Opinión

Editorial

Fragilidades

06|06|21 09:58 hs.


La semana informativa en nuestro país comenzó en la sección del crimen internacional. Como en algún clásico capítulo de una novela de John Le Carré, los principales medios del país registraron la confesión de un banco suizo, cuyos funcionarios admitieron en los tribunales de Brooklyn (Nueva York, Estados Unidos) que llegaron a pagar un total de 36 millones de dólares en coimas que partían desde ejecutivos de empresas mediáticas hacia los principales dirigentes del fútbol sudamericano, para obtener beneficios en la adquisición de derechos de transmisiones de competencias futbolísticas en el subcontinente. Los buenos oficios de la profesional banca suiza Julius Baer, llegaron hasta Julio Grondona (presidente de la AFA entre los años 1979 y 2014) y a sus tres hijos. 

Pero los temas futbolísticos no abandonaron los últimos días, dado que finalmente se canceló el desarrollo de la Copa América en nuestro país. Una decisión abrupta, cuyo origen no quedo del todo claro. Lo cierto es que plantear un torneo en el contexto de la pandemia y de la grave crisis local, solo hubieses servido para seguir engrosando las arcas del no muy claro negocio del fútbol. Canchas vacías, solo nutridas de futbolistas, publicidades millonarias y derechos de emisión tan misteriosos como poco transparentes, hubiesen constituido el saldo e imagen de un negocio, que se sigue apoderando obscenamente del juego más lindo del mundo. 

En otro orden de cosas, y parafraseando criollamente al Hamlet de Shakespeare, algo ocurre en nuestro país con la discusión en torno a las vacunas. Objetivamente se regularizó su provisión y se duplicó la aplicación por día. Estos hechos son evidentes, incluso al leer distintos medios y luego del tedio que supone atravesar la parafernalia de titulares sugestivos y pirotecnia, según tengan afinidad o no con la actual administración. Sumado a esto, e insólito porque no ocurrió, en una mínima normalidad, el día viernes se hubiese convertido en un hecho relevante para el pais, al oficializarse la fabricación de la vacuna Sputnik V en nuestra nación a manos del laboratorio local Richmond. Debemos indicarlo: solo pocos países lo pueden hacer, porque para ello es necesario cierto desarrollo en ciencia, tecnología y logística. Nuestro país con su prestigioso complejo educativo – científico es uno de ellos. Es tan menor nuestra disputa de ideas, que nos resulta dificultoso reconocer lo que nos distingue y es motivo de orgullo. La duda mete la cola: esta actitud ¿es ignorancia, perfidia deliberada o una combinación de ambas? Vivimos sugestionados dentro de nuestros sesgos y grupos de pertenencia, lo cual nos impide ver más allá de los mismos. Qué duda cabe el afirmar que posiciones tan fraccionadas son tutoras de malas conclusiones y de análisis deficientes. El esfuerzo que los usuarios de medios realizan para distinguir los hechos de las impresiones sobre ellos, describe parte de una dificultad global, de la cual la Argentina no está exenta. 

Por otro lado, la confirmación de las elecciones PASO para el mes de septiembre y de las generales para noviembre, da cierta previsibilidad dentro de un panorama político que no brinda grandes novedades ni, hasta el momento, renovación en las candidaturas, tanto en la alianza gobernante como en la opositora. Es tal la complejidad de la situación económico-social que nadie quiere hacer olas que los lleven a cometer errores que los saquen abruptamente de una posible competencia electoral. Lo cierto es que la misma realidad debería obligar a la dirigencia política a ser más proactiva, ingeniosa y resolutiva que lo que ha demostrado hasta el momento. 

La coyuntura está llena de fragilidades, pero bien vista, exhibe algunas señales alentadoras en cuestiones de salud y de actividad económica. Todavía tenues en esta última área, pero suficientes como para equilibrar el derrotismo que parece hacerle creer a una sociedad asediada por sus problemas que no tiene destino. Porque las sociedades no son propiedad de tal o cual grupo político. Como tampoco de sus parciales y, muchas veces pobres, interpretaciones acerca de ella misma. 


Add space 300x250x2