Nicolás Bruel y otros miembros de la comisión directiva participaron en los trabajos

Deportes

Se viene el predio propio

El TARHC avanza y proyecta en San Agustín

02|05|21 11:09 hs.

El Tres Arroyos Rugby & Hockey Club (TARHC) comenzó el viernes la cimentación de los postes que van a dar iluminación a su predio, en el barrio abierto San Agustín. Está preparando sus instalaciones en este atractivo lugar, que surgió a partir del loteo de Pardo Inmobiliaria. Nicolás Bruel, presidente de la entidad, dijo que “queremos empezar con esto y con un relleno que nos va a hacer la Municipalidad, por lo cual estamos muy agradecidos”. 


En este sentido, señaló que “será una capa de diez o quince centímetros de tierra negra para poder sembrar un pasto de buena calidad y que los chicos entrenen ahí con luz y con un buen césped. Eso es justamente para hacer los entrenamientos de entre semana. Los fines de semana seguiremos en la quinta del Colegio Jesús Adolescente, como venimos hasta ahora”. 

La etapa siguiente consistirá en “hacer algún house o un espacio con vestuarios y baños para que vaya tomando su propia autonomía”. Explicó que “tanto el rugby como el hockey van a tener sus instalaciones. Ahora lo que plantemos es iluminación para una cancha de rugby, el sector para un house y otro lugar iluminado para hockey”. 

El predio tiene cuatro hectáreas, por lo cual brinda la posibilidad de incorporar diversas instalaciones para ambas disciplinas. Nicolás Bruel señaló que “a mí me gustaría, me lo imagino de acá a muchos años, como un espacio en el cual todo el barrio San Agustín tenga la posibilidad de hacer deporte. Después todos juntos comiendo algo en el house, por ejemplo. Este es el sueño e iremos dando todos los pasos para poder lograrlo”. 

Al describir las perspectivas que tiene el club, sostuvo que “nos interesa esta sociedad entre la Inmobiliaria Pardo con el barrio San Agustín y nosotros por el feedback que vamos a tener. Dar una propuesta y a la vez nutrirnos de más de 300 lotes que hay en el lugar, familias que pueden desarrollar sus actividades en nuestra entidad”. 

Destacó el crecimiento de San Agustín “en cuanto a construcciones, la vegetación ya se la ve exuberante y es un ambiente que invita a recorrer, a pasear. Estamos muy ilusionados y muy agradecidos a la Inmobiliaria Pardo, a Juan Pardo, su padre Alberto y a la Municipalidad de Tres Arroyos”.



Con placer 
El presidente del TARHC valoró que “es un primer paso para lograr tener nuestra primer casa propia”. El foco de la práctica deportiva son los infantiles, debido a que “es lo que te alimenta una pirámide para las divisiones superiores. Disfrutamos mucho y los chicos también la pasan bárbaro en verde que tenemos en la quinta, y que también podemos tener en este nuevo predio de San Agustín”. 

Hay un aspecto especialmente significativo. “En las bases de los postes de luz intervenimos los miembros de la comisión directiva. Nos pusimos la ropa de trabajo, pedimos el hormigón y a laburar. Estuvo muy divertido también, uno lo hace con mucho placer porque sabe por lo que trabaja”, expresó.

Habló de los efectos de la pandemia, las dificultades que no se pueden negar y le otorgó relevancia a “un montón de gente que colabora con el club desde otro lugar. Integrando comisiones de padres, en quioscos, mediante rifas, todo por el TARHC”. 

Por este motivo, sostuvo que “estamos muy agradecidos con todos los que colaboran. El proyecto que tenemos es muy ambicioso, requiere de mucho dinero y la verdad es que, en este caso, Inmobiliaria Pardo nos está ayudando a financiar algunos trabajos”. 

Cada respaldo es fundamental, porque “si tuviéramos que hacer una obra como esta con la recaudación de la cuota social -cuando hay que pagarle a los profes, el alquiler de la quinta y el mantenimiento- el tiempo que necesitaríamos sería eterno”. 

En el cierre del diálogo con este diario, Nicolás Bruel reiteró su entusiasmo por este avance y el horizonte que tiene el club, más allá de los efectos generados por la pandemia que afectan en mayor o menor medida a todos.