En los terrenos de las inmediaciones a la dependencia policial robada hallaron casi todos los compon

Policiales

Otro escándalo en menos de un mes

Buscaban al menos un rifle y una ametralladora robada a la policía

01|06|21 08:35 hs.

Un nuevo incidente que golpea a la policía de Tres Arroyos ocurrió en horas de la madrugada de ayer, cuando sujetos desconocidos mediante la modalidad escruche se llevaron armas de fuego que son habitualmente utilizadas por las fuerzas de seguridad para realizar sus entrenamientos habituales, como así también computadoras y otros elementos de trabajo.


El hecho fue constatado en horas de la mañana por el personal que se desempeña en esa dependencia ubicada en la calle Lamadrid al 1900, donde funcionan cuatro carteras de servicio: el Centro de Reentrenamiento, la Oficina de Drogas Ilícitas, la Zonal del CPR y la Planta de Verificación legal de vehículos. 

Según se informó de manera oficial, la sustracción se produjo en una dependencia donde el oficial que debería haber estado de guardia no se hallaba en su puesto de trabajo, por lo que se pudo dar con comodidad la modalidad escruche.

Para ingresar al ambiente donde estaban guardadas las armas (cabe recordar que el lugar es un motel de alojamiento abandonado y reaprovechado a tal fin), los delincuentes habrían ingresado al predio tras levantar una persiana plástica y forzar una ventana. 

Al mismo tiempo, los delincuentes aprovecharon la ausencia de vigilancia para ingresar en las oficinas de las otras dependencias y llevarse distintos elementos, muchos de los cuales, fueron hallados en los terrenos de las inmediaciones. 

Entre esos componentes recuperados pudo registrarse indumentaria policial, tres escopetas, dos chalecos antibalas, un proyector, una cámara de fotos, un equipo multimedia de computación, un juego de esposas y dos bastones. Mientras que aún faltaban recuperar tres escopetas y una ametralladora FMK3, que anoche continuaba buscándose por parte de las distintas fuerzas de seguridad locales.

La investigación 
El escandaloso episodio que protagonizaron las fuerzas de seguridad de Tres Arroyos, que se suma a la fuga de cinco presos entre la noche del 5 y la madrugada del 6 de mayo, fue constatado en horas de la mañana por parte del personal que llegó a trabajar a esas instalaciones ubicadas en un predio de la calle Lamadrid al 1900. 

En el lugar, donde siempre trascendieron de manera extraoficial las precarias condiciones edilicias del espacio de trabajo de las personas que se desempeñan ahí, comenzó su labor la Policía Científica. 

Poco tardaron los efectivos en comenzar a encontrar distintos elementos en los terrenos vecinos, mientras por otro lado, instruía las tareas el instructor judicial Fabricio Alé, de la UFI N°16, cuyo titular es el doctor Gabriel Lopazzo. 


El instructor judicial. De la UFI N°16, doctor Fabricio Ale, sale del depósito donde estaban las armas para continua instruyendo la investigación


También se encontraba en el lugar el titular de la Policía Comunal, comisario Juan Walter Fernández, quien al igual que el resto de las autoridades presentes se negó a brindar declaraciones a la prensa presente en el lugar. 

Fue justamente en una de las habitaciones adaptadas del ex hotel donde los ladrones hallaron el armamento y los componentes logísticos que tomaron, aunque por razones no establecidas, los mismos fueron dispersos en las inmediaciones. 

Lamentablemente, los elementos recolectados hasta el cierre de nuestra edición no serían suficientes para orientar la investigación en algún sentido, aunque la Fiscalía aún aguardaba el resultado de distintas pericias para determinar un eventual pedido de allanamiento o medida que permita el esclarecimiento del hecho.