Mónica Capellari, secretaria de Salud de San Cayetano

San Cayetano

San Cayetano

La víctima de Covid no es anónima, y generó mayor toma de conciencia

06|06|21 11:53 hs.

La ciudad de San Cayetano continua en fase 4 a partir de su actual situación epidemiológica, que la encuentra atravesando semanas estables, después de haber sido una de las primeras en sufrir la embestida de la segunda ola de coronavirus.


La médica Mónica Capellari, es secretaria municipal de Salud en el municipio administrado por el intendente Miguel Gargaglione, y en una entrevista con La Voz del Pueblo contó qué factores pudieron contribuir al amesetamiento de casos, que siguen siendo bajos en comparación con el resto de las comunas bonaerenses. 

“Cada deceso en una comunidad chica -de nueve mil habitantes- donde cada personas que se contagia es un vecino, un amigo, un familiar que tiene nombre y apellido, hizo que la comunidad se encuentre muy sensible”, explicó la reconocida obstetra tresarroyense. 

Dijo en ese sentido que ese “ha sido uno de los motivos que en la comunidad provocó una mayor toma de conciencia de las medidas que había que seguir -y que estamos siguiendo- para no contagiarnos”.

Contó además que se aplica en el distrito el aislamiento, una ‘herramienta’ que tiene mucha experiencia en ser requerida por la humanidad cada vez que se debió transitar momentos excepcionales. “Se supone que si el ser humano -que transmite el virus- no deambula, no circula, el virus no se va a transmitir. Esta es una medida sanitaria archiconocida y es una receta que el mundo utiliza”, indicó. 

En esa misma línea explicó que “la esperanza de la humanidad está puesta en estas cuestiones; en aislarnos bajo distintas modalidades entre más o menos exhaustivas o restrictivas. Es lo que se da en llamar el efecto acordeón, se abren y se cierran actividades apuntando a la menor circulación de las personas. La otra medida es la vacunación para poder generar anticuerpos”, afirmó la responsable de las políticas de sanitarias de San Cayetano. 

Otro elemento que puntualmente tuvo en cuenta la política pública sancayetanense es “la detección temprana”, para lo cual, dijo Capellari, “es un instrumento de trabajo para hacer testeos semanales, y aunque la mayor cantidad de los testeos en este momento dan negativo; a los pocos que podemos detectar como positivos se los aísla junto a sus contactos estrechos, y se realiza el intento de sostener la menor cantidad de casos”, precisó.

Sistema integrado 
No obstante, la secretaria de Salud, recordó que San Cayetano tiene muy presente el haber pasado por momentos de colapso de su sistema sanitario. “Tuvimos todas las camas ocupadas de terapia intensiva con pacientes covid, pero gracias al sistema integrado de emergencias sanitarias pudimos hacer las derivaciones que teníamos que hacer”, recordó.

“Realmente fueron momentos de mucha angustia; pensar que si teníamos un paciente más que necesitara asistencia respiratoria mecánica, no teníamos más recursos para ofrecerle. Pero el sistema público de Salud de la Provincia tiene un respaldo para ofrecer y absorber al paciente excedente del sistema de salud de San Cayetano”, sostuvo Capellari mientras repasó que esa situación generó una tensión que derivó en cansancio físico y angustia a nivel psicológico en el sistema local. 

“La vacuna es la salida”
La titular de la cartera sanitaria del municipio de San Cayetano respaldó además la campaña de vacunación. “Creo firmemente que la vacuna es la salida como herramienta a esta pandemia, con una inmunidad del 70 por ciento de la población, habrá inmunidad de rebaño y creo que el ser humano va a poder sobreponerse a la pandemia”, expresó. 

También consideró que los saldos negativos de la actual crisis sanitaria mundial son la enfermedad, sus posibles secuelas y los fallecimientos; pero que entre los positivos se encuentra el estar preparados para una nueva adversidad que la humanidad tenga que asumir. 

"Son aprendizajes que generalmente requieren de soluciones que no se toman en forma solitaria. Todos estamos en el mismo barco y dependemos del otro, y nos debemos al otro. Ojalá –después de esta pandemia- todos salgamos más humanos de lo que éramos antes de ella”, sentenció.