Gustavo Curia, titular de Vidriería Curia

La Ciudad

Día del vidriero

“Es un trabajo que uno ha desarrollado toda la vida”

11|06|21 08:35 hs.

El 11 de junio de 1944 se estableció en la República Argentina el Día del Vidriero, con el fin de reconocer esta actividad profesional que pronuncia la creatividad de un trabajo artesano. El vidrio es uno de los materiales más usados por la fabricación humana, por eso realza valor la importancia que tienen los vidrieros y sus técnicas en el desarrollo de sus habilidades para satisfacer las necesidades de sus clientes. 


En diálogo con La Voz del Pueblo, Gustavo Curia, referente de Vidriería Curia, ubicada en calle Larrea 173, manifestó que “acá estoy hace muchos años. Cuando estaba terminando la escuela primaria, arranqué junto a mi padre en esta pasión. Tengo 57 años y hace mucho que estoy en el rubro. Siempre estuve en este local, mi padre comenzó en otra época en otro lado. Cuando me inicié, estábamos acá en calle Larrea”. 

Gustavo Curia nació el 21 de diciembre de 1963. Su familia está compuesta por tres hijos; dos hombres y una mujer. Su esposa lo ayuda con el trabajo diario. Van juntos a la par y, ese, es el motor principal para seguir marchando. 

El trabajo diario lo va llevando de la mejor manera posible, dentro de un contexto complejo para todos. “Nos gusta lo que hacemos. Han ido pasando los años y seguimos hacia adelante, siempre con fe y optimismo. La situación no es fácil para nadie. No podemos bajar los brazos. Esto es un emprendimiento familiar, mis hijos me ayudan y mi señora también”, valoró Curia. 

Varios clientes son de Tres Arroyos, y otros tantos, de los campos presentes en nuestra zona. Además, cuenta con una vidriería en Claromecó, donde también captó una importante cantidad de clientes. “Vamos y venimos todo el tiempo. Nos manejamos bien junto a mi familia en este proyecto. Todo lo que sean obras, trabajos en máquinas agrícolas y cualquier trabajo vinculado al vidrio, es nuestra especialidad. Vamos al campo y también tomamos trabajos en obras de la ciudad, muchas ventanas y demás”, subrayó. 

Sus inicios en este camino fueron desde muy pequeño, donde dio sus primeros pasos junto a su padre. En este sentido, Curia expresó que “yo comencé desde chiquito. Me gustó el rubro y me entusiasmé con el paso del tiempo. Te quedas de lleno con todo lo que uno fue aprendiendo en el recorrido. Mi padre me ayudó muchísimo. Él falleció hace diez años y toda su vida se dedicó a lo mismo: ser vidriero. Seguimos sus pasos en mi caso y mi hijo, Ian, sigue el mismo legado. Es un orgullo”. 

La pandemia no hizo que su capacidad laboral se vea tan afectada como otros rubros. “Gracias a Dios el trabajo no paró. Estamos trabajando en gran forma y es importante. Siempre tomando los recaudos y las precauciones necesarias para poder seguir. Venimos trabajando bien. Durante plena pandemia me quedé un mes en la vidriera de Claromecó y mi hijo se quedó acá. Trabajar, seguimos trabajando siempre. Nunca hemos parado y eso uno lo valora, más en estos tiempos difíciles que corren”, rescató. 

En la localidad balnearia de Claromecó tiene su otra vidriería, a la cual nunca dejó de lado. “Voy todo el año, todos los viernes y me quedo hasta el lunes. En verano estoy mucho allá, porque acá cuento con la tranquilidad que se queda a cargo mi hijo, Ian. A veces, durante la semana, voy los días miércoles y me vuelvo los jueves por la mañana”, agregó. 

“Esta actividad representa profundo orgullo para mí. Es un trabajo que uno ha desarrollado toda la vida. Siempre me he manejado con responsabilidad y cumpliendo con la tarea laboral. Un negocio de toda la vida y de tantos años, nos ha dado resultados más que positivos. La gente eso lo valora y a uno lo pone contento”, afirmó Curia. 

Por último, brindó unas palabras de agradecimiento hacia todos sus clientes que lo han acompañado, y aún lo hacen, hasta el día de hoy. “Un saludo enorme y agradecimiento especial a todos los clientes en general y a mis colegas. Acá estaremos firmes siempre trabajando y dando lo mejor”. 

Vidriería Curia está ubicada en calle Larrea 173. Los teléfonos de contacto son 425625 y 15641882. En la localidad balnearia de Claromecó, está ubicada en calle 38 entre 39 y 41.

Te interesaría leer