Maximiliano Núñez consideró que se está afrontando “la etapa más tensa y difícil” ante la pandemia d

La Ciudad

Maximiliano Núñez, director de Región Sanitaria 1

“Estuvimos a punto de trasladar a un paciente fuera de la Región Sanitaria”

02|05|21 08:48 hs.

La tensión en el sistema de salud de la Región Sanitaria 1, que comprende a Tres Arroyos y otros catorce partidos del sudoeste de la Provincia de Buenos Aires, ha crecido durante estas últimas semanas, según lo reflejado en los números diarios. 


Muchos municipios están al límite, Tres Arroyos incluido, teniendo una ocupación casi total de las camas disponibles para pacientes con coronavirus y de Unidades de Terapia Intensiva.

Para poder obtener un análisis de la situación, La Voz del Pueblo dialogó con el director de la Región Sanitaria 1, el doctor Maxililiano Núñez, quien manifestó que “hoy están todos con la lengua afuera. Al Penna le debe quedar un huequito, que si todos los hospitales de la región no tuviesen ni un lugar, estaría colapsado”. 

El año pasado se lograron sortear las complicaciones en el sistema de salud porque “debido a la cuarentena todo se distribuyó en seis, siete meses y se pudo contener. Ese tiempo se aprovechó para fortalecer los lugares y conseguir insumos. Pero es una medida que tiene un límite porque también hay que contar con personal para sostener esa ampliación y hay que asegurar el oxígeno para esas camas, que actualmente las empresas no están dando abasto para producirlo”, indicó Núñez. 

Hoy en día, la única solución que hay “es reducir la circulación y hay que buscar un sistema que no perjudique tanto a la vida cotidiana, como si se cierra todo. Yo creo que se va a ir por esa línea, pero hay que bajar la cantidad de personas que salen de sus casas, no nos queda otra. Cuanto más anda la gente, más anda el virus”, remarcó el doctor. 



En lo personal, contó que “cuando empezó a haber más circulación del virus, la decisión de mi familia fue suspender todo lo que no es salir a trabajar o hacer actividades fundamentales, porque el riesgo más grande no está en el trabajo, sino en lo que hacemos después de eso. Los niveles de cuidado y protección de los ambientes laborales son muy altos, está muy protegido”.

En Bahía Blanca 
Bahía Blanca pasó de ser un lugar de circulación leve, a uno de alto riesgo, con un crecimiento exponencial de los casos de coronavirus. “La velocidad de contagio es muy alta y más del 50% de la gente que entra a terapia intensiva, termina falleciendo”, resaltó Núñez. 

La ciudad cuenta con cinco hospitales privados, uno municipal, otro militar y el Hospital Penna, ocho instituciones en total que actualmente “están afectados un 99% por el Covid. El problema de esto es que si por ejemplo hay un accidente grave, hay que salir a buscar dónde llevar a esa persona porque no hay lugar para ella”, comentó el director.

En Bahía Blanca se continúan recibiendo pacientes de otras ciudades con cuadros graves, pero la realidad en este momento, según informó el doctor Núñez es que “está todo cubierto, tanto salas Covid como terapia. Si ya no lo puede hacer más, la idea es derivarlos fuera de la Región Sanitaria a través de la Unidad de Gestión De Camas y del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias, que tratan de ubicar lugares”. 


“Al Hospital Penna le debe quedar un huequito”, dijo el director de la Región Sanitaria


Hasta el momento nadie ha tenido que ser llevado fuera de esta Región Sanitaria, pero “estuvimos a punto. La verdad es que en el día a día se va viendo. Si una persona fallece, se libera una cama. En la última semana acá murieron casi 60 personas, así que son 60 camas que están liberadas, lamentablemente. Es terrible, pero es parte de lo que está pasando”, reflexionó. 

El Comité de Bioética 
En una entrevista anterior realizada por Telefé Bahía Blanca, el director puso en agenda el tema del Comité de Bioética, que se encargaría de analizar, llegado al caso, a qué paciente darle prioridad. 

El mismo se compone por un grupo de autoridades de distintas instituciones y son quienes deciden y apoyan en toda decisión a la persona o al médico que debe definir cómo asignar un recurso y a quién, teniendo en cuenta las posibilidades de vivir de los pacientes. “Es muy difícil para una persona que esa responsabilidad recaiga sobre ella sola, por eso el Comité lo que hace es acompañarla cuando la situación ya está al límite. Por ejemplo, si viene alguien de 25 años con buen estado de salud, pero que requiere oxígeno, y otro de 57, se prioriza al joven por la vida que puede llegar tener. Nada tiene que ver con que tenga obra social o no, porque estamos hablando de la supervivencia de un ser humano”, señaló.

El solo hecho de plantear el eventual funcionamiento del Comité, marca la tensión que afronta el sistema. 

Tres Arroyos y la vacunación 
Sobre nuestro distrito, el director indicó que la situación en relación a contagios por cada cien mil habitantes, Tres Arroyos se ubica entre 330 y 350 aproximadamente. “No está tan mal, pero tampoco está fuera de riesgo. Lo ideal sería 150, pero todo el resto se encuentra por encima de esos números”, dijo. 

Bahía Blanca está cerca de triplicar esa cantidad y en Punta Alta se ubicaba sobre 1200 casos cada 100.000 habitantes. Con respecto al cronograma de vacunación “viene a buen ritmo en toda la Región Sanitaria”, sostuvo el doctor.

En Tres Arroyos, como es de público conocimiento, tiene lugar en el Polideportivo y en el Hospital. Hasta ayer por la mañana, había 11.035 vacunados, de los cuales 9.771 son con una dosis. El total de inscriptos era de 23.517. 

“La hospitalización de adultos mayores ha disminuido mucho en todos lados, lo que muestra la eficacia de las vacunas y da la tranquilidad de que una persona que tenga Covid y le hayan aplicado al menos una dosis, seguramente no termine internada”, remarcó Maximiliano Núñez. 

Para finalizar, puso de manifiesto que “la vacunación es la base y el requerimiento más importante. Pero más allá de eso, hay que seguir los cuidados del barbijo, el distanciamiento físico y social, el lavado frecuente de manos, mientras se inocula a la mayor cantidad de gente posible”. 

Calificó a la etapa actual como “la más tensa” y pidió colaboración para poder superarla, hasta que se llegue a la etapa en que comiencen a disminuir los contagios de esta “segunda ola”.