El intendente de San Cayetano, Miguel Gargaglione, al realizar anuncios días atrás (captura de video

San Cayetano

San Cayetano

Seguir en fase 4 está “en las manos” de los sancayetanenses y del Estado

29|05|21 13:00 hs.

El distrito de San Cayetano es el único de toda la provincia de Buenos Aires que conserva la fase 4, en días donde la pandemia de coronavirus ha generado el mayor daño en la salud de los argentinos mediante un proceso de aceleración de casos y saturación de los servicios de salud. 


Si bien no aplica ninguna fórmula que no esté al alcance de cualquier otro distrito, el intendente Miguel Gargaglione sintetizó sobre qué aspectos se viene trabajando entre la comunidad y el Estado, para evitar un repunte de casos que implique retroceder de fase y perder los beneficios de tener un presente estable. 

El jefe comunal dijo estar “contento” porque su distrito atraviese la actual situación, “con un nivel de contagios muy bajo, que está en el orden de los 20 casos activos”. 

“Eso exige seguir trabajando, educando e insistiendo con que hay que cuidarse con lo único que da resultado –por este momento- como lo es con el cuidado, respetar los protocolos y avanzar con la vacunación”, dijo el mandatario municipal a La Voz del Pueblo. 

En ese sentido explicó que “lo primero está en manos de los sancayetanenses, y lo segundo está en manos del Estado”. Igualmente Gargalglione recordó que a San Cayetano le llegó “un poco antes” la segunda ola; y que a partir de allí dispusieron de una serie de medidas que “dieron resultado”.

“Estar cerca” 
Para ello indicó que se implementaron medidas para “estar cerca de los comerciantes para hacer hincapié sobre aquellos puntos que son más peligrosos para los contagios”. 

“Esto sigue siendo una pandemia, creo que la gente de San Cayetano ha tomado conciencia que donde nos relajemos vamos a estar complicados, ese es el otro mensaje, no relajarse”, dijo Gargaglione a La Voz del Pueblo.


Gargalione manifestó su preocupación por la rapidez con que se dan los contagios, en el marco de la segunda ola, provocando un “aumento exponencial” de casos en muchos otros distritos. 

Explicó que respecto a cómo han actuado para ejercer un control en la actividad comercial, por ejemplo, se dispuso la puesta en marcha de un grupo de estudiantes de enfermería que con una imagen amigable, comparándola con la de un inspector municipal, comenzaron a realizar visitas para concientizar.

“No inspeccionan. Ingresan a los comercios, insisten con la capacidad máxima, dejan folletería, aquel que no tiene cartel en la entrada que indique la capacidad –o aforo- se lo dejan. Tan sólo es tener presencia para que la gente termine de educarse”, describió el intendente. 

Los controles también se trasladan hacia las confiterías y restaurantes, para supervisar el cumplimiento de los protocolos. “Pasa por ahí especialmente, por concientizar y controlar; pero además hemos visto una respuesta grande de los sancayetanenses en la responsabilidad personal y colectiva”, advirtió.

“Hace ya una semana que tenemos complicada toda la zona, la provincia, la región, la nación y nosotros seguimos con un nivel de contagio bajo. Esto quiere decir que los sancayetanenses se cuidan”, ratificó. 

La dicotomía 
Puntualmente indicó que desde el municipio “siempre” se respetaron las actividades de cada una de las fases; decisión que les ha generado “algún inconveniente” entre la comunidad por la situación económica que se sufre. 


El jueves se recibieron 300 dosis del segundo componente de la vacuna Covishield (Astrazeneca). Hasta el momento son 1926 las primeras dosis aplicadas, y 657 segundas dosis; según informó la secretaría de Salud


“Pero es la dicotomía, salud o economía. Si las dos cosas pueden funcionar juntas, eso es a lo que apuntamos y con lo que tratamos de colaborar; que funcione la economía pero también que funcione la prevención de la salud de los sancayetanenses”, manifestó. 

Como ejemplo mencionó que actualmente podrían disponer de la apertura de confiterías y restaurantes “con la capacidad original de distanciamiento, pero pusimos un aforo del 30 por ciento”. 

En ésta misma línea dijo que hay aspectos en los que prefieren aplicar restricciones o aforos correspondientes a una fase anterior. “Esto sigue siendo una pandemia, creo que la gente de San Cayetano ha tomado conciencia que donde nos relajemos vamos a estar complicados, ese es el otro mensaje, no relajarse. Tratar de disfrutar de la fase 4, pero cuidarla”, observó el jefe comunal. 

Accesos 
Un aspecto en que Gargaglione trabajó especialmente durante estos días de confinamiento más estricto –correspondientes al DNU vigente- tiene que ver con el control sobre los accesos al distrito. “Lo que estamos haciendo es controlar en Energía, para el lado de Gonzales Chaves, para el lado de Ferrari que es hacia el norte de la ciudad cabecera”, dijo. 

“Hacemos esto porque aquellos distritos que están en fase 2 -en realidad- tienen que respetar el aislamiento”, explicó respecto al control de los accesos


Pero aclaró rápidamente porqué tomaron esa determinación desde el municipio que gobierna “Hacemos esto porque aquellos distritos que están en fase 2 -en realidad- tienen que respetar el aislamiento”, afirmó. Y agregó que las personas que no son consideradas esenciales “no pueden andar”. 

“Lo que hacemos es controlar eso; que los que estén en ruta sean trabajadores esenciales. El que no es trabajador esencial no tiene por qué estar en ruta”, aseguró Gargaglione quien dejó en claro que ni por esparcimiento, ni por ninguna razón social se permite el ingreso de personas de otros distritos a San Cayetano.