Lewis Ritson-Jeremías Ponce, un combate que promete

Deportes

Pelea esta tarde, desde las 14

Ponce en una pelea eliminatoria

12|06|21 11:44 hs.

Por Fernando Sabatini (*)

Jeremías Ponce está listo para la chance más importante de su carrera, se medirá hoy por la tarde en Newcastle, Inglaterra, frente al local Lewis Ritson en doce asaltos. La cita podrá verse por DAZN -aplicación que se puede descargar desde el celular, Tablet o PC y abonar con tarjeta- a partir de las 14.

Será una eliminatoria mundial de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) de la categoría superligero, es decir, quien gane disputará el cetro que se encuentra en las manos de Josh Taylor, siempre y cuando éste no lo deje vacante. 

De ser así pelearía con el puertorriqueño Subriel Matías –vencedor del kazajo Batyrzhan Jukembayev por nocaut técnico en el octavo el pasado 29 de mayo, disputando los primeros puestos del ranking de mencionada entidad-. 

Ponce oriundo de José Mármol, a sus 24 años, siendo campeón superligero IBO (organización Mundial de Boxeo) está a un paso de una gran chance. 

La corona FIB está en manos del escoces Josh Taylor, como también tiene las otras tres (AMB, CMB Y OMB). Por ende, no deja de soñar, aunque sea lejana, la posibilidad de disputar esos cinturones, o al menos uno. 

El argentino oriundo de José Mármol, a sus 24 años, luce un palmarés de 27 triunfos, 17 de ellos por nocaut. Sabe bien lo que es salir de su país, dos de sus combates fueron en tierras extranjeras. En su primera excursión aterrizó en Italia derrotó por nocaut técnico en el noveno asalto al local Francesco Lomasto, y se llevó el título vacante Intercontinental FIB. 

En su segundo destino, venció por decisión dividida de los jueces a Rico Muller en Alemania. Cuenta con buenas actuaciones en nuestro país, pero en algunas presentaciones donde tuvo que demostrar no convenció. Como por ejemplo en su último combate el 11 de diciembre del año pasado, con Jonathan Eniz, boxeador que supo dificultar la noche de varios -excepto al tresarroyense Gustavo Lemos a quien noqueó técnicamente en tres-, logró complicar y provocar una caída que generó dudas.

Por su parte el británico, con 27 años de edad, posee un récord compuesto de 21 victorias, doce de ellas antes del límite y una derrota. En su última presentación, el 17 de octubre del 2020, derrotó en las tarjetas –dato que hay que tener muy en cuenta- al mexicano ex campeón mundial ligero FIB, Miguel Vázquez. Tras un combate parejo, incluso para muchos había ganado claramente el oriundo de Guadalajara, dos de los jueces declararon ganador por decisión dividida al local. 

Por otra parte, previo a ese combate derrotó al argentino German Benítez por puntos en decisión unánime. Su única derrota fue ante el italiano Francesco Patera, en las tarjetas de forma dividida, o sea, uno de los jueces en un combate claro lo vio ganador a Ritson. 

Con algunos golpes en contra en un combate que no será fácil, a favor, se puede decir que no es un rival para temer, pero quizás si a los jueces. 

Es un buen boxeador, aguerrido y con potencia, pero posee algunos defectos. En la ofensiva baja por demás la mano izquierda y cuando lo golpean queda muy estático con la guardia cerrada. "En la mayoría de las peleas ataca bien, pero no se sabe defender mucho. Cuando lo llevan hacia atrás él sólo se cubre o intenta cubrirse. No tiene muchos recursos en la defensiva. Yo creo que esa va a ser la ventaja mía", respondió Ponce a una pregunta que fue transmitida por Luciano Jurnet (TyC Sports) en un Instagram Live junto a Tomás Aguirre (Ringside en el Aire). 

Sin embargo, la confianza del argentino genera muchas ilusiones, teniendo en cuenta que cuando combatió fuera de Argentina triunfó. "Lo saco antes del noveno" afirmó con determinación el boxeador en un vivo de Instagram con Andrés Money (A la Vera del Ring), Marcelo González (TyC Sports) y Andrés Vázquez (La Nación) para el programa Planeta Boxing Radio. 

“Estoy muy bien, ya estoy en peso. Hicimos un entrenamiento fuerte y ahora estoy descansado y bien preparado para este combate. Miren la pelea porque va a ser muy linda. El hecho de que mi entrenador Alberto Zacarías no esté con nosotros es algo que no lo esperábamos, pero estamos bien preparado y tenemos la experiencia suficiente para llevar a cabo la pelea y que nada salga mal”, expresó Jere vía comunicación por WhatsApp con respecto al hecho de que su entrenador no haya podido viajar, pero si su hijo Patricio Zacarías. 

Las palabras llegaron a su fin, sólo restan horas para la gran verdad. Serán los puños los que hablen ahora y esperemos que sean los del argentino los que definan el pleito, quitándoles la posibilidad a los jueces de alguna maniobra o sorpresa. 

 (*) Fernando Sabatini, integrante de "Campeones en el Ring", Radio Libre AM 890 de Buenos Aires.