Propietarias de guarderías solicitaron ayer en el municipio la reapertura de esta actividad

La Ciudad

Realizaron un pedido formal al intendente Sánchez

Las guarderías quieren ser reconocidas como esenciales

01|06|21 08:59 hs.

Ayer por la mañana en el hall del Palacio Municipal un grupo de propietarias o representantes de guarderías presentó una carta firmada y avalada por alrededor de 300 padres afectados por el cierre de las instituciones. El escrito estuvo dirigido al intendente Carlos Sánchez. Reclaman por la reanudación de la actividad bajo el rubro comercial, en el marco de la fase 2 que transita nuestro distrito. 


Dicha presentación formal hace referencia a la necesidad de volver a brindar el servicio, tanto para los padres como para quienes se desempeñan en este rubro. 

Entre otras consideraciones, plantean en la carta que la actividad debe ser considerada esencial. Laura Magaldi; Daiana Lorenzo y Elisabeth Almeira, representantes de guarderías en Tres Arroyos, explicaron que “una de las mamás de otra guardería realizó una petición junto a padres haciendo el reclamo para que las guarderías vuelvan a abrir, tras varios meses de no poder trabajar. Aguardamos una pronta solución al tema tras la reunión con Matías Fhurer. Realizamos una carta formal dirigida al intendente Carlos Sánchez, en la cual el aspecto central pasa por el hecho de que queremos que se nos reconozca como comercio esencial, porque los padres que trabajan necesitan de nuestro servicio y que tengamos abierto”.

Lo que solicitaron desde estas entidades es que se los reconozca Argumentaron que “hay padres que trabajan y necesitan que nosotros cuidemos a sus hijos. Sabemos que es un tema sumamente complicado para todos, pero sucede que uno tiene que seguir afrontando gastos, pagándole a los empleados, seguir pagando alquiler y la verdad es que se pone muy difícil”.

Además, uno de los ejes centrales es la petición de poder reabrir con menos cantidad de niños, o con otro protocolo más exigente, pero reanudar el funcionamiento. 

De esta manera, sostuvieron que “nosotros el año pasado estuvimos cinco meses sin trabajar, es más, hubieron guarderías que tuvieron que cerrar. Gracias a Dios pudimos seguir y ahora desde mediados de septiembre que estamos trabajando. Con la llegada de la fase 2, se cortó todo nuevamente”. 

También sucede en este contexto que hay padres que son esenciales, que tienen que ir a trabajar y no les queda otra alternativa. “En esta fase actual que estamos, a los padres no les permitieron quedarse en sus casas a cuidar a los niños. Tienen que trabajar sí o sí, entonces realmente no saben qué hacer con los chicos, se los dejan a alguna abuela. Eso es lo que reclamamos un poco en la carta que hemos presentado”, indicaron.

El petitorio presentado cuenta con alrededor de 300 firmas que involucra a propietarios de guarderías y a familias, pero puntualmente a los padres que tienen que llevar a sus hijos a la guardería.

Segundo hogar 
Desde estas instituciones, se consideran como el segundo hogar de los más pequeños; por lo que tienen en cuenta que en la ciudad han retomado sus actividades varios comercios con sus protocolos correspondientes. 

Señalan que las guarderías cuentan con un protocolo que vienen cumpliendo de manera satisfactoria debido a que ninguna tuvo que cerrar por contagios. Por otra parte, consideran que la población infantil no ha sido considerada de riesgo por los distintos órganos de salud y expertos en el tema. 

Al mismo tiempo, remarcan que el sector de guarderías brinda un servicio a familias trabajadoras, ya que los adultos deben trabajar, dependiendo de sus propios ingresos. 

Asimismo, observan que la interrupción de esta actividad dejó sin sustento a varias familias, sin la posibilidad de tener cuidado adecuado y de calidad para sus hijos mientras trabajan.

Por todo lo expuesto anteriormente, es que los espacios de guarderías solicitaron ayer que se retomen las actividades, pensándolas no como instituciones educativas, sino como un comercio, que es lo que son ante organismos como la AFIP.