Fernández apuntó contra la presencialidad en distritos que están en “alerta epidemiológico”.

Nacional

Por lo hecho en CABA, Córdoba y Mendoza

Fernández sobre la presencialidad: “Están jugando con fuego y el fuego va a quemar”

31|05|21 11:24 hs.

El presidente Alberto Fernández apuntó hoy contra la Ciudad de Buenos Aires (CABA) y las provincias de Córdoba y Mendoza por el regreso a las clases presenciales en medio de la segunda ola de coronavirus al sostener que “están jugando con fuego y el fuego va a quemar a la gente”. 


Amparados en la autonomía provincial, los distritos mencionados decidieron ignorar el decreto presidencial que dispone clases a distancia para los distritos que se encuentran en “alerta epidemiológico”. 

“Todo esto es jugar con fuego y yo lamento que ese fuego va a quemar a la gente de cada uno de esos lugares. En Alemania hay una estimación que se hace para medir el riesgo de la pandemia. Y cuando hay 150 personas cada 100.000 habitantes contagiados se suspenden las clases”, contó el Presidente a radio AM 990.

El mandatario explicó que “ahora en estos lugares” de Argentina “la tasa de incidencia es de 600 a 700 casos, o sea cuatro veces la tasa que marca Alemania para suspender las clases”. 

“Yo marco todo esto para que la gente entienda que no es un capricho, no es que se nos ocurrió arruinarles la vida a los porteños, cordobeses. La idea es cuidar a la gente. Y está visto que la educación moviliza al 25% de lo que circula diariamente en Buenos Aires”, subrayó. 

Fernández también indicó que los resultados del confinamiento estricto “los vamos a ver en dos semanas” y consideró que “poco a poco deberían bajar los casos”. “Hay que seguir cuidándose, evitar la circulación”, apuntó. 

El Presidente también se refirió al tema vacunas y sostuvo que “si las cosas salen como están previstas, a partir de junio tendríamos que tener más de 2 millones de dosis de Sputnik fabricadas en Argentina”. 

Asimismo, habló de las recientes declaraciones del expresidente Mauricio Macri quien señaló que durante su gestión “a las 7 u 8 de la noche” ponía Netflix y “cerraba todo”.

"Cuando uno es Presidente, lo que no tiene es horario. Sé que empieza mi día a las 7.30 y nunca sé cuándo termina. Pero no me quejo. Es lo que seriamente debería hacer alguien que gobierna”, sostuvo Fernández. (DIB) MT