El armamento recuperado ayer completa los faltantes del robo en el Centro de Reentrenamiento

Policiales

Tres allanamientos. Un detenido

La policía respondió y encontraron las armas y municiones que faltaban

02|06|21 08:53 hs.

Luego de tres allanamientos simultáneos realizados ayer por la tarde en nuestra ciudad, la policía logró recuperar las dos armas y municiones que aún faltaban tras el robo perpetrado en la madrugada del lunes en las instalaciones del Centro de Reentrenamiento. 


Durante los procedimientos que fueron instruídos por el fiscal Gabriel Lopazzo, con una orden del Juzgado de Garantías, a cargo de la doctora Fabiana Brandolín, fue detenido un sospechoso vinculado de manera directa con el hecho, identificado como Juan Sebastián Galván, de 25 años, un sujeto con antecedentes penales, a raíz de los cuáles, según confiaron fuentes judiciales, existía un registro previo de su huella digital, el cual habría sido cotejado con un rastro hallado en uno de los elementos que fueron encontrados poco después del hecho en los terrenos vecinos al área del robo, en la calle La Madrid al 1900, y la comparación tuvo resultado positivo. 

Ante tal situación, la policía acudió a su detención en el domicilio donde reside, en avenida San Martín 2030. A pesar de no hallarlo en su casa, los uniformados procedieron a la aprehensión de una mujer identificada como Daiana Belén Sacco, de 31 años, y una menor de 16, quienes la emprendieron contra el personal policial, al igual que otro sujeto, también con antecedentes, identificado como Cristian Ramos, de 18 años, que resultó ser el tercer arrestado en el marco de estos incidentes y no se descarta que se lo impute también por el robo de armas en el centro de Reentrenamiento, ya que en un terreno baldío lindante al inmueble que se había visitado, hallaron las armas que todavía faltaban. 

Precisamente en ese baldío fue secuestrada una bolsa de nylon color negra que contenía una escopeta 12/70, una ametralladora FMK3 y respectivo cargador, 250 cartuchos calibre 9 mm, 2 cajas cartuchos antitumulto de 25 unidades y 3 sueltos, una caja 25 cartuchos SG y una balanza digital. 

Por su parte, Galván fue arrestado por otra comisión policial cuando se movilizaba en un auto marca Peugeot 206 por la calle Gomila 850.

“Precarización”
El fiscal Gabriel Lopazzo, titular de la investigación que permitió la recuperación de todos los elementos robados en este escandaloso episodio, como así también de otras pesquisas que han castigado la imagen de la policía en las últimas semanas, se refirió de manera específica a este último hecho, cometido, principalmente, merced a la ausencia del policía que debía estar de guardia cuando los ladrones llegaron a las dependencias de La Madrid al 1900. 

“Yo creo que la policía no es ajena a la precarización generalizada de todas las instituciones. Desde la preparación hasta la responsabilidad de los que ingresan. Evidentemente la policía ha ingresado a gente con escasa preparación y compromiso. Porque si un custodia, que está trabajando, abandona su lugar como si nada pasara, no pareciera que es alguien que se comprometió con la tarea que tenía que cumplir”, observó el representante del Ministerio Público que hoy planea indagar a Galván por el delito de “robo agravado por efracción” y no descarta sumar a Ramos a la sustanciación de este proceso. 

En ese sentido, Lopazzo recordó que los autores del robo dejaron tiradas la mayor parte de las cosas robadas, “o porque se llevaron mucho más de lo que podían acarrear o no se explica por qué lo hicieron”, pero eso sirvió como una pista para encontrarlos, “era evidente que si habían salido para ese lado e iban perdiendo cosas, los autores eran de la zona”, agregó. 

En la madrugada del pasado lunes, sujetos desconocidos violentaron una ventana del Centro de Reentrenamiento de la policía y se llevaron distintas armas y herramientas de trabajo, como así también algunos componentes de la Oficina de Drogas Ilícitas y la Planta de Verificación Policial (el único lugar al que no entraron fue a la oficina de la Zonal del CPR). 

Muchos de los faltantes fueron hallados en las inmediaciones, aunque anoche quedaban por encontrarse las dos armas y las municiones que aparecieron escondidas ayer en un baldío vecino a uno de los objetivos de la Justicia en esta investigación.