproximadamente sobre los primeros tamariscos costeros”. 

Además apuntó que una referencia física de los 250 metros, a partir de los cuales se puede emprender un proyecto inmobiliario, lo marcaría la calle Neuquén. “De Neuquén hacia al sur no puede haber nada”, dijo en alusión a viviendas, terrenos o loteos. 

También señaló que los 250 metros -que es la franja de protección costera creada por ley- está integrada por los 100 primeros metros que pertenecen a la Provincia y los 150 posteriores que son propiedad privada. 

Puntualmente sobre la franja en cuestión, Burgauer manifestó que “estamos trabajando para que quede a perpetuidad en su estado natural, sin circulación de vehículos, salvo en el perímetro de las bajadas”. 

Remarcó que el rol de esos 250 metros -en términos ambientales- “es de una gran barrera de reparo y recarga de arena de la playa”.

El fallo 
Un pedido hecho a la justicia de parte del Grupo Ambientalista del Partido de Tres Arroyos (GAPTA) tuvo recientemente el visto bueno de una Cámara Contencioso Administrativo marplatense. 

El reclamo se concentró en declarar inválida una ordenanza aprobada en Tres Arroyos durante 2009 (5981/09) que declaró “urbanizables” a una gran parte del terreno costero del partido de Tres Arroyos. 

Mientras estuvo vigente la norma habilitó la urbanización de 28.742 mil metros lineales de playa. En GAPTA argumentaron que el decreto provincial que regulaba la urbanización del suelo costero sólo permite la urbanización de 7930. 

Otro aspecto objetado es que ordenanza se implementó sin una audiencia pública obligatoria que se exige para toda norma ambiental y urbanística . 

El no haber tenido en cuenta la convocatoria popular resultó determinante para el fallo firmado el reciente 9 de marzo por los jueces Diego Fernando Ucin, Elio Horacio Ricctelli y Roberto Daniel Mora. 

Incluso fue desestimada por la justicia la auditoria que el municipio convocó en febrero de 2020, como acto de defensa al pedido hecho por la organización local conservacionista. En el fallo se advierte que fue realizada fuera de tiempo, considerando que la ordenanza se aprobó en 2009. 

Luego de reclamos realizados ante el gobierno municipal, la entidad conservacionista comenzó a pedir judicialmente la derogación de la ordenanza por considerar que era una norma inconstitucional. 

En primer lugar, el juzgado Contencioso Administrativo de Bahía Blanca, entendió que la norma era inconstitucional y así lo declaró en septiembre de 2020; lo que fue apelado por la Municipalidad.

 Pero la Cámara de Mar del Plata, del mismo fuero, rechazó el recurso del municipio quedando firme la declaración de invalidez -o inexistencia- de la ordenanza aprobada en 2009, por el Concejo Deliberante de nuestra ciudad.


Add space 300x250x2